Unidad Nacional Azul y Blanco continúa incidencia contra Daniel Ortega en Estados Unidos

Félix Maradiaga, Violeta Granera y Haydée Castillo, forman parte de la comisión de la Unab que realiza una amplia campaña de denuncia contra los desmanes de Ortega, en Washington

Felix Maradiaga, Nicaragua

Felix Maradiaga, director del Ieepp. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

El consejo político de la organización opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab), continúa realizando incidencia política en Estados Unidos, para abordar temas en relación a la crisis socio política de Nicaragua y temas relacionados a los derechos humanos y migración en el aspecto específico del asilo político.

Félix Maradiaga, Violeta Granera y Haydée Castillo, forman parte de la comisión de la Unab que realiza una amplia campaña de denuncia contra los desmanes de Ortega, en Washington.

Lea también: ¿Por qué junio puede ser uno de los meses más difíciles para la dictadura orteguista?

“Son tres pilares los que hemos estado trabajando en esta campaña de incidencia que tienen que ver con la OEA, la diáspora y el Departamento de Estado”, aseguró Maradiaga.

Los objetivos

De acuerdo al político opositor, los objetivos de la incidencia está vinculado a la denuncia contra el régimen de Daniel Ortega.

“El primer objetivo es el de presionar al régimen a una salida democrática y a una transición hacia la democracia”, afirmó el también experto en temas de seguridad.

Lea también: Alianza Cívica y UNAB arrecian ofensiva diplomática contra régimen orteguista

A juicio de Maradiaga, las presiones que la Unab está ejerciendo van encaminada a otras acciones. “Estas presiones tiene varias formas y la más conocida es la de las sanciones, la de la (aplicación) de la Carta Democrática, bloqueo de préstamos y el de informar sobre la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua”, explicó Maradiaga.

Debilitar al régimen

A juicio del miembro del consejo político de la Unidad Nacional, toda la campaña de incidencia tiene como fin debilitar al régimen de los dictadores, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“La lógica nos dice que entre más atención haya sobre Nicaragua, el régimen de Ortega se debilita”, enfatizó Maradiaga.

El opositor aseguró que ante la falta de cumplimientos de los acuerdos por parte de Ortega y la falta de garantías a los derechos ciudadanos, el reto es denunciar todas las arbitrariedades que comete la administración Ortega-Murillo.

“No podemos permitir que se continúen cometiendo tantos abusos contra el pueblo de Nicaragua. La comunidad internacional está clara y bien documentada de lo que nuestro país vive bajo esta dictadura”, dijo Maradiaga.

El tema de los migrantes  nicaragüenses

Por otro lado, Maradiaga explicó que se reunieron con consorcios de organizaciones dedicadas al tema de la migración en Washington, para tratar el tema del fenómeno de la migración de Nicaragua a raíz de la represión orteguista.

“Hemos explicado que es fundamental no colocar la dinámica migratoria de los exiliados nicaragüenses en el mismo paquete de todos los migrantes del resto de migrante de América Latina, ya que los migrantes nicaragüenses, en particular, son migrantes que buscan asilo político y el derecho internacional establece que la búsqueda de asilo es una categoría distinta a la migración ilegal indocumentada”, detalló Maradiaga.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: