Nicaragua pierde sus recursos humanos más preciados debido a la represión orteguista

Médicos, abogados y campesinos resaltan entre los sectores de nicaragüenses obligados a refugiarse en Costa Rica

Doctor Ricardo Pineda, médico de Nicaragua, refugiado en Costa Rica. LA PRENSA/E. ROMERO

Una de las principales repercusiones que ha tenido la crisis sociopolítica de Nicaragua es la pérdida del recurso humano, debido a los miles de nicaragüenses que han sido obligados al exilio forzado, lo que impacta en la situación económica.

En Costa Rica donde está la mayor cantidad poblacional refugiada ha recibido 30 mil solicitudes de refugio de nicaragüenses, entre estos hay de todo tipo de profesionales, técnicos y campesinos. Destacan muchos médicos, abogados, enfermeras. Uno de los sectores que más resalta es el de unos 400 campesinos que tras la llamada Operación limpieza de los tranques, debieron huir por montañas para no ser arrestados, lo que representa una importante mano de obra que debió abandonar sus tierras.

LEA: Dramática situación de nicaragüenses refugiados en Costa Rica por represión de Daniel Ortega

El doctor Ricardo Pineda uno de los médicos que debió huir a la persecución desatada en su contra por cumplir con el deber de curar a heridos, explicó que solo en Costa Rica hay unos 25 médicos y una cantidad similar de estudiantes medicina.

En Costa Rica, “estamos sirviendo de facilitadores, aunque somos médicos allá (Nicaragua) nosotros no tenemos autorización por parte del Colegio Médico para ejercer aquí”. No obstante, en ese país buscan colaborar de otras maneras como clasificar medicamentos, limpiar clínica, y como ayudantes de otros médicos.

La semana pasada, Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, lamentó que la crisis sociopolítica ha llevado a miles de nicaragüenses a dejar el país.

“Esto incide fuertemente (en la situación económica), mucha de esta gente estaba trabajando en empleos formales, estaban afiliados al INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) y en término más general, este es un capital humano que el país pierde; el flujo de ingresos que esta gente ganaba se ha perdido, se ha perdido para siempre, si no regresa”, explicó Chamorro.

Por tanto, al problema económico que enfrenta en este momento Nicaragua, se le suma la pérdida del recurso más importante que tiene un país como es el recurso humano, sostuvo Chamorro.

El doctor Miguel López Baldizón, un nicaragüenses que desde hace diez años reside en Costa Rica, mencionó que han llegado médicos “muy preparados”, con especialidades en mano, o en cirugía abdominal. Por tanto, buscan alternativas de apoyo para que los profesionales de la medicina, por ejemplo, puedan ejercer en ese país, entre las organizaciones a las que han acudido están la Confederación de Colegios Médicos de Iberoamérica con quienes buscan un convenio para que los médicos nicas puedan obtener una autorización temporal.

Obligados a dejar todo

Una abogada del norte del país, que por temor prefirió no identificarse, confió que debió huir de Nicaragua, porque tras la captura de unos parientes que fueron llevados al Chipote.

Su familia fue circulada como autores de asesinatos y como narcotraficantes. Incluso en las redes sociales publicaron las fotografías de sus niños menores de diez años.

La abogada relató que debió dejar su vida cómoda, pues en Nicaragua su esposo poseía una empresa, pero dado la persecución que enfrentaban debieron dejar abandonado todo. “Soy abogada en Nicaragua, aquí no me sirve de nada”, lamenta la profesional quien relató que su esposo quien llegó primero a Costa Rica, durmió en las calles, o en el parque, para economizar el poco dinero que llevabay le daba miedo ocuparlo en caso que ella llegara con sus niños”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: