Argentina de Messi golea a una Nicaragua que marca y deja una buena sensación

Juan Barrera descontó de penalti validando el crecimiento de Nicaragua al convertirse en la tercera selección de Centroamérica que marca Argentina en casa, tras Panamá en 2009 y Costa Rica en 2010

Messi al momento de marcar el primero gol. LAPRENSA/ AFP

Lionel Messi se encargó de todo anoche en San Juan. Era el destinado para marcar los ritmos y cuando aceleró provocó daño en Nicaragua. En 105 segundos marcó el doblete (36 y 38) más rápido de su carrera con la Selección de Argentina, que goleó 5-1 a una Azul y Blanco sacrificada para defender y cerrar espacios, dejando algunos detalles de juego colectivo e individualidades para destacar como la acción de Armando Goufas que provocó el penalti del descuento.

Lea: Así te contamos el partido entre la selección de Nicaragua y Argentina

Hay destellos de Nicaragua para tomar en cuenta, porque ya no es una selección tan limitada. Ahora va hacia adelante con ideas claras y cuenta con algunas acciones que hacen daño, incluso a Argentina. Marcarle en casa a la Albiceleste es un lujo que solo las selecciones de Panamá (perdió 3-1 y marcó de penalti), en 2009, y Costa Rica (perdió 3-2), en 2010, han logrado en Centroamérica. El gol fue una jugada producto de una individualidad  de Goufas llevándose a dos adversarios, algo que intentaron jugadores de Honduras, Guatemala y El Salvador, y no pudieron provocar el penalti.

La Selección de Futbol jugó sin complejos con el balón y, cuando lo tuvo, supo qué hacer en algunas ocasiones, destacando las proyecciones colectivas de Juan Barrera y Josué Quijano en la primera parte, más acciones solitarias de Byron Bonilla, quien encaró sin miedo y se atrevió a encarar junto con Goufas, un jugador que necesita más minutos de juego en la Copa Oro.

Pilares defensivos

Luis Fernando Copete y Carlos Montenegro dan mucha seguridad en el centro de la defensa, más allá de los goles recibidos. Sus intervenciones oportunas sobre Messi y Agüero evitaron un resultado más abultado. Montenegro en su debut cumplió con notas altas, porque estuvo atento para los cierres y coberturas, algo que quizás pasó inadvertido por el nivel de Argentina.

La idea de juego de Nicaragua tuvo algunos chispazos llamativos.  Se agrupó en tres cuarto de cancha, todos detrás del balón, y presionó a Argentina entrando al mediocampo. Todos ordenados y trabajando para tapar los espacios y buscando un robo que les permitiera contraatacar a partir de la recuperación, como lo hizo Juan Barrera (9’).

Copete recuperó el esférico, mandándolo hacia adelante donde el capitán. Barrera se desplazó y combinó con Josué Quijano, quien centró al área buscando a Jorge Betancur. El centro delantero no pudo retener el esférico y pasó el primero; no obstante, se notó una idea de juego, una señal que Nicaragua tenía cómo atacar.

Argentina pudo meter más goles, sobre todo en la primera parte con Messi, quien desperdició un mano a mano y dos tiros libres estrellados en la barrera antes de marcar su doblete, aunque mérito fue de los defensores nicas al atinar la dirección del remate.

Factor Goufas

La segunda parte tuvo más de lo mismo. Messi y Agüero salieron y el nivel de la Argentina se mantuvo. Lautaro Martínez, sustituto de Agüero, aprovechó sus oportunidades y marcó otro doblete (63’ y 73’), ambos tantos superando a los defensores en tiros de esquinas mal defendidos, los cuales el atacante del Inter de Milán capitalizó.

Byron Bonilla se apagó y el brillo de la Selección igual. Necesitaba oxígeno  y lo dio Goufas, quien entró tarde en el partido. El atacante las dos veces que recibió el balón con espacio encaró y desequilibró. En la segunda ocasión, se quitó a dos adversarios y centró al área. Nicolás Otamendi metió la mano y Barrera (90+1), con un remate colocado y potente, descontó desde el punto de penalti.

Argentina goleó a una Nicaragua que no decepciona en su argumento de juego, con un tanto que valida el crecimiento futbolístico de la Azul y Blanco.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: