“Ley de Amnistía es puro teatro y la hicieron para ellos”, afirma Mercedes Dávila, madre del preso político Edwin Carcache

“Aceptar esa ley es aceptar que mi hijo es culpable, y mi hijo no es culpable de nada”, dice. Edwin Carcache fue encarcelado el 4 de septiembre de 2018 y acusado por terrorismo y otros delitos

Mercedes Dávila, Edwin Carcache

Mercedes Dávila, madre del preso político Edwin Carcache, asegura que espera contenta a su hijo pero no gracias a la Ley de Amnistía. LA PRENSA/Jader FLORES

La madre del preso político Edwin Carcache, Mercedes Dávila, aseguró a LA PRENSA que la “Ley de Amnistía es puro teatro y la hicieron propiamente para salvarse ellos”, refiriéndose a la pareja de dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo, y a sus altos funcionarios involucrados en todo tipo de abusos y violaciones de derechos humanos.

Dicha ley fue aprobada el sábado pasado y la dictadura orteguista pretende “consolidar sus bases y darle protección a los que cometieron asesinatos, asedios y todo tipo de corrupción desde abril de 2018”, resaltó Dávila.

Lea además: Dictadura orteguista aprueba su Ley de Amnistía

Desde que inició junio, Dávila espera que en cualquier momento su hijo se pare frente a la puerta de su casa. Solo la idea le provoca una sonrisa que la libera del dolor que ha sufrido durante los casi diez meses que Carcache lleva encerrado en las celdas de alta seguridad de La Modelo.

Sin embargo, esa ilusión no se la ha dado la Ley de Amnistía. Ella estaba segura que su hijo “tenía que salir antes del 18 de junio por el acuerdo firmado en la mesa de negociación”, en el que ha confiado, dice Dávila, y reitera que “la Ley de Amnistía es puro teatro para salvarse ellos (la dictadura orteguista)”.

Puede leer: Ley del “perdón” falsea la verdad sobre los crímenes de la dictadura, asegura experta del GIEI

Es por eso que para ella “aceptar esa ley es aceptar que mi hijo es culpable y mi hijo no es culpable de nada. Lo único que él ha hecho es hacer uso de los derechos que le da la Constitución Política de nuestro país: manifestarse”, afirma, muy segura de sus palabras.

Edwin Carcache tiene 28 años y fue encarcelado el 4 de septiembre de 2018. Entre otros delitos, es acusado por terrorismo, portación ilegal de armas e incitación a la violencia.

“Libertad condicionada”

Por su parte, el excarcelado de Granada Róger Martínez, condenado a cuatro años y medio de prisión por supuestos delitos de fabricación y tráfico de armas, municiones y explosivos, recibió la noticia de la aprobación de la Ley de Amnistía con “tristeza”, porque se convierte en un “hecho más de injusticia e impunidad”.

También: Oposición pide a la OEA elevar presión a Ortega mientras el régimen repite mentiras en el organismo

Martínez dice no sentirse culpable de nada de lo que se le acusa, pero entiende que esta ley es una “maniobra política para ganar tiempo y brindar impunidad a quienes sí cometieron delitos y criminalizaron todo lo que estuvo en el contexto de protestas iniciadas en abril” de 2018.

Además considera que más que una amnistía, la ley se trata de una “libertad condicionada” y la compara con un “trueque” en el que no se tiene la oportunidad de elegir, “sino que eligen por nosotros y tenemos que dar nuestros derechos constitucionales, e incluso humanos, por una libertad que nunca se nos debió arrebatar”, enfatiza, haciendo referencia al artículo 3 de la ley, el cual amenaza con quitarles el beneficio y ser encarcelados de nuevo si vuelven a protestar.

Lea: Estos son los diputados orteguistas que votaron a favor de la Ley de Amnistía

El excarcelado Alejandro Guido considera que la ley es un “auto perdón para el propio régimen de Ortega” y no le beneficia en nada, porque lo que él quisiera es que se haga justicia. “No me beneficia que un delincuente, asesino, me deje libre y que me diga qué es lo que tengo que hacer”.

Guido, de 56 años, lo apresaron el 15 de enero en la delegación policial de Masaya y fue excarcelado el 20 de mayo. Nunca hubo una acusación en su contra, tampoco inició un proceso legal. Sin embargo, cuando lo detuvieron lo señalaron de jefe tirabombas, cuando en realidad lo que hizo fue participar de las protestas autoconvocadas en contra del régimen.

Jacqueline Valdivia, mamá Nahiroby Olivas, no piensa aceptar la ley y dice que no es necesaria para declarar la inocencia de su hijo. LA PRENSA/ ARCHIVO

Ley “absurda”

Mientras que para Jacqueline Valdivia, madre de Nahiroby Olivas, otro preso político de León, esta ley es “absurda completamente” y argumenta que a su hijo “no tienen nada que perdonarle, él no es ningún delincuente. Él no cometió ningún delito”.
Según Jacqueline, la ley no tiene ningún valor y no piensa aceptarla, pero intenta mantenerse neutral ante la posible liberación de los reos políticos, considerando que el régimen de Ortega podría faltar a su palabra, como lo ha hecho en reiteradas ocasiones.
“A mí lo que me hubiese encantado es que él (Nahiroby) saliera sin necesidad de ninguna ley, pero como no tenemos otra opción, qué nos queda”, sostiene.

Puede leer: Eurodiputado Ramón Jáuregui advierte que si el régimen de Nicaragua pretende engañar al pueblo con ley de Amnistía, pedirán más sanciones

Reacciones sobre la ley

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, fue uno de los expertos internacionales que se pronunció en el momento de la aprobación de la Ley de Amnistía, manifestando que el propósito de esa legislación es “consolidar la impunidad del régimen”.

El eurodiputado español Ramón Jáuregui expresó este domingo en su cuenta de Twitter que le “preocupan varios artículos y la interpretación que haga el gobierno” sobre la ley, a la vez que advirtió a la dictadura que no busque engañar al pueblo con esta medida.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: