Alianza Cívica insiste en adelanto de elecciones como camino para resolver la crisis

“Estamos recomendando que hayan elecciones adelantadas, ahí hay una diferencia (con el Gobierno)”, dijo Mario Arana, delegado de la Alianza.

Los miembros de la Alianza Cívica en las negociaciones con el gobierno de Daniel Ortega en el INCAE. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

José Pallais aseguró además que este viernes se va a determinar la voluntad del gobierno de Ortega al liberar a los presos políticos. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia afina su estrategia de cara a las negociaciones con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, teniendo la mira puesta en comicios adelantados como el camino para resolver la crisis, lo que comunicó al enviado de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Alianza consultó este martes a diferentes sectores con los que ha coincidido en que deben retomarse las conversaciones hasta que la dictadura cumpla con el respeto de los derechos fundamentales como el de la libre manifestación, liberación de los presos políticos y se confirme la presencia de organismos internacionales como garantes de los acuerdos.

“Estamos recomendando que hayan elecciones adelantadas, ahí hay una diferencia (con el Gobierno)”, dijo Mario Arana, delegado de la Alianza.

Le puede interesar: Alianza Cívica retomará negociaciones hasta que Ortega dé muestras de buena fe

Arana es presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham).

“Todos los temas son delicados pero hay que verlos”, añadió el líder empresarial. Tanto él como Carlos Tünnermann y José Pallais, también de la Alianza Cívica, explicaron que si bien este será uno de los temas más difíciles en las negociaciones, es una demanda popular que la crisis no puede arrastrarse hasta el 2021.

Este martes las consultas fueron con miembros del movimiento universitario, la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y grupos empresariales, quienes habrían expresado su apoyo a la Alianza Cívica en que el adelanto de las elecciones es tema de prioridad en las negociaciones.

Arana y Pallais agregaron que en las consultas con los sectores discuten tanto la continuidad de las conversaciones como la agenda de discusión con la dictadura.

Lea además: Pastores aún no toman decisión de participar como testigos en negociaciones entre Gobierno y Alianza Cívica

“Estamos escuchando a los sectores, sus recomendaciones y sobre todo lo que queremos es enfocarnos en los resultados, y ver si los gestos (del Gobierno) se dan, y sobre esa base ver si seguimos adelante”, reiteró Arana.

La Alianza se retiró de la mesa de conversaciones el viernes pasado, condicionando su retorno cuando el régimen dé muestras contundentes de querer resolver la crisis provocada por la represión que deja al menos 325 muertos y más de seiscientos presos políticos, según organismos de derechos humanos.

Compromiso con diálogo

La Alianza Cívica afirmó “su compromiso con el diálogo” pero no tiene fecha para volverse a sentar con la dictadura para discutir los temas torales, pues exige muestras de “buena voluntad”, como la liberación de los reos políticos por participar en protestas, cesar el hostigamiento a los familiares de los reclusos y a los que se les dio casa por cárcel, así como pare la represión, y restablecer las garantías de los derechos fundamentales como el de manifestación.

Arana valoró que “estamos encaminando” a que existan esas condiciones “con la visita de la OEA” al país y la que hizo el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag a 16 presos políticos, el lunes reciente.

Lea también: Movimiento Campesino retira a su delegación de las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica

La información de la conversación del nuncio con los reos serviría para “retroalimentar” a la Alianza con la posición de estos sobre las negociaciones, dijo Arana. Ayer en la tarde los miembros de la Alianza sostuvieron reuniones en el Incae, sede de las conversaciones, pero no se precisó si hablaron con el nuncio.

El empresario Michael Healy reiteró que exigen “un trato humanitario” a los reos y han pedido al Gobierno permitir que unidades médicas entren al penal La Modelo y La Esperanza a valorar la condición de salud de todos los presos políticos.