Puma Energy anuncia que abrirá y administrará la gasolinera que está en Metrocentro, la que fue confiscada por el régimen a empresario opositor

La gasolinera situada en Metrocentro entrará a operar a partir de hoy. Se espera que en los próximos días también reabran las otras estaciones confiscadas por el INE, que antes estaban en manos de opositores al régimen

Así luce una de las tiendas de las gasolineras cerradas en diciembre pasado. Se trata en este caso de la Puma de Metrocentro, ubicada en el centro de Managua. LA PRENSA/J. Flores

La estación de gasolinera Puma Energy que opera en Metrocentro será reabierta hoy, anunció la transnacional, mediante un comunicado, en el que informó que la misma será administrada por ellos mismos. En las redes circuló en semanas recientes que la misma había sido entregada a allegados de la familia Ortega Murillo, pero fuentes del sector petrolero negaron dicha información en abril pasado.

«Puma Energy se complace en informar a nuestros clientes, proveedores y población en general, que la estación de servicio y Súper 7 Puma Metrocentro se reabrirá y comenzará a operar hoy. Esta será administrada directamente bajo Puma Energy, tal como están operando algunas otras estaciones de servicio en otros países», señala en el comunicado.

En el mismo añade: «Puma Energy agradece la confianza que la población nicaragüense tiene de sus productos y de los productos que se les brinda».

Lea: Concesionario de la gasolinera Puma-Metrocentro: “Si mi pecado fue dar refugio a quienes eran perseguidos por las balas, lo volvería a hacer”

El anuncio llega casi seis meses después de que el régimen de Daniel Ortega ordenara confiscar a opositores varios  las estaciones de gasolineras en Managua y otros departamentos. La de Metrocentro estaba concesionada al empresario Juan Carlos Habed Cornavaca, que durante la represión en abril del año pasado dio refugio a los estudiantes que fueron atacados brutalmente por la Policía Orteguista y paramilitares, con armas de fuego.

En una entrevista que concedió a LA PRENSA, Habed admitió que tras el cierre de su negocio, debió abandonar el país para preservar su vida y la de su familia. «Me cerraron mi negocio, mi único medio de vida y todas las señales indicaban que las cosas estaban feas para mí en el país y lo más sano era tratar de resguardar mi vida y la de mi familia», dijo.

Sin explicación, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) confiscó la estación, así como otras.  «Yo pienso que el Gobierno usó al INE para confiscarme. Entonces lo que me han hecho es estrictamente político y estrictamente confiscatorio. Fui despojado de mi negocio, que era familiar, y me obligaron irme del país, porque si me cierran y me confiscan mi negocio, ¿qué me puede pasar mañana?», dijo desde el exilio.

En semanas recientes, circuló en las redes sociales que la misma había sido asignada a un familiar de allegados a la familia presidencial, pero ahora Puma Energy asegura que serán ellos mismos que administrarán la estación. LA PRENSA nunca pudo confirmar lo que se informó en las redes.

LA PRENSA conoció que en los próximos días también entrarán a funcionar las estaciones de Puma La Virgen y la Puma situada contiguo a los juzgados de Managua.

Lea: Gasolineras, medios de comunicación, organismos no gubernamentales: ¿Qué ha pasado con los bienes asaltados por la dictadura en Nicaragua?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: