Empleo, salarios, impuestos… Estos son los 10 indicadores económicos que el BCN no divulga para ocultar el estado de la recesión en Nicaragua

La administración del presidente Ovidio Reyes en el Banco Central ha impuesto un "apagón" estadístico que mantiene indicadores con rezagos de hasta 209 días, lo que afecta la toma de decisión de los agentes económicos y los hogares. Conozca los indicadores y los días de retraso en su divulgación

Ovidio Reyes,presidente del Banco Central, presenta informe anual. LAPRENSA/ARCHIVO

Al menos diez indicadores económicos que dejarían al descubierto el nivel de profundización de la recesión mantiene ocultos el Banco Central de Nicaragua (BCN), cuyos retrasos en sus divulgaciones superan los 209 días desde la fecha prevista de sus publicaciones según el calendario público del mismo emisor bancario y disponible en su sitio electrónico, según un registro contable elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Casi siete meses lleva el BCN sin divulgar el informe Encuesta de Turismo, cuya última actualización está al segundo trimestre del año pasado. En el mismo, se revela el gasto promedio de los turistas y la estadía media de estos en Nicaragua, así como la procedencia de los mismos.

El turismo es una de las actividades económicas más azotadas por la recesión, registrando una caída de 35.2 por ciento el año pasado en cuanto a ingresos, según el Informe Anual del BCN. Hasta ahora se desconoce cómo ha evolucionado el gasto y la estadía del turismo en la primera mitad de este año, así como la afluencia de viajeros, dato que tampoco ha sido proporcionado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur). Este reporte se publica trimestralmente.

También las cifras sobre los salarios mínimos promedios tienen atrasos de más de 126 días, lo que permitiría conocer el impacto que las alzas de precios están teniendo en la masa salarial de los trabajadores. Los datos más actualizados están hasta diciembre del año pasado.

Solamente se conoce hasta febrero los salarios reales y nominales de los asegurados- tanto de la empresa privada y el Gobierno-, los que muestran una ligera reducción, pero estos aún no recogen el impacto de la reforma tributaria y el ajuste mismo que se hizo en el INSS.

Lea además: Banco Central de Nicaragua esconde estado de reservas internacionales de dinero

¿Cuál es el estado de la recaudación?

Uno de los indicadores que más inquieta está  relacionado con la finanzas públicas con 106 días de retrasos. Al igual que los anteriores los últimos números que se conocen están hasta diciembre. De divulgarse, los mismos contienen la evolución de la recaudación, el estado de las finanzas de las instituciones públicas descentralizadas, incluido el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, que la última vez mostraba severas caídas en sus ingresos. Estos indicadores suelen actualizarse cada mes.

Los indicadores monetarios, que antes se divulgaban a diario, también están con rezagos de más de 71 días. La última actualización es del 30 de abril. En este se venía revelando la evolución de los depósitos bancarios, la circulación de dinero, el estado de las reservas internacionales, los movimientos financieros del Gobierno central, entre otros.

También el Banco Central ha incumplido con el reporte sobre Indicadores Financieros, el cual se encuentra actualizado hasta diciembre del año pasado.

En este reporte se conocen los activos, liquidez, crédito, patrimonio, rentabilidad, entre otros, de los bancos y entidades financieras. El sector financiero es uno de los más golpeados por la crisis, principalmente por la salida de depósitos, que en los últimos meses se han desacelerados, según reflejan cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, pero que aún no han sido oficializados por el Banco Central.

Pero además también el BCN, que lleva años mostrando debilidades en la calidad de sus estadísticas, no ha publicado los indicadores financieros semanales, cuya actualización está hasta abril. Este reporte también contiene la evolución de los distintos tipos de depósitos, el encaje legal semanal, las tasas promedios ponderadas, así como la situación del líbor que está ligado a las tasas de los créditos hipotecarios. Estos llevan 67 días de retrasos.

Lea también: BCN confirma desastre en inversión extranjera y el turismo en el 2018 por crisis política

¿Más desempleo?

La economía también está caminando “a ciegas” en su mercado laboral. El BCN lleva más de 63 de días de retraso en la divulgación de los números sobre la afiliación al INSS y del Gobierno. Los últimos indicadores están hasta febrero, los que mostraban caídas.

Funides teme que este último indicador se haya deteriorado a mayor velocidad tras la puesta en marcha de la reforma tributaria y de la Seguridad Social, que profundizaron la recesión económica, cuyo Producto Interno Bruto apunta a una caída de entre 5.4 y 6.8 por ciento este año, mayor al 3.8 por ciento en el 2018.

Desde hace 56 días que no se publica el  Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), el que dejaría en evidencia clara la situación de cada uno de los principales sectores económicos, los que en su mayoría estaban cayendo, según la última actualización en febrero de este año.

Ese mismo periodo de rezago del indicador anterior acumula el informe de Comercio Exterior, que suele publicarse cada mes. Los últimos datos son hasta abril de este año y en el mismo se conoce con exactitud las importaciones, las exportaciones, el déficit comercial, entre otros.

Y también se acumulan más de 52 días de rezagos en la actualización de datos relacionados con la producción nacional. Estos suelen divulgarse mensualmente, según registros.

Desde el año pasado el Banco Central ha impuesto un “apagón” informativo, que comenzó con la exclusión de sus conferencias de prensa a los medios independientes.

Lea además: BCN lleva 35 días de secretismo sobre debacle económica de Nicaragua

¿Qué pasa en construcción?

También se desconoce el estado de la construcción privada, cuya actualización está hasta el cuarto trimestre del año pasado.
En la misma se recoge información sobre el área de construcción de todos los sectores, así como permite conocer el estado de este sector en las regiones del país.