Zoilamérica Ortega Murillo: “Grabar el documental ‘Exiliada’ fue como dar un salto al vacío”

La hija de la pareja presidencia es la protagonista de su propia historia, el documental “Exiliada”, producido por la cineasta Leonor Zúniga

Zoilamérica

FOTO: LA PRENSA/ Cortesía del Colegio de Periodistas de Costa Rica.

Zoilamérica Ortega Murillo tiene 51 años y es profesora universitaria. Es la de hija de la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, que denunció a su padrastro, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega por violación sexual.

Lea: Yaritza Rostrán: “Estar presa era una contribución a la lucha del pueblo. Estar ahí generaba presión”

Nació en Managua, pero su situación legal con la pareja presidencial la tiene exiliada en Costa Rica hace casi seis años. Ahora es el personaje principal de su propia historia, el documental “Exiliada”, producido por la cineasta Leonor Zúniga.

¿Qué olor la traslada a la infancia?

El olor a polvo. Quedé enterrada en el terremoto del 72. Me sacaron de los escombros.

¿Por qué cree que le pusieron su nombre?

Mi abuela materna se llamaba así. Ella me lo puso, creo que sin consultar a mi madre, me enseñó a no permitir que separaran el Zoila, del América.

¿Qué quería ser de adulta cuando era niña? 

Maestra. Por eso fui a alfabetizar.

Lea: Monja tuitera: “Si pudiera cambiar algo en el mundo transformaría las dictaduras en democracia”

¿Practica algún deporte? 

Hago ejercicio con gym virtual. Disciplina y un poco de adicción me mantienen saludable

¿Si dirigiera una película cuál género elegiría? 

Alguna al estilo “Mama mía” que es comedia musical. Y me encantaría bailar “Dancing queen” a la edad de Meryl Streep.

Si pudiera, ¿viajaría a su pasado o a su futuro? 

Me quedo en el presente para vivirlo intensamente. Tengo que recuperar todo el tiempo que me quitó el pasado.

¿Con qué personaje le gustaría cenar?

Con los héroes de abril. Les agradezco el camino que empezaron.

Puede leer: Odalhya Fernández: “Ya no es un secreto. Todos sabemos cuál es la ruta”

Si pudiera pedir un deseo, ¿qué pediría? 

Tomarme un café en la Nicaragua libre, celebrando con esa persona especial, venciendo todos mis miedos y riéndome.

¿Que animal le gustaría ser? 

Ninguno. Me da terror no poder tener lenguaje humano y decir lo que pienso y lo que siento.

¿Que es lo que la pone mas nerviosa?

¡Que alguien me este apurando! ¡Peor si es un hombre!

Un sueño no cumplido.

Mas de uno. Lo mejor de mi vida, está por venir.

Le puede interesar: Leana Astorga: “Un sueño no cumplido es tener seis hijos”

¿Qué es lo primero que hace al levantarse?

Encender el Coffe Maker… no puedo vivir sin café.

¿Qué parte de su cuerpo le gusta más y por qué? 

Mis ojos. No esconden nada. Es lo más libre que tengo.

¿Qué le diría a Nicaragua en estos días de dolor?

Que cada momento difícil y desgarrador que hemos vivido ha sido una semilla para el cambio.

Lea: Lolo Blandino: “Si fuese presidente por un día daría orden de libertad a todos los presos políticos”

¿Listas para las reacciones de “Exiliada”?

La producción del documental tendrá sus críticas. Pero para mí, esto no es documental, es mi vida.

¿Le costó aceptar la propuesta de grabar el documental?

Fue dar un salto al vacío. Fue dejar a Leonor (Zúniga, productora) que captara con una cámara lo que llamara su atención.

Lea: Lesther Alemán: “Quiero seguir los pasos de Carlos Fonseca”

¿Lo más difícil durante la producción de “Exiliada”?

Tener a Leonor (Zúniga) dentro de mi casa. Despertar con un desconocido y una cámara. Sentir ganas de llorar después de grabar y no tener la confianza. Escuchar a mi hijo menor decir que el quería decir algo en el film. Que el exilio era también su historia. Eso fue duro.

¿Algún sentimiento particular hacia Rosario Murillo y Daniel Ortega?

Me lo reservo. La historia con ellos no ha terminado.

Además: Marlen Chow: “Lo más loco que hice fue entregar de cabeza mi vida a la guerrilla”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: