Cuatro personas mueren por dengue en Nicaragua y se reporta aumento de casos

El Ministerio de Salud registró hasta esta semana 868 casos confirmados y 26,179 casos sospechosos. Ambas cifras duplican las estadísticas del año anterior

dengue

Nicaragua mantiene altas cifras de casos sospechosos de dengue en la región centroamericana, sin embargo, la tasa de mortandad es baja. LA PRENSA/ARCHIVO

Cuatro personas han muerto por dengue en Nicaragua, según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (Minsa), con fecha del 20 al 26 de mayo. Los casos de dengue, además, han aumentado en un 104 por ciento respecto a 2018.

El Minsa registró hasta esa semana, 868 casos confirmados y 26,179 casos sospechosos. Ambas cifras duplican la cantidad de 2018, que, para esta misma fecha, llegó a 421 casos confirmados y 16,365 casos sospechosos, sin registrarse ningún muerto.

Lee también: Epidemia del dengue no cede en Nicaragua

Según información del diario oficialista 19 Digital una de las víctimas mortales en mayo fue Luis Carlos Reyes, de cinco meses y originario de León. El reporte del Minsa no brinda detalles de las víctimas.

Leonel Argüello, médico epidemiólogo, alertó que se está ante un «alza importante» de casos de dengue, lo que elevaría los números de fallecidos.Y agregó que, esta situación se mantendrá mientras no se realicen campañas permanentes de prevención y se eduque a la población.

«Lo primero que se debe haber es una campaña educativa grande, que no existe. Debe haber un programa educativo de carácter permanente porque el mosquito está en mi casa», expresó el doctor. Y agregó: «Cuando aumentan los números de casos, aumentan los números de fallecidos porque es un asunto de riesgo».

Para el epidemiólogo, estos aumentos en los casos reflejan que las medidas de control ejecutadas por el Minsa «no han sido lo suficientemente eficaz».

El médico enfatizó en la importancia de eliminar los criaderos de zancudos. «El criadero está en mi casa y si yo tengo educación, elimino los criaderos y ahí estoy controlando la enfermedad. No tengo que esperar al Minsa, pero necesito esa educación, y no hemos educado a la gente sobre la importancia de eliminar los criaderos», señaló.

Aclaró también que esta campaña es una obligación de cada gobierno y el Minsa. «Aquí todos deberíamos saber cómo funciona la enfermedad del dengue para así luchar todos juntos contra esta enfermedad, porque si no vas a tener a unos eliminándolo y a otros produciéndolo», dijo.

¿Cómo se elimina el mosquito?

El primer paso es eliminar los criaderos (objeto o lugar donde se concentre agua) para evitar que se reproduzcan los mosquitos. «Los criaderos no solo significa los que tengo en la casa. El problema que tenemos es que la mayoría de los cauces en Managua están con basura, y ahí vamos mal», lamentó.

Echar abate en los criaderos o recipientes que contengan agua. Este insecticida no hace daño a la salud de la persona ni de los animales, pero sí a los mosquitos. «El abate intoxica a la larva (del mosquito) y hace que se muera. Pero lo ideal es que todos los recipientes estén tapados para que el mosquito no pueda poner los huevos», aconsejó.

Las campañas de fumigación y abatización han disminuido enfermedades como dengue y chikungunya; sin embargo, prevalecen epidemias de origen parasitario. LA PRENSA/ARCHIVO
Las campañas de fumigación y abatización han disminuido enfermedades como dengue y chikungunya; sin embargo, prevalecen epidemias de origen parasitario. LA PRENSA/ARCHIVO

«El Ministerio de Salud tiene que estar todos los años haciendo pruebas para saber si el abate sigue siendo efectivo o no», agregó.

Además, es importante fumigar. En este caso el médico explicó que se necesita de varios factores para que este sea efectivo, por ejemplo, que el operador sepa aplicar el veneno y contar con un buen equipo. «Cuando fumigás con máquina, la efectividad será que el equipo esté bien, que tengás a un experto en hacerlo, que la mezcla del insecticida y el diesel es la exacta… que tengás todas las condiciones entonces tenés un ochenta por ciento de efectividad».

El mosquito vive un mes, y una vez que pica a la persona, esta tiene una semana para desarrollar los síntomas de la enfermedad.

Se disparan las enfermedades en temporada de invierno

El boletín epidemiológico del Minsa también indicó que hay un aumento de los casos de malaria,  5,331 hasta esta última semana.  En el 2018 hubo 4,718. Sin embargo, con las enfermedades respiratorias hay una leve disminución:  40,787 casos de los 43,980 que se registró en el 2018.

Al respecto, el especialista Argüello señaló que las enfermedades respiratorias, gastrointestinales y las transmitidas por vectores aumentarán debido a la temporada lluviosa. «La malaria pasa lo mismo con el dengue, que las enfermedades que son transmitidas por vectores debés de tener un campaña permanente», destacó.

Cabe señalar que el mosquito del dengue pica durante el día, mientras que el mosquito de la malaria -su criadero es agua sucia- pica de noche.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: