La gestión de los residuos sólidos

Se cree que alrededor del 60 por ciento de los residuos acumulados en las costas son materiales de tipo plástico, que en la actualidad se han convertido en unos de los más comunes y usados por nuestra sociedad

Calentamiento Global , Mercado

Contrariamente a lo que sucede en la naturaleza, en donde los procesos biológicos son cíclicos y prácticamente no generan desechos, las actividades sociales y productivas se han caracterizado por ser un modelo altamente consumidor de materiales y generador de residuos de toda índole, lo cual se está constituyendo en una amenaza, no solo para el ambiente y la salud humana, sino también para las propias actividades económicas al estar provocando el agotamiento de los recursos naturales de los que estas dependen fuertemente.

En el caso de los residuos plásticos, por lo general no son biodegradables, constituyen una contaminación visual en el medioambiente y están causando daños irreparables al planeta, dado que el plástico tarda cientos de años en degradarse, contiene aditivos y absorbe metales pesados, antibióticos, pesticidas y otros tóxicos. Se cree que alrededor del 60 por ciento de los residuos acumulados en las costas son materiales de tipo plástico, que en la actualidad se han convertido en unos de los más comunes y usados por nuestra sociedad: desde envases de bebida o detergente, elementos de la construcción, partes de vehículos, electrodomésticos, jardinería, decoración, envases de productos para la salud humana y fitosanitarios.

La actividad económica desarrollada entorno a la agricultura intensiva da lugar a la generación de residuos, ya comentados, que normalmente no se reintegran en el ciclo de dichas actividades, siendo abandonadas y que originan repercusiones ambientales, sanitarias y económicas, cuya solución podría ser garantizada mediante el involucramiento y la responsabilidad compartida de toda la cadena de producción; los proveedores, distribuidores, productores, consumidores y entes reguladores, fomentando y ejerciendo en la práctica la recolección y búsqueda de destinos finales a todos esos desechos que pueden tener una segunda oportunidad a través del reciclaje, por medio de empresas u operaciones debidamente avaladas por las entidades ambientales, como es el caso de los centros de acopio y reciclaje de envases vacíos de agroquímicos, en Nicaragua existe el programa CampoLimpio que ejecuta la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda) a nivel nacional y que trabaja en esta línea.

Como conclusión, insistir en la necesidad de la ordenación y concientización del sector agrícola, como una solución al problema acumulativo existente, conlleva no solo una mejora socioeconómica para el sector agrario con miras al mercado común, sino también un importante impacto positivo y el primer paso hacia una mejora de la calidad ambiental y de vida de la población.

La autora es secretaria ejecutiva de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos.