Hanna Gabriels derrota a Sarah Dwyer sin causar impacto

El joven Winston Guerrero derrotó por decisión dividida a Kevin Traña. Este fue el mejor combate de la noche

Costarricense Hanna Gabriels (izquierda) durante su combate contra la australiana Sarah Dwyer anoche en una discoteca de Managua. Foto Jader Flores.

La tica Hanna Gabriels ganó y nada más. No hubo impacto solo algunos destellos de grandeza. Su poder fue confiscado. Seguramente pensó: ¿Para qué despeinarme si con un solo estornudo le gano asalto tras asalto? Sarah Dwyer no era suficiente rival para complicarla, se dedicó a sobrevivir y a cruzar los dedos esperando el milagroso golpe de nocaut tan probable como encontrar canguros en Managua.

El combate terminó por decisión unánime, dos jueces decretaron 100-90 y otro 97-93. Gabriels lució buenos movimientos defensivos y buen uso de sus piernas, sin embargo el estallido en ofensiva estuvo extinto. La carencia de habilidades de su oponente, la cual llegaba con cuatro derrotas y tres victorias, debió haber propiciado el empuje de la costarricense, pero no fue así, sino que prefirió la vía de menos riesgo a 10 asaltos, manteniéndose lejos de las bayonetas de la enemiga.

Curiosamente, los presentes que esperaban con anhelo esa pelea se fueron marchando a medida que avanzaba la reyerta. Cada asalto se volvió una repetición del anterior, pero en donde no hubo ninguna discusión fue en la superioridad de Gabriels. “Quería acercarme más pero se me complicó un poco. Sarah tiene 37 y yo 36 y la gente nos critica que estamos viejas y eso nada tiene que ver. Demostramos que tenemos para seguir para rato”, indicó la campeona después de la pelea.

Gabriels volvió casi 10 años después al país en donde se coronó por primera vez en 147 libras, en esta ocasión defendió su título de las 154 libras, y a pesar que no hubo dinamita en sus puños, reflejó potencial para seguir reinando. Sumó su victoria 19 por solo dos derrotas y un empate.

Guerrero, la nueva sensación

El joven Winston Guerrero derrotó por decisión dividida a Kevin Traña. Este fue el mejor combate de la noche y la más exigente en la corta carrera del muchacho. No hubo discusión en la victoria. Guerrero presentó grandes habilidades técnicas y se ha convertido en la nueva promesa del boxeo nicaragüense. Ahora tiene cinco triunfos sin derrotas.