Delegación de eurodiputados visita cárcel «La Esperanza» y El Chipote para hablar con los presos políticos

La delegación conversó con los periodistas Miguel Mora Barberena y Lucía Pineda Ubau, director y jefa de presencia respectivamente del Canal 100% Noticias, informó Valeska Valle, miembro de la Alianza Cívica Nicaragüense

En su tercer día de misión en Nicaragua, los diputados del Parlamento de la Unión Europea visitaron la cárcel de mujeres «La Esperanza», ubicada en Tipitapa, para conversar con las presas políticas, entre ellas, la dirigente estudiantil Amaya Coppens. 

La delegación llegó al centro penitenciario a las 8:40 de la mañana escoltados por una patrulla de la Policía Orteguista (PO) y estuvo por dos horas en le lugar.

Puede leer: Delegación de eurodiputados se reúnen con representantes del régimen de Daniel Ortega

Los diputados también visitaron las celdas de El Chipote y conversó con los periodistas Miguel Mora Barberena y Lucía Pineda Ubau, director y jefa de presencia respectivamente del Canal 100% Noticias, presos desde diciembre pasado, informó Valeska Valle, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) se reunieron en un hotel de Managua con los eurodiputados como parte de la agenda prevista a desarrollar. Carlos Tünnerman, mienbro de la UNAB, aseguró tras el encuentro que los eurodiputados le están dando una nueva oportunidad de razonar al régimen de Daniel Ortega.

Lea además: Asesor del Secretario de Estado de Estados Unidos se reúne con Daniel Ortega

La delegación tenía previsto reunirse con estudiantes miembros de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), sin embargo el encuentro no se dio, confirmó Valle.

Los diputados están en Nicaragua desde el miércoles para “evaluar la crisis política y social que atraviesa Nicaragua y apoyar un proceso de diálogo para restaurar el orden democrático en el país”, según han expresado por medio de las redes sociales.

Los eurodiputados se reunieron este jueves con los padres de Coppens, quien tiene nacionalidad belga y nicaragüense; y es señalada por el régimen orteguista de los supuestos delitos de terrorismo, secuestro simple, tenencia ilegal de armas de fuego, robo agravado y entorpecimiento al servicio público.

La líder universitaria fue capturada en León el 10 de septiembre, cuando estaba refugiada en una casa de seguridad.