Policía Orteguista secuestra a cuatro hombres en Sébaco

Entre los detenidos están los hermanos Luis Noel y Óscar Manuel Zeledón Aguilar, ambos desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense

Luis Zeledon, presos políticos, Nicaragua

LA PRENSA/Archivo/Luis Eduardo Martínez

Al menos cuatro personas, incluyendo a un adolescente, fueron detenidos al amanecer de este sábado 26 de enero durante allanamientos ilegales realizados por la Policía Orteguista (PO) en barrios distintos de la ciudad de Sébaco, en el departamento de Matagalpa.

Entre los detenidos están los hermanos Luis Noel y Óscar Manuel Zeledón Aguilar, según confirmaron sus familiares. Ambos son desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense que luchó contra el régimen sandinista en los años 80.

Lea además: Unión Europea rechaza la tesis de que en Nicaragua hubo un intento de golpe de Estado

Luis, quien es conocido como “Pantera” por el seudónimo que usó en la antigua Contra, también fue concejal de Sébaco por el opositor Partido Liberal Independiente (PLI) en Sébaco, durante el período edilicio anterior.

Asimismo, un adolescente de apellido Rodríguez y un hombre de apellido Jarquín, también habrían sido detenidos durante allanamientos simultáneos.

Óscar Zeledón, quien había sido detenido y posteriormente liberado en julio del año pasado junto a uno de sus hijos, esta vez fue detenido en su casa en el barrio Xochitl Acatl.

Puede leer: Madres de presos políticos denuncian más saña contra sus hijos

Mientras que, Luis fue detenido en su vivienda ubicada en el llamado Barrio Nuevo, a donde los policías llegaron pateando las puertas cerca de las 5:30 de la mañana, refirió su esposa Ruthbelia Alonso, contando que “él se estaba alistando para irse al trabajo”.

“Él abrió solo la ventana y le dijeron que abriera la puerta porque era la Policía. Yo abrí y nos tiraron al suelo a él, a mí y a mi hija de 17 años”, relató Alonso, agregando que su otra hija, de cuatro años, aún dormía en un cuarto.

También: Persisten los abusos contra los reos políticos en La Modelo

Mientras los tenían en el piso, asegura, “le preguntaron el nombre y (para responder) él medio levantó la cabeza y lo golpearon en la espalda y le decían que adónde tenía las armas. Se metieron y le dieron vuelta a los colchones, a los roperos, a todo, pero no hallaron nada. Les dije que en los 20 años que tengo de estar (casada) con él, nunca ha tenido armas”, expresó Alonso.

Luis es diabético y diariamente debe medicarse. Este sábado, no tuvo tiempo de aplicarse la primera de dos dosis diarias de insulina. Cuando se lo llevaron los policías, dice Alonso, que fue a buscarlo a la unidad policial en Sébaco, pero “ahí miré que lo llevaron a Matagalpa, entonces fui a Matagalpa y allí dicen que están en proceso de investigación, pero solo eso dijeron… ni siquiera me permitieron dejarle la medicina”.