Policía Orteguista agrede a periodistas independientes

Los policías quisieron destruirle su celular a la periodista de LA PRENSA, Cinthya Tórrez, quien grababa la detención de la exguerrillera y política opositora Mónica Baltodano

Luis Sequeira, del equipo de AFP, fue agredido cerca del puente de la Centroamérica, en Managua. LA PRENSA/EFE

La Policía Orteguista (PO) no pudo arrebatar todas las cámaras ni todos los celulares para evitar las grabaciones que dejan evidencia de su brutalidad contra personas indefensas, quienes intentaron manifestarse cívicamente este sábado. El orteguismo atacó tanto a la prensa nacional como internacional.

El equipo periodístico de la agencia de noticias AFP intentó grabar el momento en que una señora de unos cincuenta años fue detenida por un grupo de policías, en el sector de la rotonda Centroamérica, en Managua, donde fue convocada una manifestación azul y blanco ayer.

Lea además: Criminal represión dejó 164 personas detenidas durante manifestación azul y blanco

Los policías antidisturbios rodearon al camarógrafo de AFP, Luis Sequeira, le arrebataron su equipo y lo agredieron físicamente. Uno de los policías le pegó un puñetazo en el pecho al joven camarógrafo cuando este le reclamó por dañar su cámara de video, mientras los demás oficiales intentaban evitar que otras personas hicieran fotos y videos con sus celulares.

Agresión a LA PRENSA

En otra parte del sector de la Centroamérica, los policías también quisieron destruirle su celular a la periodista del Diario LA PRENSA, Cinthya Tórrez, quien grababa la detención de la exguerrillera y política opositora Mónica Baltodano. Sin embargo, después de tirárselo al suelo dos veces, desistieron de seguírselo quitando cada vez que ella lo recogía, porque el aparato ya estaba dañado.

También lea: Los videos que muestran la represión policial durante las manifestaciones azul y blanco de este sábado

Hubo un momento en que el asedio llevó a todos los periodistas a concentrarse en una gasolinera cercana a la rotonda Centroamérica. Hasta ahí llegaron más de cincuenta policías antidisturbios en al menos diez patrullas.

Un grupo de uniformados se abalanzó hacia el camarógrafo de Canal 12, Luis Alemán, y su compañero de labores Marcos Medina, quienes lucharon para evitar el robo de su equipo.

Lea además: Así te contamos la manifestación azul y blanco de este sábado y la represión ejercida por la Policía Orteguista

En ese mismo momento, otro grupo de antimotines intentó detener al camarógrafo de AFP, a quien le acaban de destruir y robar su cámara de video. Los otros camarógrafos y fotorreporteros defendieron a su colega y evitaron la detención.

Sequeira luego contó que había encarado a los policías, para decirles que le regresaran su equipo aunque fuera destruido y uno de los uniformados le contestó que se lo fuera a pedir a “su madre”. Después de ese reclamo, lo quisieron arrestar.

Lea más en: Manifestantes realizan un plantón exprés en la catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa

Todos los reporteros fueron desalojados de la estación de servicio. La Policía Orteguista los replegó a punta de empujones y también detuvieron a un grupo de personas que habían salido a protestar.

Los periodistas encontraron refugio en un parqueo vehicular privado, donde abrieron los portones al ver la desesperación de los hombres y mujeres de prensa. Después las patrullas policiales se mantuvieron rodeando el lugar por al menos dos horas. Así les montaron un cerco.

Lea más en: Carlos Tünnermann condena brutal represión y considera imposible volverse a sentar con Ortega si persiste en la violencia

A través de las verjas de los portones del estacionamiento privado, los periodistas pudieran seguir grabando el ambiente exterior, desde donde se veía pasar a las personas huyendo de las patrullas policiales, incluso algunos ciudadanos iban con niños en brazo. Las camionetas policiales también pasaban con ciudadanos detenidos, quienes, a pesar de esa condición, gritaban “¡Viva Nicaragua!”.

También ciudadanos que huían de la Policía se llegaron a refugiar en ese parqueo.

Además lea: Policía Orteguista agrede a periodistas independientes

Todos salieron del estacionamiento al menos dos horas después, cuando la Policía concentró sus fuerzas en el centro comercial Metrocentro, a aproximadamente tres kilómetros de la rotonda Centroamérica. Hasta allá llegó otra vez la Policía a reprimir.

SIP denunció indefensión

En agosto del año pasado, una misión conjunta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros Sin Fronteras (RSF) visitó el país para conocer la situación de los periodistas en Nicaragua, en medio de la crisis que se vive desde el 18 de abril pasado.

También lea: Orteguistas arrecian hostigamiento contra William Aragón, corresponsal de LA PRENSA en Madriz

La misión determinó durante tres días de observación en el país que no existen garantías para ejercer el periodismo en Nicaragua y señaló su preocupación por la carencia de espacios judiciales para hacer denuncias.

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, quien encabezó la visita, se declaró alarmado por la situación de indefensión de los periodistas en un país que vive una crisis desde el 18 de abril por la represión policial y de fuerzas paramilitares contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder.

Le puede interesar: La dictadura orteguista se burla y monta un teatro con la excarcelación de los 50 presos políticos

“Nos vamos muy alarmados por las denuncias recibidas de los periodistas, sobre todo los del interior del país”, dijo.

Violaciones a la libertad de prensa

Desde el 18 de abril se han reportado más de 712 violaciones contra el ejercicio de los periodistas, según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

Más en: “Con una tenaza me levantaban la uña para arriba, y después solo la guiñaban”. El relato de un excarcelado del régimen orteguista

Entre los eventos más graves que han ocurrido, está el cierre del canal 100% Noticias y encarcelamiento a su director y a su jefa de prensa, Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau; el asalto de las oficinas de los medios de comunicación que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro; la retención del papel de los diarios LA PRENSA y El Nuevo Diario; la quema de Radio Darío, en León; asedio, agresión y robo a los periodistas independientes en plena cobertura.

Según la fundación, 54 periodistas abandonaron el país por las amenazas del régimen orteguista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: