Pesca deportiva “ya no existe”, pero el régimen ordena en reforma fiscal cobrar más por practicarla

Para practicar pesca deportiva, según la Ley de Concertación Tributaria, se paga hasta ahora un canon de cinco dólares sin restricción de tiempo, algo que cambiará, si se concreta la iniciativa de reforma fiscal

La última actividad que se tuvo en la pesca deportiva fue en septiembre del 2017, luego por la crisis no se desarrollaron más torneos. LAPRENSA/ARCHIVO

En los últimos años la pesca deportiva venía ganando terreno como una de las pocas actividades turísticas que un viajero puede practicar en Nicaragua. Su crecimiento era tal que aparece entre las 17 actividades que realizan los turistas, principalmente los que vienen de Estados Unidos y Europa.

Dentro de la escala de las 17 actividades turísticas que gustan a los viajeros, la pesca ocupó el puesto 13 en el 2017. Al menos el 53.3 por ciento de los que vinieron ese año de América del Norte practicaron esa aventura, según datos del Instituto Nicaragüense de Turismo.

Lea: Pesca deportiva en auge

Para practicar pesca deportiva, según la Ley de Concertación Tributaria, se paga hasta ahora un canon de cinco dólares sin restricción de tiempo, algo que cambiará, si se concreta la iniciativa de reforma fiscal que espera su aprobación en la Asamblea Nacional.

La propuesta de reforma fiscal plantea que el turista nacional pague cinco dólares por una semana y 15 dólares para un permiso anual para practicar pesca deportiva. Si se trata de un extranjero, es decir los turistas internacionales, se pagará veinte dólares por semana, treinta dólares al mes y sesenta dólares al año.

Lea:Nicaragua no aprovecha la pesca deportiva

Esa iniciativa de aumentar el canon llega, sin embargo, en un mal momento, porque desde el estallido de la crisis política esta actividad se vino abajo dada la reducción de la llegada de turistas.

Roberto Membreño, presidente de Marina Puesta del Sol, sostuvo que Nicaragua tiene un gran potencial en este tipo de actividad que viene en auge en la región y reconoce que desde que inició la crisis ese mercado dejó de existir.

Es por ello que considera que el efecto que esta reforma pueda tener en este tipo de actividad “no se puede valorar, es un mercado que ya no existe, el mercado de la pesca deportiva en Nicaragua ya no existe, con la crisis acabó, como no tenemos ningún turista no nos va a afectar en nada, pero no sabía ya que habían pasado otro cargo para alejar más al turista”.

La última actividad que se tuvo en la pesca deportiva fue en septiembre de 2017, y para el 2018 las expectativas eran muy buenas, comentó Membreño.

Lea:Actividades económicas caen 6 por ciento en octubre 2018

Detienen inversión

“Para el 2018 íbamos a hacer unas construcciones adicionales a la marina, era una inversión millonaria, pero como se nos ha caído el turismo hemos pospuesto la inversión a otra oportunidad, este año no tenemos expectativas”, admitió el empresario.

Hasta inicios del 2018, Nicaragua era considerado por la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (Ospesca) como un destino importante para el desarrollo de la pesca deportiva debido a las condiciones de sus áreas marítimas.

Torneos de pesca

En Nicaragua los esfuerzos para impulsar la pesca deportiva se desarrollaban con los torneos de pesca.
Antes de la crisis dos empresas estaban impulsando la práctica de este deporte, con torneos de pesca. Para ello era fundamental el crecimiento de turismo y patrocinadores.

No obstante, con la crisis sociopolítica el turismo se ha reducido fuertemente y mientras no haya acuerdo político la situación no va a cambiar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: