Condenan a 26 años de prisión a hombre que asesinó a un vendedor en El Cuá, Jinotega

Yorling Makiel Blandón cumplirá las pena por robo agravado hasta el 26 de marzo de 2025 y por asesinato hasta 2039

El Cuá

Yorling Makiel Blandón López, de 23 años, fue condenado a 20 años de prisión por asesinato y seis años de prisión por robo agravado, luego que un juez de Jinotega lo declaró culpable de ambos delitos, cometidos en concurso real, en perjuicio del comerciante ambulante Marvin Antonio Jarquín Moreno.

Aunque una de las particularidades del concurso real es que se suman las penas para cada delito, en este caso el juez Primero de Distrito Penal de Juicios en Jinotega, Francisco Blandón Robleto, resolvió que la pena por robo agravado expirará el 26 de marzo de 2025 y la condena por asesinato terminará en la misma fecha de 2039.

Puede interesarle: Decretan prisión preventiva contra un hombre que asesinó a un comerciante en El Cuá, Jinotega

Según el juez, Blandón tendrá que cumplir las condenas en el Sistema Penitenciario Regional de Waswalí, a cinco kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa.

Por el crimen contra Jarquín Moreno, ocurrido el 13 de febrero pasado, la Fiscalía también acusó a José Esteban Blandón Ferrufino, quien sigue prófugo, aunque hay una orden de captura en su contra.

Jarquín residía en el barrio El Progreso del caserío La Mora, al norte del municipio matagalpino El Tuma-La Dalia y tenía aproximadamente cuatro años de ir con frecuencia a vender ropa al Macizo de Peñas Blancas, al límite con el municipio El Cuá.

Lea además: Matan a balazos a un caficultor en una finca ubicada en El Cuá, Jinotega

El cadáver de Jarquín fue encontrado el 14 de febrero. En el juicio, la Fiscalía sostuvo que el comerciante fue interceptado por los dos acusados, quienes lo intimidaron con cuchillo y machete para robarle diez mil córdobas en efectivo, un celular y un bolso con prendas de vestir de distintas marcas, estilos y precios.

Una vez ejecutado el robo y “para evitar que la víctima los denunciara”, refiere la acusación, Blandón López presuntamente recogió un trozo de madera con el que derribó a Jarquín, asestándole un garrotazo en la cabeza. Por su parte, Blandón Ferrufino, con un cuchillo, asestó una estocada en la cabeza y cinco más en la espalda al comerciante, provocándole la muerte.