Como esperando abril: un libro para no olvidar la masacre de 2018 en Nicaragua

Esta "novela-reportaje" publicada en Amazon, inicia con el asesinato del niño Álvaro Conrado durante las protestas de abril del 2018, revela el periodista y escritor Arquímedes González

En esta foto del 2017, el escritor Arquímedes González celebra la publicación de la cuarta edición de su novela La muerte de Acuario. LA PRENSA/Archivo/Jader Flores

La nueva de «novela-reportaje» del escritor y periodista Arquímedes González, Como esperando abril  publicada en la plataforma digital de Amazon cuenta historias de asesinatos y masacres de 2018 en Nicaragua, iniciadas durante las protestas de abril contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Su edición digital se anuncia en el sitio digital de Amazon, y viene con notas del escritor Sergio Ramírez Mercado y la líder estudiantil Madelaine Caracas.

Esta es una “novela reportaje estructurada por capítulos». Inicia con el asesinato del niño Álvaro Conrado durante las protestas de abril del 2018, se va desarrollando hasta llegar al ataque de paramilitares a la Parroquia Jesús de la Divina Misericordia y continua con otros dramas sucedidos en noviembre y diciembre, explica González, autor también de la novela La muerte de acuario, vendida con éxito en Amazon.

Lea: Ernesto Cardenal: “Queremos que Ortega se vaya”

Asimismo destacó González, hay un capítulo especial  donde se explica lo que sucedió en el incendio de una casa en el barrio Carlos Marx donde murieron incinerados varios niños.

Para González,  la crisis sociopolítica no se ha resuelto y sigue siendo un “capítulo abierto” en la historia reciente el país.  “No se sabe cómo va a terminar el desenlace de toda esta historia”, asegura.

Escritor dedica libro a personas asesinadas y periodistas

Como esperando abril  está dedicada a las personas asesinadas, detenidas, torturadas; así a  periodistas detenidos, exiliados y atacados por decir la verdad, dice González.

Reveló que comenzó a escribir su libro en julio del año pasado después del ataque a la Iglesia Jesús de la Divina Misericordia. Entonces sintió que tanto este trágico hecho y otros anteriores, no eran “normales” en la historia del país, y eran además “bastantes tristes”.

Entonces quiso “contar la verdadera historia” porque en esos días había intentos de falsear y alterar la verdad, la que aún persiste.

Para González, lo que sucedió y lo que aún se sigue viviendo es “un realismo trágico”, razón por la cual repudia las acciones de personas que fueron capaces de tomar un arma y matar sin escrúpulos, hechos criminales que marcaron por meses la historia de Nicaragua.

Lea también: Huérfanos del tiempo destruido: una memoria sobre las heridas abiertas de los niños de la guerra

También cree necesario revisar el pasado para que no se vuelvan a cometer de nuevos los errores y delitos, incluso aquellos contra las leyes de Dios como el que dice: “no matarás”.

Recordó que desde los años 70, la Convención de Derechos Humanos de Ginebra prohibió el uso de armas de alto calibre (7.2) por su capacidad mortífera contra manifestantes o civiles.

Lea además: Arquímedes González celebra su novela más leída La muerte de Acuario con una nueva edición

Relata unas quince historias

Reconoció que su novela se quedó corta, en el caso de las más de 500 personas que fueron asesinadas, solo se centró en contar unas quince historias, y se nutrió de información de campo y de las redes sociales.

“Tengo por ejemplo lo del ataque de Masaya, la historia de un policía que decidió no reprimir y apareció muerto en Diriamba, la historia del ataque a la iglesia de Jesús de la Divina Misericordia, de los muchachos de la Upoli, de la Unan-Managua”, precisa.

Aclaró que su libro no hace referencia a los más de 60 mil nicaragüenses que han emigrado o exiliado en Costa Rica y otros países, ya que no tuvo tiempo de cubrir algunas de estas historias.

Pero fue escrita “como un amplio y profundo reportaje”

Como esperando abril fue escrita “como un amplio y profundo reportaje” pero  con una estructura dramática de novela que relata en sus intensos capítulos los inicios de las protestas, la represión y los efectos que tuvo en los nicaragüenses, valora González su libro.

En ese sentido la ve como una “novela reportaje”. Luego puso de ejemplo los libros el Diario del año de la peste (1722) de Daniel Defoe; Memorias de la casa muerta  (1862) de  Fiódor Dostoyevski, y la más reciente Operación masacre de Rodolfo Walsh, obra catalogada por como de “no ficción periodística”.

“Es en ese género de novela reportaje, novela testimonial  en  que se mueve el escrito”, precisa el autor quien además asegura que para construir su novela realizó “mucho reporteo” y “mucha investigación de calle”.

González también dice que es una  “novela humana” y que no es política, porque esta se centra en el relato de las víctimas en sus dramas, y no en el juego político.

Arquímedes González  es autor de: Abril hace lo que quiere, Sueño con dragones y El Juicio Final (novela, trilogía policial) 2013. Dos hombres y una pierna, Premio Centroamericano de Novela Rogelio Sinán 2012. El Fabuloso Blackwell, (2010). La muerte de Acuario(2002)con cuatro ediciones. Entre otros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: