Matan a una mujer de una puñalada en el pecho en Wiwilí, Jinotega

La mujer fue identificada como Deglis Castellón Montenegro y se presume que la puñalada se la propinó un primo suyo

Uno de los crímenes más recientes se registró en Wiwilí. LA PRENSA/Archivo

Deglis Castellón Montenegro, de 27 años, murió de una cuchillada en el pecho que presuntamente le asestó su primo Orlando Flores Montenegro, de 40, frente a un bar denominado El Estribo, en la comunidad Las Quebradas del municipio de Wiwilí, Jinotega.

Investigadores policiales se dirigieron al sitio para averiguar las circunstancias en las cuales ocurrió el crimen y buscar a Flores Montenegro, quien huyó con dirección desconocida. En tanto, el cadáver de Castellón fue entregado a sus familiares.

Lea además: Dos niñas mueren ahogadas en el municipio de Wiwilí, en Jinotega

La de Castellón es la décima muerte por homicidio reportada este año en el municipio de Wiwilí y la tercera en la comunidad Las Quebradas.

En esa comunidad, José Santos Polanco Herrera fue acuchillado el 2 de febrero pasado presuntamente por su hijastro, Andrés Abelino Palacios Sevilla, quien está siendo procesado en Jinotega por homicidio.

Asesinado a balazos

Mientras que el 22 de febrero, también en Las Quebradas, Winston Rodríguez, de unos 30 años, fue asesinado a balazos por desconocidos. En esa ocasión, un testigo dijo a la Policía que vio pasar dos motos y poco después oyó al menos seis detonaciones de arma de fuego.

Puede leer: Acusan a un hombre de asesinar a un productor en El Cuá, Jinotega

Al acercarse al sitio de donde provinieron los disparos, el hombre halló el cuerpo de Rodríguez en un barranco a unos 15 metros de la vía. Este caso sigue sin ser esclarecido por las autoridades.

De los casos registrados este año en el departamento de Jinotega, más del 80 por ciento han ocurrido en los municipios Wiwilí, El Cuá y San José de Bocay.

Además: Sujetos asesinan a un funcionario de la Alcaldía de Wiwilí, en Jinotega

Según el anuario policial, en el departamento de Jinotega hubo 61 homicidios en 2017; mientras que, en 2018, la cifra incrementó a 76.