Aduana de Nicaragua triplica el cobro de impuestos a empresas de bebidas

Como hasta ahora el Inide no ha informado cuál es el precio al consumidor de las bebidas, la DGA estaría aplicando el impuesto sobre supuestos de precios alterados

bebidas, Nicaragua

Leches, gaseosas, jugos, bebidas energizantes, alcohólicas y vinos se encarecerán tras incrementar el impuesto aduanero. LAPRENSA/R. FONSECA

La Dirección General de Asuntos Aduaneros (DGA) está estrangulando a las empresas importadoras de bebidas al triplicar la carga impositiva, la cual provocaría un aumento en los precios al consumidor o a estas salir del mercado nicaragüense.

La presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprand, en conferencia de prensa dijo que esta medida ha traído desabastecimiento de algunos productos que no han salido a la venta, esperando que el Gobierno desista de la medida que aumentó los impuestos hasta un 200 por ciento.

Lea también: DGA causa estragos en importaciones de bebidas en Nicaragua, que se encarecerían hasta 70%

El problema ahora surge porque antes los importadores pagaban el impuesto sobre el cargamento total de bebidas en cada importación, pero ahora se ordenó que este debe aplicarse sobre el precio al detalle de cada uno de estos productos, el cual debe ser establecido por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).

Como hasta ahora el Inide no ha informado cuál es el precio al consumidor de las bebidas, la DGA estaría aplicando el impuesto sobre supuestos de precios alterados, lo que tiene preocupados a los importadores de estos productos.

En conferencia de prensa, empresarios advirtieron del severo impacto que sufrirán tanto ellos como los pulperos y consumidores. LAPRENSA/CORTESÍA

Hilleprand mencionó que entre las empresas que se han unido para que se anule este cobro arbitrario y que están siendo afectadas por la medida de Aduana están Ensa, Lala, Dicegsa, Tampico, Naturas, Coca Cola, Compañía Cervecera de Nicaragua, entre otras que importan.

Lea también: Cobro aduanero pone en riesgo el abastecimiento de todo tipo de bebidas en Nicaragua

También advirtió que con esta medida se extenderá el contrabando o comercio ilícito, que impactará negativamente en la economía nicaragüense, “propiciando la delincuencia, la inseguridad y la falsificación” en el país.

“En el caso de los jugos, las gaseosas, que son de consumo diario en todas las casas, la mayoría de los hogares nicaragüenses lo van a comprar a un precio más caro o lo van a dejar de comprar y eso afecta al empresario, al pulpero y al mismo gobierno, porque sus ingresos en vez de aumentar van a disminuir”, sostuvo Hilleprand.

Jugos más caros

Una de las empresas afectadas y con una gran representación en el mercado es Naturas. Freddy Villarreal, representante de la marca, dijo que al cambiar el método de calcular el ISC y el IVA, la carga impositiva en los precios pasó de 24 a 72 por ciento, triplicando el impuesto.

Puede leer: Precios bajos empujan reducción de los ingresos en las exportaciones de Nicaragua

“Esto lógicamente tiene una repercusión grave para la marca, implicaría inmediatamente un aumento de precio al consumidor, por ejemplo nuestra marca en lata podría pasar de 13, 14 córdobas a 22 o 25 córdobas al público, lo que nos dejaría con pocas posibilidades de ser competitivos”, sostuvo Villarreal. El aumento sería equivalente al 69 y 78 por ciento.

Lea ademásImportaciones de Nicaragua caen un 22.9 por ciento a febrero, por menos alimento, maquinaria y electrodomésticos

Villarreal expresó también que esto los deja vulnerable al contrabando, “lo cual ya se había controlado en los últimos años, pero con estas situaciones podría reactivarse de forma inmediata el contrabando de Honduras, lo que generaría daños serios, entonces creemos que es una problemática seria y esperamos que pueda haber una respuesta pronta, porque también tenemos desabastecimiento de producto, porque la decisión ha sido traer la mínima cantidad, para poder mantener la presencia de la marca”.

Dicegsa no sacó de bodega el producto caro

Por su parte, César Escobar, gerente de la cadena de suministro de Dicegsa, sostuvo que como empresa no han recibido una lista oficial del organismo rector, en este caso el Inide, sobre los precios al detalle sobre los cuales se va a calcular la base impositiva.

Puede leer más en: Cosep denuncia más represión orteguista contra empresarios de Nicaragua

“Tampoco hemos recibido una circular técnica de la Dirección General de Aduanas, como se acostumbra a hacer cuando hay cambios relevantes en la forma de pago de los aranceles. Nosotros desde las reformas fiscales a la fecha hemos importado alrededor de unos diez contenedores, los primeros siete contenedores pasaron bien pero los últimos tres contenedores hasta que estábamos en la frontera ya hecho todo el proceso de compra y traslado, nos damos cuenta de que la base impositiva se está triplicando”, indicó Escobar.

Explicó que estos tres contenedores han sido bloqueados, “porque hay un desajuste considerable en la estructura de precios, esos contenedores los tenemos en nuestras bodegas, nosotros decidimos no dejarlos en el almacén fiscal, porque la fecha de vencimiento de los productos en promedio es de siete meses pero el comercio no le acepta menos de tres meses de vencimiento, entonces tuvimos que hacer el pago”.

Puede leer también: Aduana retiene tinta y papel al Grupo Editorial LA PRENSA

Escobar dijo que de no solucionarse el problema antes que el producto llegue a su vencimiento, “se consideraría una pérdida total que afectaría más a la empresa. De hecho, ya tenemos una afectación en nuestros flujos de efectivos, porque cuando no tenés un cobro planeado, eso desajusta el flujo de efectivos”.

A través de un comunicado la CCSN dio a conocer que “de continuar con esta tributación caprichosa, se verán mayores reducciones en el dinamismo de diversos sectores de nuestro país, socavando aún más la economía nicaragüense, pues habrá una fuerte contracción en la capacidad de adquisición de las familias, ya que la tasa de desempleo incrementará debido a la liquidez de las grandes empresas que seguirán reduciendo su personal o cerrando operaciones”.

Empresas se encaminan al cierre de operaciones

En ese sentido, Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), señaló que las empresas están llegando a un momento que elevar el precio al consumidor ya no es la solución, porque saben que las ventas se reducirían.

“Llega un momento en que no podés seguir aumentado precios, con esta carga tan impositiva, que además va en contra del reglamento de la OMC (Organización Mundial del Comercio), y si le subís el precio a tu producto se va a dejar de vender en el mercado a como se vendía, cuando hay una caída en las ventas hay una reducción de ingresos, luego viene la reducción de empleados para equilibrar los gastos, pero llega un momento que no podés seguir reduciendo más, entonces lo que te queda es cerrar la empresa o trasladarla a otro países”, dijo Maltez.

Rechazan reforma tributaria

El primero en rechazar este cobro fue la Asociación de Distribuidores de Productos de Consumo Masivo de Nicaragua (Adiprocnic) a través de un comunicado a finales de abril, donde dio a conocer que con la reforma fiscal se había triplicado el cobro, “poniendo en riesgo las importaciones, el abastecimiento de los productos y los precios de venta al consumidor”.

Adiprocnic rechazó la reforma fiscal, “no solo por la afectación directa a nuestros socios, cuyos costos de operación son cada vez más insostenibles en la realidad que vivimos, sino también por los efectos negativos a toda la cadena de abastecimiento, llámese pulperos, distribuidores y mayoristas, que acercan a los productos de primera necesidad al pueblo nicaragüense”.

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria establece que la “importación de jugos, refrescos, aguas gaseadas y aguas gaseadas con adición de azúcar o aromatizadas y bebidas energéticas, la base imponible será el precio al detallista”. Asimismo, modifica la alícuota de Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) a bebidas gaseadas, carbonatadas, jugos, bebidas energizantes, bebidas alcohólicas y bienes suntuarios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: