INSS deja de captar unos C$374 millones por merma de afiliados hasta septiembre

Es decir que como consecuencia de la crisis sociopolítica, 142,181 trabajadores han dejado de cotizar al Seguro Social.

En 2006, antes que asumiera la Presidencia Daniel Ortega, el INSS requería 197.8 millones de córdobas para pagar su planilla y 1,126.5 millones para la adquisición de bienes y servicios. En la fotografía, miembros de la Juventud Sandinista apostados en las afueras de la sede central de la institución. LA PRENSA/ CARLOS VALLE

En 2006, antes que asumiera la Presidencia Daniel Ortega, el INSS requería 197.8 millones de córdobas para pagar su planilla y 1,126.5 millones para la adquisición de bienes y servicios. En la fotografía, miembros de la Juventud Sandinista apostados en las afueras de la sede central de la institución. LA PRENSA/ CARLOS VALLE/ ARCHIVO

Al menos 374 millones de córdobas (unos 11.9 millones de dólares) habría dejado de captar el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) por la fuga de 166,640 afiliados hasta septiembre de este año, según cálculos basados en cifras oficiales.

Desde diciembre del año pasado, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social ha visto mermar con mayor celeridad a medida que han pasado los meses su base de afiliados, situación que agrava su crisis financiera, que este año alcanzará su sexto periodo consecutivo acumulando pérdidas de sus reservas.

Según estimaciones financieras, la masa salarial sobre la cual se calculan las cotizaciones globales al Seguro Social se ha mermado en unos 1,626.2 millones de córdobas por la salida masiva de cotizantes. Sobre ese saldo se calculó la tasa de cotización global de la Seguridad Social, explica uno de los economistas que realizó la estimación y que prefiere no ser citado.

Es decir que si el INSS no hubiese experimentado una salida gradual de cotizantes —que se ha profundizado con la actual crisis sociopolítica—, los ingresos hasta agosto hubiesen sido mayor en 374 millones de córdobas que el saldo actual. Hasta el mes de referencia, los ingresos totales sumaron 17,115.8 millones de córdobas.

Lea:  ¿Por qué el INSS está en crisis? Su situación es peor de lo que parece

Es decir que el déficit operativo del INSS en lugar de ubicarse en 1,156.3 millones de córdobas hasta agosto sería de unos 782.3 millones de córdobas.

La salida de cotizantes del INSS se ha profundizado en los últimos siete meses del año, debido a que la economía nacional está en recesión como consecuencia de la crisis sociopolítica.

En diciembre del año pasado, por ejemplo, Nicaragua aún estaba creciendo, pero el INSS comenzó a perder afiliados, ese mes se fugaron 7,531 asegurados.

Luego en enero, esa pérdida en el INSS se incrementó a 10,224 y en febrero a 16,371 trabajadores. Un mes antes del estallido de la crisis, es decir en marzo, la reducción de afiliados ya alcanzaba 24,459.

Sin embargo cuando estalló la crisis en abril, la pérdida de afiliados ya sumaba 42,828 trabajadores; en mayo fueron unos 67,932 asegurados.

Lea: INSS ordena aumentar aporte de trabajadores y reactiva deducción del 5% a pensionados

Ya en junio la merma de cotizantes había sobrepasado los cien mil trabajadores y se ubicó en 110,896, y en julio continuó la “hemorragia” de afiliados, alcanzando los 144,026 y en agosto 158,806 trabajadores habían salido del INSS.

Es decir que como consecuencia de la crisis sociopolítica, 142,181 trabajadores han dejado de cotizar al Seguro Social. Según estimaciones de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, 417 mil nicaragüenses habían perdido su empleo en lo que va de la crisis, de los cuales 127 mil aún estaban en el desempleo hasta septiembre, otros se han insertado en empleos temporales y de bajos ingresos en el sector informal.

Déficit sigue creciendo

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) cerró agosto con 1,307.6 millones de córdobas en déficit financiero global después de donaciones, lo que representó un aumento de 185 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado, según cifras publicadas por  el Banco Central de Nicaragua. Entre enero y agosto del año pasado, el déficit del instituto sumaba 459.1 millones de córdobas, después de donaciones. Este año el hueco financiero en similar lapso es de 847.8 millones de córdobas adicionales.

Le puede interesar: Gobierno admite “parche” al INSS y advierte que habrán más ajustes dentro de 5 años

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: