Costa Rica advierte que Ejército de Nicaragua no puede usar territorio tico para ingresar a Harbour Head

La Cancillería costarricense recordó que el fallo de la Corte Internacional de Justicia, del 2 de febrero de 2018, declaró que “la laguna de Harbor Head es un pequeño enclave dentro del territorio de Costa Rica”

litigios fronterizos, Nicaragua, Costa Rica, La Haya

La isla de Harbour Head quedó enclavada en medio de tierra, agua y manglares costarricenses. LA PRENSA/ARCHIVO

La cancillería de Costa Rica le advirtió al gobierno de Daniel Ortega de que su Ejército no puede utilizar territorio costarricense para ingresar a la laguna nicaragüense Harbour Head, la cual está enclavada en el extremo norte de isla Calero, frente al mar Caribe.
Así se lo manifestó la canciller  Lorena Aguilar, a su par nicaragüense, Denis Moncada, en una carta diplomática enviada la noche del miércoles, reveló el Diario La Nación de Costa Rica.

La advertencia surgió luego de que Ortega envió al Congreso de su país un proyecto de ley para declarar refugio de vida silvestre la laguna, encargando el resguardo del humedal al Ejército de Nicaragua. La canciller le advirtió a Managua de que “el mar al que se hace referencia en el proyecto de ley nicaragüense, a su vez constituye mar territorial de la República de Costa Rica”. El Ejército no puede ingresar a la laguna haciendo uso de territorio costarricense, enfatizó Costa Rica en la nota, de acuerdo a la publicación del medio costarricense.

Lea: Daniel Ortega declara  refugio silvestre a Harbour Head, lo que puede provocar un conflicto diplomático con Costa Rica.

“Si el ingreso es por el mar territorial costarricense y la barra de arena de la Laguna, tal acceso de Nicaragua estará sujeto a las reglas del paso inocente, regulado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”, cita la carta diplomática. Según dicha convención, el paso se considera inocente mientras “no sea perjudicial para la paz, el buen orden o la seguridad del Estado ribereño”. Se considera perjudicial cualquier paso que implique ejercicio o práctica con armas de cualquier clase o el lanzamiento, recepción o  embarque de dispositivos militares, así como cualquier acto destinado a obtener información en perjuicio de la defensa o la seguridad del Estado ribereño. “Cualquier otro ingreso a la Laguna que no sea por el mar territorial costarricense y la barra de arena de la Laguna, deberá cumplir con los requerimientos de la legislación costarricense que regulan el ingreso de extranjeros al país”, añadió el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica.

El proyecto dice: “Mediante la declaración de Refugio de Vida Silvestre Laguna Harbor Head, Nicaragua estará aportando a la consolidación de los elementos ecológico y biológicos en el Corredor Biológico San Juan-Parque Nacional Tortuguero, en la Costa Caribe de estos dos países”.

Además: Excanciller Norman Caldera dice que ley que declara Harbour Head refugio silvestre no es oportuna

Cancillería costarricense recuerda el fallo de la Corte Internacional de Justicia

La Cancillería costarricense recordó que el fallo de la Corte Internacional de Justicia, del 2 de febrero de 2018, declaró que “la laguna de Harbor Head es un pequeño enclave dentro del territorio de Costa Rica”. Si bien Costa Rica se manifestó de acuerdo en apoyar “cualquier iniciativa que contribuya a la protección del medio ambiente” y en la “mejor disposición de cooperar”, advirtió de que “permanecerá vigilante de que no se menoscabe su soberanía nacional en la zona”.

En el 2016, la Corte Internacional de Justicia ratificó la soberanía de Costa Rica sobre isla Calero y, en el 2018, cuando definió los límites marítimos entre ambos países, dejó en claro que el cuerpo de agua de Harbour Head y la barra de arena que la divide del mar son nicaragüenses.

Desde el 29 de noviembre, el gobierno de Ortega impulsa en el Congreso, en Managua, una “iniciativa de Ley que declara y define la laguna Habour Head como refugio de vida silvestre”.

El proyecto encarga al Ejército el resguardo del humedal y ordena un mayor control de Nicaragua sobre su propia laguna, al dejar su manejo y conservación al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena). El texto también sugiere, a través de la conservación ambiental, investigaciones científicas, desarrollo pesquero e infraestructura en turismo de comunidades aledañas, y establecimiento de áreas limitadas con fines educativos para «que el público” aprecie las características del hábitat que se protege.

Lea También: Verdades y lecciones de Harbour Head

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: