Estado de Nicaragua mantiene cifras de trabajo infantil desactualizadas

Las últimas estadísticas de trabajo infantil son de 2012, cuando la “Encuesta Continua de Hogares” reveló que 396,118 niños trabajaban en el país

trabajo infantil

La cifra de desempleo en el país pone en condiciones vulnerables a la niñez y adolescencia. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Estado de Nicaragua tiene en total abandono a la niñez y adolescencia del país al no contar con las instituciones debidas para su protección en derechos humanos, expresó Jorge Mendoza, vocero de la Coordinadora de la Niñez y Adolescencia (Codeni), a propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil este 12 de junio.

Mendoza señaló que en Nicaragua las últimas estadísticas de trabajo infantil son de 2012, cuando la “Encuesta Continua de Hogares” reveló que 396,118 niños trabajaban. En ese entonces, la encuesta detalló que el 54.7 por ciento era un trabajador familiar sin pago, ayudaba a sus padres o familiares para sobrevivir; el 18.7 por ciento trabajaba como jornalero o peón, el 15.7 por ciento como obrero asalariado, el 8.6 por ciento como trabajador por cuenta propia y el 2.3 por ciento como trabajador no familiar sin pago.

Puedes leer: Trabajo infantil puede aumentar en el país debido a la crisis sociopolítica, indica Codeni

Pero aparte del desfasado informe, Mendoza agregó que el desmantelamiento de las instituciones nacionales de protección a la niñez y adolescencia es otro de los factores que agrava la problemática. “El problema es que desde hace algunos años se viene desmantelando el sistema nacional de protección para la niñez y adolescencia. Prueba de ello es que desaparecen las entidades que rectoraban las políticas públicas como el Conapina (Consejo Nacional de Atención y Protección Integral a la Niñez y Adolescencia)», expresó Mendoza.

“No hay mayor estadísticas que te hacen indicar que la situación ha mejorado”, reflexionó.

Y agregó: «Creemos que esa actitud del gobierno se desprende de las responsabilidades de brindar información pública. Es una irresponsabilidad no brindar las estadísticas que nos pueden indicar para abordar de mejor manera el trabajo de los adolescentes”, dijo el vocero de Codeni.

Además: Niñez de Nicaragua enfrenta traumas por la represión de la dictadura orteguista

Mendoza cree que la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde hace más un año pudo aumentar la cifra. “Nos preocupan seriamente que los datos que arrojan la crisis sociopolítica y económica del país que pueden establecer condiciones en las que fácilmente la familia nicaragüense pueda caer en la trampa de utilizar la niñez para contribuir económicamente a la sobrevivencia de los hogares”, señaló.

Mendoza refirió que la cifra de desempleo en el país pone en condiciones vulnerables a la niñez y adolescencia.

“Una de las razones que promueven el trabajo infantil es la carencia en la satisfacción de las necesidades básicas, entonces tienen que abandonar la escuela o partir el tiempo entre la escuela y trabajo para poder aportar a la satisfacción de sus necesidades”, explicó.

Asimismo hizo un llamado al Estado de Nicaragua a articular nuevamente el sistema nacional de protección, para poder trabajar con base en esa línea y brindar atención a los menores de edad, además de proveer recursos económicos. “Lo primero que debe hacer el Estado es asumir su responsabilidad como garante en articular un sistema efectivo para proteger a la niñez. Lo otro es la asignación de recursos, hay un presupuesto mínimo que tiene el ministerio del trabajo para las inspecciones laborales”, precisó.


Cifras a nivel mundial

La organización Internacional de Trabajo reportó que:

  • 152 millones son víctimas del trabajo infantil, de las cuales 73 millones están en situación de trabajo infantil peligroso.
  • Casi la mitad de los 152 millones de niños y niñas víctimas del trabajo infantil tienen entre 5 y 11 años; 42 millones tienen entre 12 y 14 años; y 37 millones, entre 15 y 17 años.
  • De los 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, 88 millones son varones y 64 millones son niñas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: