Turbas orteguistas agreden a periodistas de medios independientes

Al periodista Nelson Sequeira, de Telenorte, un grupo de policías de negros, con escopetas y clavas, se le fue encima a golpes y patadas; uno de ellos le hizo una llave al cuello y lo derribó, mientras otros lo pateaban e insultaban.

El periodista de LA PRENSA, Emiliano Chamorro también fue agredido verbalmente. LA PRENSA/Jader Flores

El periodista Nelson Sequeira, de Telenorte, estaba filmando las protestas de manifestantes en Metrocentro este sábado cuando un grupo de ellos decidió salir a las aceras a agitar la bandera azul y blanco que portaban, en saludo a los vehículos que pasaban por la zona pitando en señal de apoyo.

Sequeira se acercó a la acera con su celular, grabando cuando los antimotines se cruzaron el bulevar y arremetieron violentamente contra los ciudadanos. Un grupo de policías de negros, con escopetas y clavas, se le fue encima a golpes y patadas; uno de ellos le hizo una llave al cuello y lo derribó, mientras otros lo pateaban e insultaban.

Le puede interesar: Régimen orteguista es una máquina para producir “noticias falsas”

“Soy periodista, soy periodista”, gritaba Sequeira y más duro le daban. Le arrebataron el celular, su equipo de cámara y computadora que cargaba en su mochila la estrellaron contra el piso y la patearon y luego, antes de irse, le dieron con la clava en la cara y lo dejaron tendido.

Contra LA PRENSA

En otro centro comercial de Carretera a Masaya, donde otro grupo de autoconvocados desarrollaba una protesta pacífica, cantando sentados y agitando una bandera azul y blanco, el periodista de LA PRENSA Emiliano Chamorro y el reportero gráfico Jader Flores fueron atacados por turbas orteguistas que estaban infiltradas en el centro para disolver las protestas.

Lea además: Reporteros Sin Fronteras: “gremio periodístico está muy estigmatizado” en Nicaragua

Un fanático orteguista se le lanzó con violencia, insultos y empujones a Chamorro, mientras otro lanzó varias patadas a Flores, en tanto otros hombres se acercaban tratando de rodearlos y arrebatar sus equipos.

De igual manera, las turbas agredieron al fotógrafo de El Nuevo Diario, Jorge Ortega, a quien le quisieron arrebatar sus equipos.

Canal 10 en la mira

Al igual que al periodista de Telenorte, la Policía Orteguista agredió a un camarógrafo del Canal 10, Erasmo Hernández, cuando filmaba la represión policial contra los manifestantes en el sector de Metrocentro.

El camarógrafo estaba justo a la orilla de los eventos y grababa la manera en que Flor Ramírez era arrastrada por el asfalto por los antimotines, luego filmó cuando llevan detenido a un joven a quien un policía le pega una patada en el pecho y justo en eso un oficial de la Policía lo golpeó y empujó.

Lea también: Turbas orteguistas roban equipo a la periodista de LA PRENSA Leonor Álvarez

Ante el reclamo de otros periodistas y manifestantes, un antimotín alzó su escopeta y apuntó al reportero gráfico, pero otro policía le hizo señas al policía para que bajara su arma y retrocediera.

Libertad de prensa violentada

La nueva jornada de agresión directa contra los periodistas y medios de comunicación en el contexto de las protestas sociales, vino a destrozar antes de las 24 horas el acuerdo que la misma dictadura de Daniel Ortega había acordado con la Alianza Cívica, en la búsqueda de una solución democrática a la crisis desatada por la represión orteguista desde abril de 2018.

En los acuerdos, una de las demandas planteadas al régimen orteguista es el respeto a la libertad de expresión y libertad de prensa, así como la devolución de los bienes confiscados y retenidos a los medios de comunicación independientes. La dictadura aceptó que el “Estado garantiza el irrestricto derecho de libertad de expresión, el derecho de informar no puede estar sujeto a censura, ni los medios de comunicación podrán ser objeto de censura previa, ni uso de mecanismos que puedan transgredir lo establecido en la Constitución y la Ley o que puedan limitar el derecho a la información veraz y oportuna”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: