Avalancha de solicitudes para el programa de lotes Bismark Martínez

Escritorios bajo toldos son las oficinas improvisadas que ha habilitado la Alcaldía de Managua en el Zumen para la recepción de solicitudes del programa que consiste en la entrega de lotes a precios bajos

Estas son las oficinas improvisadas para entregar solicitud para un lote. LA PRENSA/U.MOLINA

Estas son las oficinas improvisadas para entregar solicitud para un lote. LA PRENSA/U.MOLINA

Escritorios bajo toldos son las oficinas improvisadas que ha habilitado la Alcaldía de Managua en el Zumen para la recepción de solicitudes del programa Bismark Martínez, que consiste en la entrega de lotes a precios bajos.

Este programa surgió a raíz de la invasión a propiedades privadas que instó y consintió el régimen de Daniel Ortega y luego ordenó el desalojo masivo, como maniobra para callar a los empresarios que habían alzado su voz en la rebelión cívica.

Las autoridades municipales no han brindado informes de cuántos han aplicado a la fecha al programa, pero a diario se ven decenas de personas llevando sus papeles en un folder y entregándoselos a empleados de la comuna para su posterior análisis.

Para tener una idea de la magnitud del programa, el cual lleva el nombre de un trabajador de la Alcaldía de Managua que supuestamente fue secuestrados en un tranque y que ahora es utilizado con fines políticos, según la alcaldesa de la capital, Reyna Rueda, cada año se entregarán entre 4,000 y 5,000 lotes en el municipio.

Las autoridades de la comuna han informado que para aplicar al programa se debe tener un ingreso no mayor de 15,000 córdobas, que la persona no posea casa, tener de habitar en la capital al menos tres años, presentar una negativa de bienes vacuna del núcleo familiar, boletín del colegio de los hijos y una carta dirigida al régimen de Daniel Ortega.

El programa Bismark Martínez se ha extendido al resto del país y en el caso de la ciudad capital cada lote tiene un costo de 1,500 dólares, que se pagará en cuotas de 20 dólares mensual.

De acuerdo al régimen, el costo real de cada terreno, que incluye la conexión a los servicios básicos, es de 2,000 dólares, es decir que 500 dólares es asumido por las alcaldías donde se desarrolla.