Cardenal Leopoldo Brenes: «Hemos pedido elecciones anticipadas y eso sería lo mejor»

El Cardenal Brenes dijo que Nicaragua vivía unos días de “una calma aparente” y muestra de ello es que ante el temor de que las revueltas regresen a las calles es que el Gobierno ha sacado a las calles a la Policía y sus seguidores para tomarse las rotondas.

Cardenal Leopoldo Brenes, durante la homilía. LA PRENSA/U.Molina

El cardenal Leopoldo Brenes Solórzano afirmó que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) sigue creyendo en el diálogo y el adelanto de las elecciones como solución pacífica a la grave crisis sociopolítica que, desde abril, ha causado “un enfrentamiento declarado” que tiene dividido a los nicaragüenses.

“Hemos pedido elecciones anticipadas y eso sería lo mejor”, afirmó el cardenal Brenes en una amplia entrevista con el suplemento Vatican Insider, del diario La Stampa, de Roma, Italia.

Además Brenes dijo que Nicaragua vivía unos días de “una calma aparente” y muestra de ello es que ante el temor de que las revueltas regresen a las calles es que el Gobierno ha sacado a las calles a la Policía y sus seguidores para tomarse las rotondas.

Le puede interesar: Cardenal Brenes pide elecciones transparentes

“Estos días de fines de octubre son de relativa calma en Nicaragua, sigue habiendo represión en diversas formas, despidos de los puestos de trabajo para quienes participaron en las protestas o se expusieron de alguna manera, algunos arrestos, pero no hay enfrentamientos ni muerte en las calles. Es una calma aparente. Todos están convencidos de eso, hasta el gobierno y sus bases militantes, que patrullan las rotondas y las plazas para que no vuelvan a convertirse en enclaves de nuevas protestas populares. El río de la revuelta puede volver a la superficie, la opinión más difundida es que el volcán, tarde o temprano, volverá a escupir lava incandescente”, advirtió.

Brenes reveló que durante un encuentro que sostuvo con el papa Francisco en junio pasado, este pidió a los obispos que no se alejaran del “camino del diálogo” para superar la crisis.

El cardenal Brenes en la entrevista con el Vatican Insider, publicada el viernes reciente, expresó que el primer paso para pacificar Nicaragua es que Ortega “escuche al pueblo que él debe servir”.

Lea además: Henry Ruiz: Daniel Ortega se “vuelve a equivocar” al atacar a la Iglesia Católica

“Que considere lo que le reclama. Que discierna bien. Que después tome una decisión que beneficie al pueblo. Que el día de mañana el pueblo se lo agradezca, porque ha tomado una decisión no solo en beneficio de sus partidarios sino para todo el pueblo de Nicaragua”, expresó Brenes.

El alto jerarca de la Iglesia católica dejó claro que ese reclamo del pueblo lo comparte la CEN. “Nuestro deseo es que el clamor del pueblo de Nicaragua, que quiere elecciones transparentes y limpias, sea escuchado. Como hombres de esperanza anhelamos que esa esperanza pueda verse realizada. Si así no fuera, caeremos en el precipicio que tenemos delante, con una comunidad que ya no podrá vivir en paz”, afirmó el cardenal al ser consultado cómo se imagina a Nicaragua en noviembre de 2021, cuando se deberían realizar elecciones.

“Hoy se ha formado en Nicaragua un muro que nos separa. Poco tiempo atrás nuestro país era más seguro que otros de América Central. Hoy, ya en horas de la tarde empieza a disminuir rápidamente la cantidad de gente en las calles, los mercados y centros comerciales se vacían, las personas se encierran en sus casas. Hoy nuestro país es completamente diferente a lo que era seis meses atrás. Los obispos lo dijimos: después de abril nuestro país es otro”, aseveró.

Lea también: Dictadura orteguista detrás de las amenazas al obispo Silvio Báez

El 7 de junio, en momentos álgidos de la represión del régimen contra las protestas ciudadanas, la CEN le planteó en una carta a Daniel Ortega el adelanto de las elecciones presidenciales, de legisladores y alcaldes para marzo de 2019, propuesta que incluyó un calendario de las reformas constitucionales que debían darse previamente.

Ortega rechazó esa opción y acusó a los obispos de “golpistas”. Desde entonces la dictadura mantiene una campaña de desprestigio en contra de la Iglesia católica y turbas orteguistas han agredido físicamente, insultan y asedien a sacerdotes y obispos. Varias parroquias han sido profanadas y los grupos de choque acompañados por la Policía Orteguista interrumpen las misas.

El papa les pidió insistir

Asimismo el arzobispo de Managua explicó al medio italiano que el papa Francisco, la última vez que conversaron en persona el 30 de junio, les pidió a los obispos nicaragüenses insistir en el diálogo como vía para encontrar la solución. “En el diálogo de más de una hora que tuve con él (Francisco), lo vi muy preocupado por la situación del país”, aseguró el cardenal.

Brenes y el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, viajaron al Vaticano a finales de junio pasado y tuvieron una audiencia privada con el pontífice donde hablaron sobre la crisis en Nicaragua y el papel de la Iglesia católica en el Diálogo Nacional, donde es mediadora y testigo.

Además: Hijos de Daniel Ortega en campaña sucia contra Obispo Silvio Báez

Según Brenes, en ese encuentro el papa Francisco les pidió “que no nos alejáramos del camino del diálogo” pues “él considera que es la única vía de salida” a la crisis en el país producto de la represión, la cual deja un saldo de más de cuatrocientos muertos, miles de heridos y quinientos presos políticos.

Brenes dijo que en ese encuentro con el pontífice “mantuvimos un diálogo amplio y noté que conocía bien la situación” de la violencia que se vive en Nicaragua, tanto por lo expuesto por los obispos como por el hecho que siendo de origen latinoamericano conoce la realidad del país, aunque nunca lo haya visitado.

Solidaridad con Báez

Los movimientos de autoconvocados pidieron a través de las redes sociales que la población acuda hoy domingo a las parroquias católicas a expresar su solidaridad con el obispo Silvio Báez y rechazar la campaña de odio que el régimen orteguista ha emprendido contra el prelado, a quien lo acusan de “golpista”. La dictadura está obligando a empleados públicos y a sus simpatizantes a firmar una carta dirigida al papa Francisco en la que acusan a Báez de practicar “una labor investigadora de violencia y desunión”.

“El poder enferma”

En la entrevista el periodista Alver Metallie, del Vatican Insider, le consultó al cardenal Leopoldo Brenes por qué creía que la Revolución sandinista se corrompe con el tiempo, a lo que el prelado católico respondió que es porque “el poder enferma”.

También: Monseñor Silvio Báez denuncia amenazas por redes sociales y presencia de motorizados en su casa

“Yo creo que el poder enferma. Tenemos que ser hombres del espíritu, para poder decir, en un momento determinado, ‘me retiro’, ‘aquí dejo’, ‘me hago a un lado’. Es la gran tentación que tenemos los seres humanos. El poder es como una droga que crea dependencia”, afirmó.

Para el presidente de la CEN el primer cambio que debe suscitarse para lograr la pacificación de Nicaragua es que exista una cultura de paz verdadera. “Todos hablan de paz, pero muchos usan la palabra a partir de una visión subjetiva que oculta intereses personales. Necesitamos entrar en una cultura de paz y en una cultura de diálogo, necesitamos una sanación del corazón”, expresó. “Después veo extremadamente necesaria la confluencia de cuatro elementos: escuchar, después discernir, reflexionar y actuar”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: