Detenido dos veces en un mismo día y golpeado el maratonista Álex Vanegas, símbolo de las protestas en Nicaragua

La información del secuestro y la posterior liberación lo confirmó a LA PRENSA su hijo Byron Vanegas, quien dijo que lo llevaron a las celdas del Distrito I

Agentes de la Policía Orteguista han capturado dos veces durante la mañana al maratonista Álex Vanegas, uno de los símbolos de las protestas en Nicaragua. La primera vez fue cuando él se dirigía a comprar alimentos en el barrio La Luz, en Managua, y a correr contra la dictadura. Luego lo soltaron, pero nuevamente lo detuvieron, lo montaron en patrullas y después nuevamente fue liberado.

La información de la primera detención, que fue a las seis de la mañana, la confirmó a LA PRENSA su hijo Byron Vanegas, quien dijo que lo llevaron a las celdas del Distrito I. El maratonista no tenía ni 24 horas de haber sido llevado a su casa, luego de que el régimen de Daniel Ortega otorgó casa por cárcel a 100 presos políticos, incluyéndolo a él. Al llegar a su casa, en el barrio La Luz en Managua, lo primero que hizo el miércoles fue calentar para salir a trotar contra la dictadura. Si don Álex se convirtió en un símbolo fue porque él aseguró que corría para «correr» a Ortega.

Lea además: Presos políticos relatan los maltratos que sufrieron en las cárceles de la dictadura

Al salir del distrito I, don Álex se dirigió a los sectores aledaños al Autolote Chele cuando empezó a gritar «Viva Nicaragua Libre» y mostraba unos globos blancos y, entonces, tres patrullas de la PO lo subieron a la fuerza a la tina de una camioneta. El viaje fue de unas diez cuadras hasta que los mismos agentes lo dejaron a 100 metros de su casa.

El maratonista relató  llorando que los oficiales lo golpearon en los testículos, le golpearon la espalda con un bastón y lo esposaron. Entonces le advirtieron: «No siga de loco en las calles, nos lo vamos a llevar preso».

Lo rondaban desde la mañana

El acoso a don Álex inició desde horas tempranas del día. Los vecinos, según cuenta el hijo, lo alertaron de que los agentes, a bordo de unas tres patrullas que estaban cerca de la vivienda, se llevarían a su padre detenido. «No sé para dónde se lo llevaron, voy a buscar dónde está», dijo Vanegas, preso de la incertidumbre cuando ocurrió la primera detención.

Puede leer: El calvario del maratonista Alex Vanegas, un preso político del régimen orteguista

Antes de salir de la cárcel este miércoles, Don Álex Vanegas permaneció durante tres meses recluido injustamente en las celdas del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo, en Tipitapa. Este miércoles, aseguró, que tiene problemas en la visión después que en la cárcel lo confinaran a un sitio adonde tenía semanas de no recibir los rayos del sol. También denunció las malas condiciones en las que ingieren los alimentos dentro de las celdas.

Este miércoles, mientras el maratonista intentaba dar su testimonio a los medios de comunicación tras ser llevado a su vivienda, un trabajador del Sistema intentaba retenerlo, agarrándolo de un hombro. «Dicen que ya estoy libre y miren que no me dejan hablar. ¿Cómo es eso qué ya estoy libre?», protestó.

El Comité Pro Liberación de Presos Políticos confirmó la liberación del maratonista y aseguró que «no hay garantías de seguridad para los presos políticos que tuvieron cambio en su régimen cautelar», a través de su cuenta en Twitter. Agregaron que esta situación debe ser planteada por el equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en la mesa de del Diálogo Nacional.

La injusticia contra Vanegas

El abogado de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, explicó que ningún juez ha impuesto algún régimen carcelario en contra de Vanegas, por lo que el maratonista no está impedido de circular libremente y lamentó que el corredor haya sido secuestrado nuevamente por la Policía Orteguista (PO).»Él (Vanegas) no tiene ningún régimen carcelario».

Don Álex fue acusado por una falta penal no fue acusado por un delito –incluso– si él fuese condenado la condena sería el pago de una multa; entonces, no le mandaron ni le pueden mandar ninguna restricción contra él. El juez que lo tiene a la orden nunca mandó ninguna medida de prisión ni nda por el estilo, él está secuestrado», explicó Cuevas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: