Icefi: Centroamérica no podrá cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Después de Nicaragua, Guatemala es la segunda economía que más requiere incrementar su gasto público destinado a cumplir los ODS, según el Icefi, dado a que actualmente solo destina el 12.1 por ciento del PIB para alcanzar los objetivos.

La metodología que el Gobierno utiliza para medir los niveles de pobreza en Nicaragua, ha sido fuertemente cuestionada por los economistas que dudan de los resultados. LA PRENSA/ OSCAR NAVARRETE

Nicaragua requerirá duplicar el actual gasto público en la próxima década para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantean entre otras metas haber acabado con la pobreza en todas sus formas en 2030, alcanzar mayores niveles de empleo pleno y productivo, así como combatir los efectos del cambio climático.

Lo anterior fue advertido por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), que señaló que dichos objetivos, pactados por los jefes de Estados que integran Naciones Unidas (ONU) en 2012, tampoco serán logrados por el resto de Centroamérica.

El análisis señala que El Salvador, Guatemala y Nicaragua deberían en 2030 lograr incrementos en su gasto público en torno al diez por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para cumplir los ODS, en tanto que Costa Rica y Honduras requerirían ajustarlo al alza en más del seis por ciento del PIB y Panamá en 5.4 por ciento.

Lea: Fideg prevé que caída de consumo agravará la pobreza en Nicaragua

Actualmente Nicaragua destina el 18.4 por ciento del PIB de su gasto público en las áreas que son claves para lograr los ODS, por lo que requeriría elevarlo a 28.5 por ciento, según estimaciones preliminares del Icefi.

¿En qué áreas se debe aumentar el gasto público? “Los Estados deben considerar incrementar gradualmente los recursos destinados al gasto público social con prioridad en los sectores de salud, educación, programas de erradicación de la pobreza extrema y algunos rubros de inversión pública en infraestructura, como red vial, agua y saneamiento, aumento de la producción de energía eléctrica y transformación de la matriz energética para adoptar la generación de energías limpias”, indica el reporte.

Después de Nicaragua, Guatemala es la segunda economía que más requiere incrementar su gasto público destinado a cumplir los ODS, según el Icefi, dado a que actualmente solo destina el 12.1 por ciento del PIB para alcanzar los objetivos.

Debido a que los recursos con los que cuentan los países como Nicaragua son limitados, el Icefi plantea una ruta para aumentarlos y destinar dinero en las áreas sociales que urgen.

Le puede interesar: Remesas reducen más pobreza en Nicaragua que los programas estatales

Entre 2020 y 2022, el Icefi sugiere suprimir los privilegios fiscales injustificados, disminuir la evasión fiscal, revisar la gestión y el gasto público; en paralelo analizar el marco de transparencia fiscal y políticas anticorrupción.

Luego entre 2023 y 2026 profundizar la reducción del gasto fiscal, aplicar un ajuste al alza en las tasas de los impuestos sobre la renta, en algunos países incremento al valor agregado o sobre ventas. Asimismo, elevar las acciones contra la evasión, “renovar los marcos de evaluación y planificación; implementación de políticas efectivas de transparencia y probidad; e implementación de reformas a los servicios civiles”.

Y finalmente entre 2027 y 2030, en algunos países se debe aplicar un segundo incremento en las tasas de los impuestos sobre la renta, al valor agregado o sobre ventas, y el “incremento significativo de la productividad de los impuestos sobre la renta y al consumo, con la institucionalización y vigencia permanente de mecanismos estrictos contra la evasión de impuestos”.

Y a medida que se logra aumentar el caudal de recursos públicos, el Icefi plantea que se debe avanzar en la aplicación de reformas estructurales en áreas como la modernización de la gestión pública, la planificación del desarrollo, la absorción doméstica de la nueva demanda del mercado y para la planificación y ejecución de planes con vocación ambiental.

Lea:Estudio demuestra que programas sociales del Gobierno no reducen la pobreza

“Estas medidas además de generar una mayor igualdad, tienen efectos positivos sobre el crecimiento económico y la generación de empleos, lo que redunda en más desarrollo y más garantías para la construcción de una Centroamérica democrática”, señala en su comunicado, basado en un análisis completo que presentarán en abril del próximo año.

Lo que plantean los ODS

Fin de la pobreza.

Hambre cero.

Salud y bienestar para todos.

Educación de calidad.

Igualdad de género.

Agua limpia y saneamiento.

Energía asequible y no contaminante.

Trabajo decente y crecimiento económico.

Industria, innovación e infraestructura.

Reducción de las desigualdades.

Ciudades y comunidades sostenibles.

Producción y consumo responsable.

Acción por el clima.

Vida submarina.

Paz, justicia e instituciones sólidas.

Alianza para lograr los objetivos.