Diputado orteguista reconoce que préstamo de Taiwán servirá «como colchón de respaldo» ante sanciones

El diputado orteguista Wálmaro Gutiérrez se deshizo en halagos a Taiwán por darles el financiamiento, y posteriormente se dedicó a criticar a los organismos multilaterales porque los préstamos que brindan, los condicionan a temas institucionales

Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional. LA PRENSA/Uriel Molina. Reforma fiscal. Taiwán

Más de 10,100 millones de córdobas ambiciona recaudar el régimen de Daniel Ortega con el paquetazo fiscal que amenaza con profundizar la recesión económica. LA PRENSA/ Uriel Molina

El presidente de la Comisión Económica, el diputado orteguista Wálmaro Gutiérrez, reconoció este martes que los 100 millones de dólares que Taiwán prestó al régimen de Daniel Ortega en concepto de apoyo presupuestario, los necesitan «como colchón de respaldo» ante la eventual suspensión de recursos comprometidos por los organismos multilaterales.

El préstamo de 100 millones de dólares de Taiwán lo aprobaron 74 sandinistas y sus aliados de ALN-PLI-Apre. Se opusieron 14 diputados del PLC, dos se abstuvieron y tres diputados se quedaron presentes.

Debido a los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura de Ortega contra la población desde el inicio de las protestas en abril de 2018, las cuales fueron reprimidos a fuego y sangre,  varios gobiernos impulsan sanciones políticas y económicas contra el régimen orteguista.

Lea además: Aplanadora de diputados orteguistas y sus aliados políticos aprueban reforma a la Ley Electoral

Estados Unidos aprobó la Nica Act, que supone una serie de sanciones entre ellas el bloqueo al gobierno de Ortega para que acceda a financiamiento de los organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).

En el caso del BID, tiene varios acuerdos de créditos firmados con Nicaragua así como un programa especial por 50 millones de dólares en apoyo presupuestario que permite cubrir el déficit.

Incorporar al Plan de Inversión Pública

Durante el debate sobre el préstamo de Taiwán, el diputado Gutiérrez explicó que la única condición es que los 100 millones de dólares «se debe incorporar al Plan de Inversión Pública, es decir no se pueden usar para pagar salarios».

Lea más en: Daniel Ortega presionado en Estados Unidos: Presos políticos libres y comicios adelantados

Gutiérrez se deshizo en halagos a Taiwán por darles el financiamiento, que les permite al régimen cubrir el déficit en el Plan de Inversión Pública,  y posteriormente se dedicó a criticar a los organismos multilaterales porque los préstamos que brindan, los condicionan a temas institucionales.

El diputado orteguista mencionó específicamente que el BID bajo el programa de libre disponibilidad dispuso 50 millones de dólares en apoyo al presupuesto 2019, pero el sandinista criticó que su desembolso está «sujeto a clásulas institucionales» entre ellas la aprobación de leyes, realización de encuestas, entre otras medidas.

Le puede interesar: Juez orteguista condena a Medardo Mairena a 216 años de cárcel

Sin aludir a que los fondos del BID están en riesgo de no recibirse por las sanciones de Estados Unidos, Gutiérrez reconoció que «como se está moviendo la política institucional» deben estar preparados para sostener el gasto público. «Se pueden recibir 5, 10 millones o no se pueden recibir, de suerte tal que si algunas líneas de financiamiento no vienen, debo tener un colchón de respaldo para mi Presupuesto», dijo Gutiérrez.

Pese al préstamo, siguen adelante con la reforma fiscal confiscatoria

El conservador Alfredo César, se abstuvo de votar y durante el debate propuso que si los 100 millones de dólares cubrían el déficit presupuestario, eso permitía que no aumentara la carga fiscal a los empresarios a los niveles planteados en la reforma tributaria de la dictadura.

Lo propuesto por César no agradó al sandinista Gutíerrez diciendo que era «incorrecto» «reducir la carga fiscal de quienes tienen más dinero en este país». «Todos tienen derecho de arrodillarse al santo que quieran. Si alguien quiere arrodillarse al gran capital, tienen su derecho», fue como contestó Gutiérrez a César.