EE.UU. llama a sus ciudadanos a «reconsiderar» sus viajes a Nicaragua por violencia de paramilitares y policías

El texto completo de la nueva alerta, en nivel tres de riesgo, concluye: "Reconsidere el viaje a Nicaragua debido a disturbios civiles, delitos, disponibilidad limitada de atención médica y la aplicación arbitraria de leyes" y advierte sobre la presencia de paramilitares actuando junto a policías.

Managua, Nicaragua. 02/09/2018. Simpatizantes del gobierno Ortega-Murillo provocaron la marcha de Las Banderas que desencadeno en disparos y violencia cuando rafaguearon los paramilitares la manifestacion y en represalia quemaron una patrulla de la policia. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Es un retrato desolador de Nicaragua en 2019: Paramilitares con el rostro cubierto, armados y en coordinación con la Policía Orteguista, arrestan a la gente opositora en las calles, cometen delitos, desaparecen, torturan y roban. Si por mala fortuna alguien sale herido, pero es considerado «adversario» del régimen de Daniel Ortega, no podrá recibir atención médica en los hospitales públicos.

Así retrata el Departamento de Estados de los Estados Unidos la situación del país al día 3 de abril, fecha en que emitieron su nueva alerta de viaje a ciudadanos estadounidenses que piensan, en estas fechas previas a Semana Santa, visitar el país y  quienes le emiten esta advertencia: «Reconsidere su viaje» a Nicaragua.

El comunicado textual, traducido, dice: «El Departamento de Estado renovó su asesoramiento sobre viajes para Nicaragua el 3 de abril de 2019. El Departamento continúa aconsejando a los viajeros que reconsideren su viaje a Nicaragua. Esto reemplaza a la anterior advertencia de viaje emitida el 12 de septiembre de 2018».

La anterior advertencia, igual que esta, alertaba a los ciudadanos estadounidenses a no viajar al país y les notificaba que el personal diplomático asignado al país estaría fuera por instrucciones superiores.

Lea también: Los paramilitares, la estructura paralela para la represión letal en Nicaragua 

Durante las protestas ciudadanas de 2018, grupos paramilitares fuertemente armados salieron a reprimir. LAPRENSA/ARCHIVO

El texto completo de la nueva alerta, en nivel tres de riesgo, concluye: «Reconsidere el viaje a Nicaragua debido a disturbios civiles, delitos, disponibilidad limitada de atención médica y la aplicación arbitraria de leyes» y advierte sobre la presencia de paramilitares actuando junto a policías.

«En toda Nicaragua, policías uniformados armados y violentos o civiles vestidos de civil que actúan como policías («para-policías») continúan atacando a cualquier persona que se considere contraria al gobierno del presidente Daniel Ortega. Se ha informado que el gobierno y sus grupos armados afiliados pueden»:

-Detener arbitrariamente a manifestantes en favor de la democracia, con denuncias creíbles de tortura y desapariciones.

-Objetivizar sistemáticamente a figuras de la oposición, incluidos el clero, defensores de los derechos humanos y miembros de la prensa.

-Evitar que ciertas personas salgan de Nicaragua por aire o tierra.

-Aprovecharse de la propiedad privada.

-Buscar arbitrariamente teléfonos personales y computadoras en busca de contenido antigubernamental.

-Detener arbitrariamente a ciertos individuos aplicando cargos infundados de terrorismo, lavado de dinero y crimen organizado.

-Estos grupos de policías y para-policías a menudo cubren sus caras, a veces operan en grupos que suman cientos y usan vehículos sin placas.

El miércoles, después del ataque de paramilitares en contra de Monimbó, los encapuchados sitiaron el barrio histórico.
LAPRENSA/MANUEL ESQUIVEL

El terror de la represión orteguista

De acuerdo a la alerta del Departamento de Estado, los mítines y manifestaciones en oposición al gobierno del presidente Ortega han sido declarados ilegales, sin embargo siguen ocurriendo.

«Las fuerzas del gobierno, la policía uniformada y la policía auxiliar han atacado a manifestantes pacíficos que han llevado a un número significativo de arrestos, lesiones y muertes. El saqueo, el vandalismo y los incendios provocados a menudo ocurren durante los disturbios», dice la alerta.

Organizaciones internacionales y locales de derechos humanos estiman entre 325 y 585 las muertes y asesinatos provocados por la represión del régimen.

Lea también: El 70% de las carreteras de Nicaragua tienen tranques

Pueden volver los tranques

De igual modo, Estados Unidos alerta que los tranques (bloqueos de carreteras), incluso en Managua y otras ciudades importantes, pueden aparecer y limitar la disponibilidad de alimentos y combustible.

Del mismo modo, alertan de la deficiencia de los hospitales públicos el riesgo de no recibir atención en casos de emergencia en que los pacientes sean sospechosos de ser manifestantes: «Los hospitales públicos no cuentan con suficiente personal y pueden negar el tratamiento a los presuntos manifestantes. Es posible que algunos hospitales en todo el país no puedan asistir en emergencias. Según se informa, las ambulancias se han negado a responder o se les ha negado el acceso a áreas con personas que necesitan atención de emergencia».

Golpe al turismo

«Los delitos violentos, como el asalto sexual y el robo a mano armada, son comunes», dice el comunicado, emitido a pocos días del aniversario de las protestas, que iniciaron el 18 de abril de 2018 y que esta año coinciden con las fechas de vacaciones de verano o Semana Santa.

«Los disturbios civiles y la infraestructura deficiente en algunas partes del país limitan la capacidad de la Embajada para ayudar a los ciudadanos estadounidenses en situaciones de emergencia. El personal del gobierno de los EE.UU. Debe evitar las manifestaciones y requerir un permiso especial para viajar más allá de un viaje de tres horas desde Managua. Se pueden aplicar restricciones adicionales a los movimientos del personal del gobierno de los EE.UU. En cualquier momento, según las circunstancias locales y las condiciones de seguridad, que pueden cambiar repentinamente», reza el comunicado.

Managua, Nicaragua. 02/09/2018. Simpatizantes del gobierno Ortega-Murillo provocaron la marcha de Las Banderas que desencadeno en disparos y violencia cuando rafaguearon los paramilitares la manifestacion y en represalia quemaron una patrulla de la policia. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

El mensaje es: «Mejor no vaya».

El Departamento de Estado, en su comunicado, alerta a sus ciudadanos que tomen la decisión de viajar pese a las advertencias, que tomen las siguientes medidas si deciden viajar a nicaragua:

-Considere los arreglos para salir del país rápidamente.

-Asegúrese de que su pasaporte estadounidense sea válido y esté disponible para una salida rápida del país, si es necesario.

-Evita demostraciones y restringe viajes innecesarios.

-No intente conducir a través de multitudes, barricadas o bloques de carreteras.

-Mantenga un suministro adecuado de alimentos, dinero en efectivo, agua potable y combustible en caso de que necesite refugio en su lugar.

-Tenga cuidado al caminar o conducir de noche.

-Mantener un perfil bajo.

-No muestre signos de riqueza como relojes caros o joyas.

-Ten cuidado de tu entorno.

-Visite nuestro sitio web para Viajes a Áreas de Alto Riesgo.

Inscríbase en el Programa de inscripción de Smart Traveler (STEP) para recibir alertas y facilitar la ubicación en una emergencia.

-Sigue al Departamento de Estado en Facebook y Twitter.

-Revise el Informe de Crimen y Seguridad para Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: