Nicaragua, uno de los países más complicados para hacer negocios en Latinoamérica

Iniciar un negocio en Nicaragua no es seguro, este año este indicador retrocedió cuatro puntos y pasó del puesto 138 al 144, es decir que cada día es más complicado iniciar un negocio en el país.

Nicaragua (sin incluir los efectos de la crisis sociopolítica) es el país de Centroamérica donde es más complicado hacer negocios. LAPRENSA/ARCHIVO

Nicaragua sigue siendo uno de los países más complicados para hacer negocios en Latinoamérica, según el ranking mundial Doing Business 2019. El país retrocedió ubicándose en el puesto 132 de 190 países evaluados y obtuvo una calificación de 55.64 de 100.

El ranking mundial evalúa diez componentes sobre la regulación: para iniciar un negocio, tratar de conseguir permisos de construcción, obtener electricidad, registrar propiedades, obtener crédito, proteger a los inversionistas minoritarios, pagar impuestos, comercio a través de las fronteras, hacer cumplir los contratos y resolver la insolvencia.

Asimismo mide las características de la regulación del mercado laboral, aunque no presenta clasificaciones de las economías en los indicadores de regulación del mercado laboral.

Lea:Alquiler de locales, otro negocio golpeado por la crisis en Nicaragua

En la edición anterior del estudio, Nicaragua ocupó la posición 131 de entre 190 países y una calificación de 55.39 que “no es comparable” con la de este año, ya que, según el Banco Mundial, se cambió la metodología de evaluación.
No obstante en el 2017, Nicaragua ocupó la posición 127 de entre 190 países, es decir que en dos años ha retrocedido cinco puestos.

Se deterioran componentes

De los diez componentes se muestra un deterioro más pronunciado en: iniciar un negocio, el manejo de permisos de construcción, el registro de la propiedad y la resolución de insolvencia.

El manejo de permisos de construcción se ubicó en el puesto 177, mientras que en el estudio anterior se encontraba en el puesto 174. El ranking 2019 señala que el manejo de permisos se vio afectado por el incremento en el número de permisos requeridos, así como en el tiempo y el costo.

Iniciar un negocio en Nicaragua no es seguro, este año este indicador retrocedió cuatro puntos y pasó del puesto 138 al 144, es decir que cada día es más complicado iniciar un negocio en el país.

Lea:Crisis sociopolítica en Nicaragua agarró en su peor momento a la construcción privada

Sin incluir los efectos de la crisis

Por otra parte se observan mejoras en dos componentes la protección a inversores minoritarios y obtención de créditos, cabe destacar que este ranking va con un año de retraso, lo que indica que los factores sociopolíticos que están afectando la economía aún no han sido tomados en cuenta.

El Banco Mundial que saca cada año este ranking, en octubre dio a conocer que la economía de Nicaragua se contraerá este año un 3.8 por ciento y el próximo año un 0.5 por ciento en 2019, dejando atrás la senda de crecimiento de los últimos ocho años, cuando el indicador tuvo su piso en 4.4 por ciento (2010) y su pico en 6.5 por ciento (2012).

En ese entonces el Banco Mundial, dijo que ha redoblado esfuerzos de fiscalización para controlar el manejo y uso de los fondos que han entregado al régimen, de manera que estos no se usen para otros fines para los cuales han sido desembolsados o activos que hayan financiado.

“Desde luego la incertidumbre hacia adelante limita nuestra capacidad de seguir trayendo cosas nuevas al programa (que Nicaragua tiene con el BM), entonces más bien estamos en una modalidad de operación donde estamos cuidando mucho lo que existe, más que pensando en cosas nuevas, lo que hasta cierto punto es preocupante”, dijo en esa ocasión Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Las previsiones del Banco Mundial reflejan que Nicaragua será el único país en Centroamérica que éste y el próximo año no experimentará crecimiento económico, pasando de esa manera de la economía que más crecía en el istmo en los últimos años a la única que se queda atrás.

“Se espera que América Central y el Caribe continúen creciendo a un buen ritmo (2.8 por ciento y 3.7 por ciento, respectivamente, con un crecimiento en América Central que se verá mermado por la crisis política y económica que sacude a Nicaragua)”, señala el BM.

Lea:Crisis en Nicaragua derrumbó la inversión extranjera en la primera mitad del año

El último de la región

Además de ocupar el último puesto —entre los países de Centroamérica del ranking del Doing Business 2019—, los indicadores que reflejan mayor desventaja para Nicaragua con respecto a sus vecinos son manejo de permisos de construcción, registro de propiedades, obtención de electricidad, obtención de crédito y protección a los inversionistas minoritarios. En definitiva, el estudio económico arroja que los retos de Nicaragua son grandes para poder igualar los alcances de la región centroamericana.

Inversión extranjera cae

Datos recientes del Banco Central de Nicaragua, arrojaron que la crisis sociopolítica provocó en el segundo trimestre de este año un derrumbe estrepitoso en la llegada de inversión extranjera directa. De tal manera que, entre abril y junio de este año, al país ingresaron 17.2 millones de dólares, inferior a los 411.2 millones de dólares en el primer trimestre de este año y a los 114.7 millones de dólares en igual periodo del año pasado.

Nicaragua no había registrado en la década niveles de ingresos de inversión extranjera por trimestre tan bajos como entre abril y junio de este año.

Desde el 2006 hasta el primer trimestre de este año, el ingreso de inversión extranjera trimestral más bajo fue en los primeros tres meses de 2007, cuando llegaron 58.8 millones de dólares. Esto coincidió con el retorno al poder de Daniel Ortega, lo que generó pánico en Nicaragua por el agrio recuerdo que este dejó en los años ochenta

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: