La farmacia Avellán, el negocio al que el régimen castigó por no abrir el día del paro nacional

Hubo cinco días en mayo que Salua Avellán no abrió su farmacia en la Isla de Ometepe. Había tenido un accidente. Uno de esos días fue el del paro nacional. El Minsa le cerró su negocio

Este era el negocio que el régimen orteguista cerró. LA PRENSA/Cortesía/Salua Avellán

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La farmacia Avellán, que queda en Moyogalpa en la Isla de Ometepe, estuvo cerrada durante cinco días en mayo. Su dueña, Salua Avellán, cuenta que no abrió porque tuvo un accidente en motocicleta. El 23 de mayo, que fue día del paro nacional en Nicaragua, estuvo cerrada. Después le llegó la notificación: el Ministerio de Salud ordenó el cierre definitivo de su negocio.

Desde hace seis años que Salua Avellán tiene esa farmacia. Con los ingresos mantiene a una familia de cinco. Es además una de las cuatro farmacias que hay en Moyogalpa. En todo este tiempo, dice Avellán su negocio se ha caracterizado por “servir” a sus clientes y brindar “una atención integral” a los pobladores del municipio. Y ahora, le duele no solo el cierre de su negocio, sino también las razones que le han dado. La principal razón, según el documento, es que la farmacia estaba cerrada el 23 de mayo y supuestamente puso en riesgo la salud de los pobladores de Moyogalpa.

Lea además: Propietarios de farmacias cerradas por el régimen orteguista por apoyar el paro nacional donarán medicamentos

“Como puedo decir que mi negocio es solamente un negocio y que no me preocupo por mi pueblo, que dejé a mi pueblo desprotegido por un día, pero al Ministerio de Salud no le interesa que yo tenga un cierre definitivo. ¿Y el riesgo de la población donde está?”, cuestiona. Avellán cuenta que sumado al accidente que sufrió, acompañó a su suegro, esposo y mamá a realizarse exámenes médicos y tuvo que cerrar el negocio, por lo que no entiende porqué el Minsa solamente tomó en consideración el 23 de mayo.

El 23 de mayo, la oposición convocó a un paro nacional como medida de presión al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo para que libere a los presos políticos. Avellán asegura que no participó de la manifestación cívica y que el cierre de su negocio ese día fue por el accidente que tuvo. “No lo podía dejar con nadie yo soy la regente – propietaria y no tengo a nadie que labore conmigo”, dice Avellán.

Puede leer: Cafetaleros denuncian persecución financiera y temen perder propiedades o caer presos

Trabajadores del Sistema Local de Atención Integral en la Salud (Silais) de Rivas habrían llegado al negocio ubicado frente al hospital Héroes y Mártires de Ometepe el día del paro nacional y en una “supervisión correspondiente”, constataron que el negocio estaba cerrado. El 29 de mayo a eso de las 4:00 de la tarde la notificación del Ministerio de Salud (Minsa) en la que se le informaba de que su negocio había sido clausurado definitivamente.

También: Tienda Carrión cierras sus puertas en el centro comercial Plaza Inter Managua. Esta habría sido la razón

La resolución administrativa, N° 003/2019 y que fue firmada por Arlen Judith Estrada Castro, director general de salud de Rivas, asegura que, «en inspección realizada el 23 de mayo del 2019 por la delegación departamental de farmacia del Silais de Rivas en la Farmacia Avellán, ubicada frente al hospital primario Héroes y Mártires de Ometepe en el municipio de Moyogalpa, departamento de Rivas, se verificó que no se encontraba funcionando en el horario de prestación de servicios solicitado de 08:00 a.m. a 5:00 p.m. por dicho establecimiento y autorizado por la Dirección General de Salud del Silais Rivas, incumpliendo el objeto de la Licencia Sanitaria de funcionamiento otorgada ya que en dicho horario y sin causa justificada, no garantizó la dispensación suministro directo al público de medicamentos».

Este es una de al menos cinco farmacias que el régimen orteguista ha cerrado después de que se realizó el paro nacional. La diferencia con el negocio de Avellán es que los otros propietarios sí se han manifestado contra la dictadura y participaron en el paro nacional. El sector privado nicaragüense ha denunciado la represión del régimen contra sus asociados, empresas y negocios.

Para Avellán esta medida es ilegal, ya que el Silais – Rivas, en los seis años que funcionó el negocio, en pocas ocasiones emitió roles de turnos para las farmacias y por tanto no incumplió algún horario dispuesto por la entidad. “El negocio es mío, es privado, atiendo frente a un hospital, atiendo a deshoras, porque a cualquier hora que me buscan en la noche yo me levanto, aún sin estar de turno, porque no prevalecen los turnos”, sostiene.

Puede leer: Dictadura orteguista impone cierre de empresas que participaron en paro nacional

Sobre el paro nacional, Avellán, reiteró que no participó de esa manifestación cívica y que siempre observó desde la puerta de su negocio las marchas que los autoconvocados realizaron en el municipio de Moyogalpa. Tampoco participó en los paros anteriores.

“Yo respondí que qué raro, que me sorprendía porque yo me había ausentado por problemas de salud de mis familiares, de mi suegro, de mi esposo, de mi mama casi tres días antes consecutivos al paro y posterior al paro”. Avellán asegura que no puso en riesgo la salud de los pobladores en ese momento. “Estoy haciendo lo correspondiente en meter la apelación de acuerdo al artículo que se me aplican porque dice que es una causal para suspensión que tiene que ser leve, grave, muy grave o reincidente para poderme cerrar el negocio”.

Puede leer: Walmart explica la decisión de no sumarse al paro nacional aduciendo que no puede participar en asuntos políticos

A partir del 29 de mayo, Salua cerró su negocio y ha estado revisando los medicamentos que tenía en inventario; y los que tienen fecha cercana de vencimiento en los próximos meses los donará al hospital Héroes y Mártires de Ometepe. Esta donación, sostiene, no será por primera vez, ya que anteriormente ha realizado otras donaciones. “Estoy haciendo un levantamiento de las cuentas por pagar porque trabajamos con factura a 30 días de crédito. Ya hablé con los laboratorios correspondientes y se están efectuando notas de créditos porque no se puede tener cuentas por pagar con un negocio cerrado”, agrega.

Farmacia Avellán, paro nacional, Nicaragua
Salua Avellán, regente y propietaria de la farmacia Avellán. LA PRENSA/Cortesía/Salua Avellán

Los pobladores de Moyogalpa han mostrado su indignación ante la decisión del Minsa contra Avellán. “La gente me ha exteriorizado enojo, desesperación porque están frente al hospital, incluso mi servicio no es solamente dispensar el producto como vender un pan”. “La gente encuentra mucho apoyo” en su negocio, dice.

Además: Gobierno se equivoca al querer debilitar a la empresa privada, afirma vicepresidente de Cosep

“Me están llegando a buscar infinidades de veces, pero yo soy respetuosa de la ley; y si la ley dice que tengo que cerrar voy a cerrar”, agrega.

El negocio anteriormente funcionó bajo el nombre de Divino Niño cuando todavía Avellán no se había preparado como farmacéutica. Desde el 2013 hasta la fecha Avellán trabajó sola en su negocio.

Irregularidades

Avellán asegura que una o dos veces de parte del Silais recibió los roles de turno para que las farmacias laboren, sin embargo, sostiene que no se cumplen porque “porque no tienen una supervisión del Ministerio de Salud”. En tanto, denuncia que en las pulperías del municipio hay venta de medicamentos ilegales . “Y me acusan de poner en riesgo la salud, esto es algo contradictorio”.

Cerca del negocio de Avellán, donde también se ofrecían servicios de ultrasonidos y consultas de urología, hay unas tres farmacias que continúan funcionando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: