Reformas fiscales impuestas por Ortega aumentarán la tercerización en Nicaragua

La tercerización se convierte en una desventaja para los trabajadores, dado a que actualmente no existe una ley que regule este tipo de contrataciones, el proyecto que existe está desde hace varios años engavetado en la Asamblea Nacional

La tercerización de servicios implica que las empresas no paguen todas las prestaciones a los trabajadores, subcontratando a otras empresas. LA PRENSA/ Tomada de Internet

La tercerización de servicios implica que las empresas no paguen todas las prestaciones a los trabajadores, subcontratando a otras empresas. LA PRENSA/ Tomada de Internet

El paquetazo de la reforma fiscal y el ajuste a la Seguridad Social que ya está en marcha aumentarán la tercerización de servicios, advirtió ayer el economista Alejandro Aráuz, quien señaló que las empresas buscarán cómo reducir costos a través de ese mecanismo de contratación laboral, lo que provoca que los trabajadores pierdan sus prestaciones sociales.

“La medida de escape de la reforma del INSS será la tercerización y la economía sumergida o de informalidad, y pasar a la informalidad significa no pagar impuesto y el aporte al INSS se va a reducir”, advierte.

Lea además: Dictadura de Daniel Ortega empuja a millones de nicaragüenses a la pobreza

Desde el año pasado varias empresas optaron por esa medida de subcontratar parte del personal para evadir el pago del INSS, por ejemplo, señala el economista. La tercerización se convierte en una desventaja para los trabajadores, dado a que actualmente no existe una ley que regule este tipo de contrataciones, el proyecto que existe está desde hace varios años engavetado en la Asamblea Nacional.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en su informe de Coyuntura 2018 revela que desde que estalló la crisis en abril pasado se ha producido el despido y suspensión de 453 mil personas, de las cuales 137 mil “se encuentran en desempleo abierto”.

Puede leer: PIB caería hasta 10.9 % por crisis sociopolítica, asegura Funides

“Este desgaste (económico) tiene implicaciones directas en el aumento de la informalidad, la reducción de los ingresos percibidos y, por ende, un incremento en los niveles de pobreza”, revela el informe.

Empresas no crecerán en personal

Aráuz señala que la reforma al Seguro Social también provocará que las empresas opten por no apostar al crecimiento del personal para evitar caer en el rango de mayor pago al INSS. Eso debido a que ahora la carga de la patronal se dividió en dos extractos: 22.5 por ciento para los que tengan más de cincuenta trabajadores y 21.5 por ciento para los que empleen menos de ese número de personas.

“Con la separación que hicieron de cincuenta trabajadores, qué van a decir las empresas, estamos en el límite, vamos a correr cuatro personas (para no superar las cincuenta), entonces eso empuja a las empresas a correr a la gente para limitar los aportes, se vuelve un desestímulo al empleo y aumentaría la tercerización”, dice.

También: Déficit del INSS alcanza hasta noviembre 2,878.6 millones de córdobas, un nivel no visto en 40 años

El informe de Funides en la misma línea de Aráuz señala que “el incremento de la tasa contributiva crea un incentivo para reducir el número de empleados y por lo tanto produciría mayores despidos”.

  • 142,760 trabajadores perdió el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) hasta octubre del año pasado, comparado con similar periodo de 2017, según cifras del Banco Central de Nicaragua. El detonante de esta reducción es la crisis sociopolítica que ha impactado la economía.