Las cinco claves de la coronación de León

León encontró la cima por tercera vez en la Liga Profesional. Empezó congelado en el primer partido de la serie final y terminó rompiendo el hielo hasta clavarle cuatro partidos consecutivos a los Tigres

Luis Mateo fue el pitcher ganador del último desafío. LAPRENSA/URIEL MOLINA

León encontró la cima por tercera vez en la Liga Profesional. Empezó congelado en el primer partido de la serie final y terminó rompiendo el hielo hasta clavarle cuatro partidos consecutivos a los Tigres, que no le bastó con la gesta de eliminar al Bóer para asustar a los metropolitanos. Acá te presentamos las cinco claves de la coronación de León.

Keurys de la Cruz. LAPRENSA/URIEL MOLINA

1. Mateo muestra su liderazgo

Lo más reciente es lo de Luis Ángel Mateo. Tomó las riendas del quinto partido en modo venganza. Perder en León le dejó una sensación de frustración al dominicano. A pesar que se sostuvo durante seis entradas, las cuatro carreras que permitió en el arranque y una monumental salida de Carlos Teller silenciaron las gradas. No obstante, Mateo será recordado por la afición leonesa al lanzar juego completo en el partido de la coronación. Solo dos carreras permitió e hizo desfilar a 11 bateadores de manera consecutiva.

Emanuel Meza. LAPRENSA/URIEL MOLINA

Te puede interesar:  Los 14 campeones de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua

2. Meza irrumpe de forma sorpresiva

El nombre de Emanuel Meza no llama mucho la atención. Pero en la serie final se convirtió en figura. El joven solo conectó dos imparables, pero fueron cuadrangulares e impulsó seis carreras. Y todavía se encargó de definir el cuarto desafío, el cual desmoralizó a los Tigres. Ese jonrón de tres carreras en la novena entrada en Chinandega, con un estadio colmado de fanáticos y sepultando todo el trabajo implacable de Carlos Teller, fue una estocada que aún mantiene sangrando a los subcampeones.

Britton es puesto out en tercera. LAPRENA/URIEL MOLINA

3. Allen y Vásquez hablan con el madero

Si desde un principio León saltaba como favorito, la incorporación de Luis Allen y Wuilliams Vásquez le dio más peligrosidad a la línea de ataque. Allen fue el Jugador Más Valioso, conectó de imparables en todos los partidos y terminó con un estratosférico .571 de promedio, con un cuadrangular, tres carreras impulsadas y tres anotadas. Entretanto Vásquez superó el amargo debut en el primer partido, en el cual se le vio lento y nervioso en la segunda base. Cambiado de posición reflejó más seguridad y terminó siendo el segundo mejor bateador con .333, tres impulsadas y cuatro anotadas.

4. Soliman y Paredes responden

El derecho Manuel Sóliman llegó a Chinandega a imponer su velocidad en el segundo duelo. No solo ganó el segundo encuentro de la serie, sino que le regresó la confianza a León ganando el primer juego para emparejar la serie. Soliman permitió un jonrón y tres imparables en seis entradas, entretanto el bateo hacia su trabajo de darle el triunfo. Dejar sin aliento a los Tigres cuando la inspiración estaba por los cielos. Asimismo, Willy Paredes con su aporte de cinco entradas y dos carreras, una de ellas limpia le dejó el terreno servido a los relevistas para ponerse adelante en la serie durante el tercer encuentro.

Henry Roa habla con Keury de la Cruz, Benjamín Alegría y Ofilio Castro. LAPRENSA/URIEL MOLINA

Lea además: Sandy Moreno nombrado mánager de los Indios del Bóer

5. El relevo y la dirección

Sería injusto no señalar a los relevistas como parte fundamental de la coronación. Solamente Milton Benavides y Estaban Pérez fueron sacudidos y Jorge Bucardo en su primera aparición. Este último tuvo tiempo de reinventarse y ser clave en el cuarto desafío cuando remató el partido. Además, Jesús Garrido no permitió carrera en 1.2 entradas al igual que Elías Gutiérrez, mientras Jimmy Bermúdez no cedió carreras en cuatro entradas. Por último Onassis Sirret, quien relevó a Ronald Medrano cumplió en su nuevo rol como relevista largo. Por otro lado, el manejo de los lanzadores y los cambios en la alineación fueron decisiones de Sandor Guido, el elemento clave para que todo este engranaje funcionara.