Restaurantes con 50 por ciento menos en ventas en el 2018

Las ventas mejoraron en diciembre con respecto a noviembre, aunque con respecto a diciembre del 2017 estas aún quedaron por debajo de ese dinamismo

En el 2018 varios dueños de negocios se vieron obligados a cerrar, debido a la caída de las ventas, como consecuencia de la crisis sociopolítica que deprimió el consumo interno y ahuyentó la llegada de turistas. LAPRENSA/ARCHIVO

Debido a la crisis sociopolítica en Nicaragua que lleva 277 días, el sector de restaurantes y bares cerró el 2018 con una reducción de hasta el cincuenta por ciento en sus ventas con respecto al 2017, según datos de la Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires).

René Hauser, presidente de Canires, señaló que las ventas mejoraron en diciembre con respecto a noviembre, aunque con respecto a diciembre del 2017 estas aún quedaron por debajo de ese dinamismo.

“Nos han expresado que en diciembre hubo un incremento promedio del 12 por ciento versus el mes anterior (noviembre), sin embargo se cerró el año con un cuarenta o cincuenta por ciento por debajo en comparación con el 2017. No obstante, algunos negocios repuntaron más que otros”, sostuvo Hauser.

Lea: Llegada de cruceros no es suficiente para reactivar la actividad turística en Nicaragua

La caída prevista por el sector implicará una merma de más de cuarenta millones de dólares, comparado con lo que lograron en 2017.

Los hoteles y restaurantes han sido fuertemente afectados porque dependen del turismo extranjero y desde que inició la crisis distintos países pusieron advertencia o alerta de no viajar a Nicaragua, debido a la violencia que se había generado, tras las protestas hacia el régimen del mandatario Daniel Ortega.

Situación financiera

Se conoce que la situación de los dueños de restaurantes y bares es preocupante porque muchos están endeudados y tienen cargas financieras muy altas, como el pago de los impuestos y de servicios básicos.

“Desde la Cámara de Restaurantes hemos hecho gestiones para ayudar a nuestros afiliados, solicitando a las instituciones gubernamentales pertinentes, se le brinde un trato especial a nuestros socios y hemos encontrado instituciones que están muy anuentes a dar ese trato especial. Sin embargo, otras han sido renuentes y no nos han recibido aún”, sostuvo Hauser.

Lea:Restaurantes lamentan éxodo de mano de obra tras la crisis que vive Nicaragua

Más de 30 por ciento cerró

Desde la crisis de los 2,500 restaurantes que registra la Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires), cerca de ochocientos han cerrado, es decir, un 32 por ciento.

El sector turismo genera anualmente unos 120 mil empleos, de los cuales se han perdido setenta mil puestos entre hoteles, restaurantes y turoperadoras.

El Índice Mensual de la Actividad Económica hasta septiembre del año pasado-el dato más actualizado del Banco Central- del sector hoteles y restaurantes experimentó una caída de 17.7 por ciento debido a menor llegada de viajeros internacionales.

Hauser sostuvo que este 2019 se proyecta que las ventas en los bares y restaurantes mejoren.
Economistas advierten que mientras no se llegue a un acuerdo político, la situación económica se va ir deteriorando, sobre todo por la reciente sanción impuesta por los Estados Unidos a Nicaragua, con la aprobación de la Nica Act, en diciembre del año pasado.

Lea:Tímida mejora en las ventas de los restaurantes

Otros sectores afectados

En relación con los pequeños hoteles, recientemente la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) dio a conocer que en promedio la ocupación se mantuvo entre un 5 y 10 por ciento desde que inició la crisis en abril de 2018.

Mientras que los hoteles grandes cerraron el 2018 con 41 por ciento menos en ventas y la ocupación promedio del año fue 38.4 por ciento, cuando en años anteriores su ocupación andaba en un 65 por ciento.

La crisis sociopolítica también afectó a quienes se dedican a la renta de vehículo, que por lo general eran alquilados por extranjeros. El 2018 se cerró el año con 35 por ciento menos de flota, un treinta por ciento menos de trabajadores, un treinta por ciento menos de sucursales y un cincuenta por ciento menos en ventas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: