Fuertes vientos azotan a Nicaragua

Se espera que las fuertes rachas de vientos se mantengan en los próximos meses, como efecto de los vientos alisios.

Se esperan fuertes rachas de viento, debido a la combinación de bajas y altas presiones sobre el territorio nacional. LAPRENSA/URIEL MOLINA

Ráfagas de viento de hasta ochenta kilómetros por hora podrían registrarse en el Pacífico sur del país, como efecto de los vientos alisios que tradicionalmente inciden sobre el territorio nacional los primeros meses del año, explicó el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira.

El experto indicó que la intensidad en los vientos se percibe desde mediados de diciembre y se espera que se mantengan, incluso es probable que aumenten su velocidad en los siguientes meses.

En el centro del país las ráfagas ocasionales de viento podrían oscilar de 55 a 88 kilómetros por hora, mientras que en la franja del Pacífico de 37 a 77 kilómetros por hora, siendo más intensas en el municipio de San Juan del Sur, Rivas, y en el departamento de Carazo.

Los vientos con su velocidad normal se mantendrán para el Pacífico de 31 a 51 kilómetros por hora, pero en Rivas se espera entre 44 y 62 kilómetros por hora.

Lea además: Ineter advierte a la población ante fuertes vientos en Nicaragua

Mientras tanto, en el Caribe el viento se espera que se mantenga de 28 a 39 kilómetros por hora, pero también se pueden presentar ráfagas intensas, advirtió Moreira.

El experto aclaró que la intensidad en el viento es característica de la época seca. Sin embargo, esta condición climática no significa que puedan presentarse lluvias, principalmente en el Caribe y algunas lloviznas en la zona central del país.

Vientos alisios podrían aumentar las rachas en las próximas semanas.
LAPRENSA/URIEL MOLINA

Poca incidencia de frentes fríos

Moreira explicó que además de la incidencia de los vientos alisios sobre el territorio nacional, persiste combinación de altas y bajas temperaturas debido a las condiciones de frentes fríos, como por ejemplo el frente frío número 21 que está semiestacionario en el Golfo de México.

Explicó que ningún frente frío ha afectado al país de forma directa, lo mismo que pasa con toda la región centroamericana.

La aparición de estas masas de aire frío provoca que la temperatura baje en el último mes del año, siendo más evidente en las zonas altas del país, en especial, Jinotega, Madriz, Estelí, donde la temperatura ha bajado hasta 14 grados centígrados.

Lea también: Meteorólogos pronostican más frío y fuertes vientos

Efectos de vientos

Los vientos alisios se mueven del este hacia el oeste, explicó el especialista. La ocurrencia de estos son una de las causas de las tolvaneras (nubes de polvo) que generalmente se producen en la zona de León, debido a lo descubierto del suelo.

Moreira también alertó sobre la prevención que se debe tener con respecto a la caída de árboles, ya que muchos ceden ante la fuerza del viento; dicha medida también aplica para el tendido eléctrico y rótulos publicitarios.
Mientras que en el mar se deben tomar las precauciones necesarias, ya que los fuertes vientos pueden afectar a los barcos de poco calado, causando accidentes marítimos, explicó Moreira.

En el 2017 la incidencia de los frentes fríos inició en octubre, lo que provocó la generación de precipitaciones, que junto a otros fenómenos climáticos afectaron al país, dejando anegaciones y daños en la infraestructura vial.
En Managua las rachas de viento podrían alcanzar hasta sesenta kilómetros por hora.

Lea además: Fenómenos naturales amenazan a Nicaragua todo el año

Calor y frío en el país

En la zona de occidente la temperatura se espera que se mantenga de 33 a 37 grados centígrados, mientras que en Managua esta puede oscilar entre 32 y 35 grados centígrados, explicó el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira.

Cabe mencionar que al inicio del año, predominan los vientos alisios que provocan ráfagas fuertes en todo el país.
En el 2017, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), que trabaja bajo la orientación del régimen orteguista, recomendó que la población reforzara puertas y ventanas con madera y cinta adhesiva, además de la poda de árboles muy altos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: