Sensación térmica de Nicaragua alcanza los 45 grados celsius

La sensación térmica se aplica para la temporada de verano e invierno. Y se refiere cuando la sensación es más alta que la temperatura real del ambiente

sensación térmica, nicaragua

El pasado 21 de marzo los nicaragüenses fue el días más caluroso del año. LA PRENSA/ARCHIVO/URIEL MOLINA

Los «bochornos»  que han sentido los nicaragüenses durante estos días se debe al calor húmedo producto de la sensación térmica que se registra en el pacífico y región norte del país, reporta el sitio Geografía de Nicaragua.

De acuerdo al portal, la sensación térmica más alta se reporta en Chinandega con 45 grados centígrados, le sigue León con 43 y Managua 41. Por su parte, en la región norte del país Ocotal cuenta con una sensación térmica de 37 grados centígrados, Matagalpa con 36 y Somoto con 35.

«El calor húmedo se da por la combinación de bajas y altas temperaturas en el territorio, lo que da lugar a un efecto de «olla de presión» que genera bastante vapor y se dé la condición del calor húmedo», indicó el agrometeorólogo Agustín Moreira.

La sensación térmica se aplica para la temporada de verano e invierno. Y se refiere cuando la sensación es más alta que la temperatura real del ambiente.

Cuando la temperatura real es superior a los 37 grados centígrados y el viento sopla con fuerza, la temperatura de sensación se eleva a valores sofocantes, explica el sitio ABC. Esto se debe a que el cuerpo humano usa el viento como un refrigerante natural para el organismo, pero si la temperatura del viento es superior a la del propio cuerpo, produce el efecto contrario, que da lugar a que la persona sienta el bochorno.

También: Incertidumbre por el clima loco que afecta a Nicaragua

Tome precauciones

Ante las altas temperaturas, los especialistas hacen un llamado a las personas hipertensas a que tomen precauciones para evitar un infarto o un derrame cerebral.

Las recomendaciones de los doctores para el público general es que usen ropa de algodón, se mantengan hidratados (tomar un promedio dos litros de agua) y que eviten exponerse al sol entre las 10:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde para no deshidratarse y evitar el “golpe de calor”, que es una alteración general del cuerpo como producto de las altas temperaturas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: