Régimen de Nicaragua profundiza centralización y con ello ineficiencia del Estado

Con el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC), suman 24 entidades del Estado que sus propias leyes constitutivas les dan autonomía operacional

Managua, Nicaragua 30 de Abril del 2018. Presidente Daniel Ortega en el momento de la convocatoria que hicieron en la plaza de las victorias.FOTO/LA PRENSA/CARLOS VALLE.

Con el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) suman 24 entidades del Estado que si bien sus propias leyes constitutivas les dan autonomía operacional, en la práctica están sometidas a decisiones directas de la Presidencia.

Para el político y jurista Eliseo Núñez, esto es un elemento de la profundización de un modelo de centralizar el poder en el dictador Daniel Ortega, que a su parecer es contraproducente para la administración pública.

El poder Legislativo aprobó la semana pasada la reforma a la Ley General de Aeronáutica Civil como la propuso el régimen, quitando el INAC de la rectoría del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y convertirlo en ente autónomo descentralizado. También se reformó el artículo 14 de la Ley 290 del Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo para incorporar el INAC en la rectoría de la Presidencia.

Lea: Diputados sandinistas aprueban el control de Daniel Ortega sobre Ley de Aeronáutica

Núñez, quien fue director general del MTI, considera “exagerado” que 24 entidades supuestamente autónomas sean controladas de esa forma, pues gran parte son entes reguladores que deberían “actuar apegados a las normas técnicas pero que más bien sus decisiones responden a interés políticos del régimen”.

Antes del INAC, el Instituto Nacional Forestal (Inafor) fue el último en pasar al control de Ortega y con esto se eliminó la facultad del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) de aprobar y quitar los permisos forestales.

“Esto es el modelo de una cuasi monarquía donde el poder lo concentra el monarca, Ortega, quien deriva algunas funciones a sus directores sin dejar el control toral de las instituciones pero esta centralización convierte ineficiente al Estado”, afirmó Núñez.

Lea Además: Control del Inafor regresa al presidente

Desde que Ortega asumió el gobierno en 2007 fue derrumbando la institucionalidad del país a través del sometimiento del resto de poderes del Estado a los lineamientos de sus intereses personales y políticos.

Estado, Presidencia. Aeronáutica Civil

Genera ineficiencia

La centralización de 24 instituciones que conforme sus respectivas leyes deben funcionar con autonomía, aún siendo parte del Ejecutivo, para el político Núñez lo que genera es una mala administración pública.

Insistió el exdiputado en que la dependencia de las decisiones políticas en una persona lo que causan es que “la operatividad se colapsa y la ineficiencia se dispara” en las instituciones porque “desde la Presidencia no hay capacidad de supervisión y un Estado que no funciona impacta sobre la economía” negativamente, dijo.

Le puede interesar: ¿Por qué temen a los drones? –

Según explicó un exfuncionario de Aeronáutica Civil, que pidió no ser identificado, pasar el INAC a la Presidencia habría sido a conveniencia del capitán Carlos Salazar Sánchez, director del INAC, “para no rendirles cuentas” al ministro del MTI, el general en retiro Oscar Mojica, “con quien ha tenido roces por la falta de cumplimiento a las normas”, afirmó.

¿Agencia de Investigación a quién responde?

Mediante la reforma a la Ley de Aeronáutica Civil también se mandó a crear la Agencia Nicaragüense de Investigaciones de Accidentes, que funcionará como “ente técnico y especializado”, sin embargo no se precisó en la norma ante qué autoridad directa responden la directiva de la nueva agencia. La ley solo dice que el director de la Agencia de Investigación lo nombrará el Presidente, pero no aclara si queda bajo la supervisión del INAC.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: