Monseñor Silvio Báez antes de viajar a Roma: «Quiero que el pueblo de Nicaragua me recuerde como un amigo y un hermano que les quiere»

Un grupo de personas, entre ellos miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, se presentaron al aeropuerto para despedir al obispo auxiliar de Managua

Monseñor Silvio Báez. LAPRENSA/R. Fonseca

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio José Báez, partió este martes de Nicaragua. Antes de irse, durante su despedida en el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, Baéz aseguró que su deseo para este país es que «lleguemos un día a tener una sociedad fundada en la justicia social de la que brota la paz verdadera».

Monseñor Báez, quien destacó por su crítica al régimen de Daniel Ortega, partió hacia Roma a petición del papa Francisco, por un tiempo indefinido. Pero antes de irse a su misión en El Vaticano, pasará una semana con sus familiares en Miami, Florida, en Estados Unidos, detalló en su cuenta de Twitter.

Un grupo de personas, entre ellos los miembros de la organización opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia se presentaron al aeropuerto para despedir al obispo auxiliar de Managua, sin embargo, sus homólogos de la Conferencia Episcopal no llegaron a despedirlo.

«Llevo a mi pueblo en el corazón, me duele irme, pero como hombre de iglesia y como hombre de fe, quiero seguir los caminos de Dios, a través de la mediación del papa Francisco», dijo monseñor Báez.

Lea además: Silvio Báez, en su última misa en Nicaragua: “No permitamos vivir en un sepulcro social”

Desde que el obispo Báez regresó al país en 2009, se convirtió en crítico del gobierno de Daniel Ortega, señalando la concentración del poder, la manipulación de los procesos electorales y la violencia estatal contra los opositores.

El que hasta este martes fue obispo auxiliar de Managua manifestó que no quiso dar fecha y hora de su partida para evitar que un buen número de personas se expusieran a la violencia estatal, no obstante, un grupo de músicos, conocidos popularmente como «chicheros» en Nicaragua, avivó la despedida de monseñor Báez con la canción «Amigo», del brasileño Roberto Carlos, «Nicaragua, nicaragüita» y otros sones de Masaya, ciudad de la que es originario el obispo.

También: Poemas, dibujos y canciones: la admiración de los artistas hacia el obispo Silvio Báez

«Yo quiero que el pueblo de Nicaragua me recuerde como un amigo y un hermano que les quiere, que no los va a olvidar», dijo monseñor Báez a periodistas independientes.

También reveló que antes de irse solo se reunió con el obispo de Estelí, monseñor Juan Aberlardo Mata, con quien comparte su criterio.

Nicas reciben a monseñor Báez en Miami

A su llegada a Miami, un grupo de nicaragüenses radicados en esa ciudad lo recibieron en el aeropuerto internacional con banderas de Nicaragua, flores y consignas como: «Baéz, amigo, el pueblo está contigo».

Entre abrazos y besos, monseñor Báez saludó a los nicaragüenses y reafirmó su compromiso con el pueblo nicaragüense. «Estoy siempre disponible para lo que el Señor y la iglesia me pida, pero llevo en mi corazón al pueblo de Nicaragua con la esperanza de que nuestro país puede ser liber muy pronto», aseguró.

Periodistas nicaragüenses que se exiliaron en la ciudad, así como medios de comunicación locales también llegaron al aeropuerto para dar cobertura al recibimiento.

Lea: Monseñor Abelardo Mata: “Salida de monseñor Báez deja un mal sabor”

Ante las preguntas de uno de los periodistas de que si el papa Francisco le salvaba la vida, aseguró que fue él mismo quien le pidió salir del país y que fuera a Roma. Además sostuvo que «es muy duro dejar la patria en la situación en la que está».

«Nicaragua es de todos los nicaragüenses, que no hay derechos de secuestrar un país y que por males que haga una persona, siempre tiene la oportunidad de cambiar de vida y de convertirse».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: