Régimen orteguista busca con urgencia 100 millones de dólares para apoyo presupuestario en 2019

El régimen solicitó un préstamo al Banco de Importación y Exportación de la República de China y lo envió a la Asamblea Nacional con trámite de urgencia para su discusión y aprobación

En esta crisis el régimen ha sacrificado la inversión pública, en lugar de recortar el gasto corriente. LAPRENSA/ARCHIVO

Ante el déficit presupuestario que enfrenta el régimen de Daniel Ortega en 2019, este busca como oxigenarse y solicitó un préstamo al Banco de Importación y Exportación de la República de China por el orden de los cien millones de dólares, y además lo ha enviado a la Asamblea Nacional con trámite de urgencia para su discusión y aprobación.

De acuerdo con el documento firmado entre ambas partes y que ha pasado al poder legislativo para cumplir con el proceso legal, el financiamiento será pagado en un plazo de veinte años, con cinco años de gracia y en treinta cuotas semestrales y consecutivas.

Lea además: Alcaldía lanza contratación simplificada para darle mantenimiento a vía alterna

Esto ocurre en un contexto de crisis económica —originada por la inestabilidad sociopolítica que empezó el 18 de abril de 2018— que ha provocado una caída en los ingresos fiscales y la reducción en las donaciones, así como el financiamiento externo. Un impacto que alcanzó este año al Presupuesto General de la República, cuyo déficit supera los diez mil millones de córdobas, sin incluir el servicio de la deuda externa.

En ingresos el Ejecutivo espera 69,751 millones de córdobas y en gastos 80,014 millones de córdobas. Esta situación obligó al régimen a intentar financiar el déficit mediante colocaciones de títulos del Tesoro por un monto de 11,264 millones de córdobas, con bajas probabilidades de que se complete la operación dado a que la crisis ha derrumbado el mercado bursátil, cuyos principales clientes o tenedores de papeles son los bancos.

Puede leer: Cuadernos con logos de la Policía representan un regreso a la década de los ochenta

Ya en el 2018, para lidiar con un déficit similar al de 2019, el régimen fracasó en el intento de colocar un remanente de 105 millones de euros. Esta situación y ante la imposibilidad de recurrir a las multilaterales, Ortega impulsa una reforma fiscal en la Asamblea Nacional con la que pretende obtener 317 millones de dólares este año, que le permitiría financiar con holgura el déficit. El problema es que la economía se encuentra en una profunda recesión y la probabilidad de cumplir con el rendimiento esperado del ajuste tributario es mínimo, han advertido economistas.

Metas presupuestarias son irreales

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) además ha advertido que las metas presupuestarias son insostenibles porque están diseñadas bajo un supuesto de caída económica del 1 por ciento, que es irreal.

Funides espera que como consecuencia de las sanciones de Estados Unidos a Ortega, que han agravado la incertidumbre en los agentes económicos, y ahora los efectos de las reformas fiscales y a la seguridad social, el Producto Interno Bruto (PIB) caiga entre el 7.3 y el 10.9 por ciento, lo que ocasionaría que la necesidad de financiamiento se salga de control.

También: Alcaldía de Managua da marcha atrás con levantamiento catastral casa por casa

Los economistas han explicado que en los primeros meses la reforma fiscal produciría un leve aumento en la recaudación, pero a medida que pasen los meses la curva apuntará a la baja por el cierre de empresas y masivos despidos.

No sería extraño que una parte de las empresas pasen a la informalidad para sortear la crisis.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: