Familiares de 85 presos políticos realizarán plantones hasta que el régimen orteguista los libere

Los familiares de los reos además advirtieron al régimen que si sus familiares no son liberados este mismo martes, harán plantones a las afueras de La Modelo

Las madres, esposas e hijos de los 85 presos políticos que aún quedan en las cárceles realizarían plantones de forma indefinida en las afueras de los penales, si sus reos no eran liberados a más tardar a las 12:00 de la noche de ayer 18 de junio, cuando se le venció el plazo a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo para cumplir con el acuerdo sobre las liberaciones de los manifestantes.

“Las madres no nos rendimos, exigimos justicia y libertad inmediata de nuestros hijos”, afirmaron en un comunicado este martes. Los plantones iniciarían hoy 19 de junio a las 6:00 a.m. en el Sistema Penitenciario, en Tipitapa, donde está la mayoría de reos políticos.

Lea además: Dictadura asegura que ya liberó a todos los presos políticos

El régimen de Ortega-Murillo asegura que ya cumplió con el acuerdo de liberar a todos los reos políticos y que los últimos manifestantes que quedaban en las cárceles salieron el pasado 10 y 11 de junio, sin embargo, la Alianza Cívica (AC) sostiene que aún quedan 85.

Las madres y otros familiares de los prisioneros políticos pidieron a la AC no retomar las negociaciones con el régimen “hasta que salga el último secuestrado político y cese la represión contra los excarcelados y el pueblo de Nicaragua”.

Puede leer: Autoconvocados en Miami denuncian la presencia de la alcaldesa Reyna Rueda en un hotel de Estados Unidos

El nuncio Waldemar Sommertag se mostró molesto por la presencia de medios de comunicación. LAPRENSA/D. Hernández

“No les tenemos miedo, estamos decididas a que este dictador si es posible acabe con nuestras vidas, si quiere paz, que nos entregue a nuestros hijos, él (Ortega) sabe que aquí en Nicaragua no lo queremos”, afirmó Martha Lorena Alvarado, mamá de Melquicedec Antonio López, detenido desde hace 189 días.

Refutan a la dictadura

El régimen asegura que ya cumplió con el acuerdo firmado el 27 de marzo pasado con la AC, pero la oposición y el Comité Pro Liberación de Presos Políticos aseguran tener pruebas de que las 85 personas aún encarceladas fueron detenidas por su participación en las protestas ciudadanas, aunque la dictadura los acusa de delitos comunes.

También lea: “Lo mío no fue una detención, fue un secuestro, la orden era desaparecerme”. El testimonio del joven que fue marcado con las siglas FSLN en su espalda

El universitario Francisco Javier Jiménez Rayo participó en las protestas iniciadas en abril del 2018. Fue detenido sin orden judicial por la Policía Orteguista (PO) desde hace once meses, acusándolo de robo agravado. Su mamá Lesli Rayo afirmó que Francisco Javier aparece en la lista de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como preso político, “por tanto, exijo su libertad inmediata”.

Testigos escuchan a familiares

La posición de los familiares fue dada al finalizar el encuentro con los testigos y garantes en las negociaciones, el representante del papa en Nicaragua —nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag— y el enviado de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla.

El nuncio Sommertag y Rosadilla no dieron declaraciones al final de la reunión. Pero, según los familiares y miembros de la AC, los garantes luego de escuchar los testimonios de las madres y esposas sobre el sufrimiento de sus presos políticos se comprometieron a gestionar sus liberaciones ante el régimen.

Alianza Cívica respaldan a familiares de presos políticos

Azahalea Solís y Juan Sebastián Chamorro, delegados de la AC, manifestaron que respaldan todas las acciones de los parientes para que salgan de las cárceles sus secuestrados políticos y, por tanto, no se regresará a las negociaciones formales con la dictadura Ortega-Murillo.

Sin embargo, Chamorro explicó que conforme lo establecido en el acuerdo de las liberaciones se debe conformar la mesa técnica entre la AC, los representantes del régimen orteguista, los testigos y garantes y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), para revisar el cumplimiento o no del acuerdo de las liberaciones.

“No es volverse a sentar a la mesa de negociaciones, lo que estamos planteando es que los presos que siguen ahí se liberen, esto lo pide hacer la mesa técnica diseñada para estos fines”, aseveró Chamorro.

Ortega conserva rehenes

El régimen publicó un comunicado en el que afirmó que “hemos cumplido a nuestro pueblo y a la comunidad internacional”, y que los presos liberados estaban en una lista que fue consensuada entre sus representantes en la mesa de negociación y de la AC y que posteriormente fue entregada al CICR.

El CICR participó en la salida de una parte del grupo de los reos políticos. El nuncio Sommertag y Rosadilla, según el documento de la dictadura, “fueron testigos del consenso alrededor de esos listados”.

La salida de todos los presos políticos, de acuerdo con el régimen, finalizó con más de cien ciudadanos, entre ellos lídres como: Medardo Mairena, Edwin Carcache, Amaya Coppens, Nahiroby Olivas, los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau los días 10 y 11 de junio. En esa salida de presos políticos habrían sido testigos Rosadilla y monseñor Andrea Piccioni, en representación del nuncio apostólico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: