Apicultores nicaragüenses necesitan préstamos tras un “dulce” 2018

Pese a que fue un buen año en medio de la crisis sociopolítica, en el contexto actual los apicultores se encuentran sin financiamiento, lo que podría afectar la producción.

Solo el 20 por ciento de la producción de miel se comercializa a nivel nacional, el resto es exportada a diferentes destinos. LAPRENSA/ARCHIVO

El año pasado Nicaragua exportó 546.8 toneladas de miel natural, 178 toneladas más en comparación con el mismo período de 2017, revelan estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Pese a que fue un buen año en medio de la crisis sociopolítica, en el contexto actual los apicultores se encuentran sin financiamiento, lo que podría afectar la producción.

El año pasado, —según los datos más recientes del Cetrex— el aumento en volumen propició que los ingresos crecieran debido a que la exportación de este producto generó 2.26 millones de dólares, cuando en el 2017 se había generado 1.5 millones de dólares, lo que implica un aumento del 46 por ciento.

Lea: Producción de miel de Nicaragua en apuros

En 2018 la miel nicaragüense fue comprada por Alemania, España, Taiwán y Holanda, detalla información del Cetrex.
El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby, manifestó que en Nicaragua la producción y exportación de miel natural podría aumentar más, sin embargo hace falta asistencia técnica y mayor tecnología.

Nicaragua tiene potencial

“Es interesante ver el comportamiento de este producto, realmente Nicaragua tiene un potencial enorme y lo que se necesita es mejorar el conocimiento para que la producción aumente, pero también se necesita una mejor tecnología”, sostuvo Jacoby.

Datos del Censo Nacional Apícola, realizado en 2006, revela que la situación geográfica, económica y social de Nicaragua es un terreno propicio para el desarrollo de la apicultura.

Lea:Nicaragua debe producir más miel

“Primeramente, debido a que existen zonas con potencial floral inexplorado. La mayor superficie relativa respecto a otros países de Centroamérica, sumado a que son zonas boscosas o selváticas, permite argumentar que es factible incrementar la cantidad de colmenas y por ende la producción, así como la explotación de algunos rubros que permiten el desarrollo de la explotación apícola, por ejemplo el café”, detalla el censo.

En los últimos años, los apicultores han tenido que lidiar con la deforestación, las malas prácticas agrícolas, así como el cambio climático, que ha provocado sequía y vientos, que son enemigos de las abejas.

Otros productos

“Hay algo bien importante y es que las abejas no solo producen miel, hay otros productos que generan y que tienen un mayor valor en el mercado y no se producen por falta de conocimiento y tecnología”, dijo Jacoby.

Las abejas en las colmenas pueden producir miel natural, polen, propóleo, jalea real, cera y apitoxina (veneno de abejas); todos estos productos son utilizados con fines medicinales, explicó Jacoby.

Lea:Son días “amargos” para los productores de miel

En el país existen 45 mil colonias, pero la capacidad es de 350 mil, por lo que productores pretenden alcanzar esta meta a mediano plazo para impulsar mayores niveles de exportaciones de este producto.

Actualmente el 80 por ciento de la miel que se produce en Nicaragua es para exportación, el principal mercado es Alemania, seguido por Holanda.

Solo el 20 por ciento de la producción se consume a nivel nacional, aseguran los apicultores. Entre 2017 y 2018, el precio promedio de la miel a nivel internacional rondó entre 3.7 y 4.2 dólares por kilo de miel exportado, detalla el Cetrex.

La producción de miel natural inicia en noviembre y termina en mayo, con el inicio del invierno.

Los productores además de lidiar con los efectos adversos del cambio climáticos, necesitan financiamiento, pero por la crisis sociopolítica que inició el pasado 18 de abril el crédito se ha restringido.
Jacoby señala que, como todos los sectores, los apicultores necesitan financiamiento, porque de eso depende que la producción incremente y se diversifique.