Presuntos paramilitares disparan hacia la casa del vicealcalde de Wiwilí, Jinotega

Presuntos paramilitares realizaron tres disparos de AK y desprendieron cerraduras en vivienda de Manuel Blandón, vicealcalde de Wiwilí

Manuel Blandón Zamora, vicealcalde, de 24 año, y Reyna hernández, de 50, alcaldesa de Wiwilí, en el departamento de Jinotega FOTO: LA PRENSA/ Cortesía

Los vecinos escucharon las detonaciones entre las 10:00 y las 11:00 de la noche del reciente jueves; pero él, que estaba dormido, no. Fue hasta el amanecer de ayer viernes que Manuel Blandón Zamora, vicealcalde de Wiwilí, en el departamento de Jinotega, se enteró de lo que había ocurrido en su casa, ubicada en el sector dos del municipio.

Tres disparos de AK en las puertas de su vivienda y las cerraduras desprendidas —presuntamente por paramilitares— alertaron al joven vicealcalde, de 24 años, al igual que a la alcaldesa Reyna Hernández, quien considera que se trata de una advertencia para ella y no para Blandón, ya que no hubo ningún otro daño en la propiedad ni a las personas que estaban en la casa.

Puede interesarle: Ejecuciones selectivas son indicios de una nueva fase de represión en Nicaragua, advierten expertos en seguridad ciudadana

“Él es bien calmo, no se ha metido en nada (protestas contra el gobierno orteguista). Pero ellos han estado queriendo que yo me corra (de la alcaldía), pero como no me he corrido, tal vez quieren que el chavalo se corra (deje sus funciones como vicealcalde)”, dice Reyna Hernández, tratando de encontrar una explicación al acto delictivo sucedido en la casa de Blandón, donde vive solo con su pareja desde hace 18 meses, cuando llegó a la alcaldía, porque él es originario de una comunidad.

Diario LA PRENSA intentó comunicarse vía telefónica con Blandón, para obtener su versión de los hechos, pero no fue posible localizarlo.

Asedio a las autoridades

Reyna Hernández, de 50 años, acepta que ella sí se ha involucrado en las protestas ciudadanas autoconvocadas, que desde abril de 2018 han exigido la salida del poder de la pareja dictatorial Ortega Murillo.

Sin embargo, asegura que el asedio y la presión por sacar de la Alcaldía de Wiwilí a las autoridades que llegaron a la comuna mediante el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) inició desde que asumieron.

“Es que a ellos (el Frente Sandinista) les dolió mucho que nosotros (PLC) le hubiéramos quitado la alcaldía)”, confía Hernández. El PLC llegó a la comuna hace 18 meses, derrotando a los candidatos del FSLN y después de que el orteguismo gobernara Wiwilí durante dos periodos consecutivos.

Lea también: Matan a balazos a dos hombres en Nueva Segovia, uno de ellos reconocido opositor al régimen de Daniel Ortega

La alcaldesa afirma que ella no ha recibido amenazas directas, pero otros funcionarios sí. Simpatizantes de la dictadura orteguista recurren a diferentes páginas en las redes sociales —una de las tantas es llamada “Antigolpista, antiterrorista Wiwilí”— a través de las cuales ofenden y amenazan a las autoridades, según Hernández.

“Ello nos han dicho que por un sandinista muerto, vamos a ser cinco (muertos) de nosotros (autoridades del PLC). Yo no les tengo miedo a esas amenazas. De hecho cuando ellos amenazan, cumplen. Ya han matado a tres de la alcaldía”, denuncia.

Mensaje reciente

La presión que ha tenido Reyna Hernández para que deje la alcaldía ha sido grande, pero aún con todo lo que ha pasado ella afirma “no tener miedo”. Tampoco piensa “entregar” el control de la comuna ni se les va a “correr”, dice, pues está clara de su rol en la que considera una de las “alcaldías más importantes del departamento”.

Lea además: Ordenan medidas cautelares para empresario leonés Ariel Terán

Con los hechos sucedidos en la casa del vicealcalde, ella no duda que la advertencia sea la misma: “El mensaje es para que abandonemos la alcaldía y se las dejemos (a los orteguistas). Eso es lo que ellos han pronunciado siempre que pasan cosas. Es lo que ellos quieren”, señala.

Tres asesinados del PLC en 18 meses

Desde que el PLC llegó a la Alcaldía de Wiwilí, hace 18 meses, tres funcionarios liberales han sido asesinados en el municipio.

La primera víctima fue Elías Pineda, quien durante las elecciones departamentales fungió como fiscal. Pineda fue asesinado en la casa de campaña de Wiwilí el mismo día de las elecciones. Cuando se supo que el PLC había ganado, se crearon inconformidades por parte de orteguistas y en medio de una trifulca le quitaron la vida.

Hace seis meses Néstor Uriel Aráuz, de 41 años, encargado de Servicios Municipales de la alcaldía fue asesinado en una emboscada cuando se trasladaba en una moto de regreso a su casa. Sujetos desconocidos lo interceptaron y le dispararon. Murió en el instante.

El caso más reciente fue el del abogado Oscar Herrera, de 40 años. Era el asesor legal de la alcaldía y además de opositor, un crítico del Gobierno. Herrera estaba es un bar tomando y cuando salió del lugar, lo interceptó un encapuchado que sin mediar palabra le disparó dos veces en el pecho.

Se presume que en los tres crímenes pudieron participar paramilitares o simpatizantes orteguistas. Sin embargo, ninguno ha sido esclarecido hasta la fecha por la Policía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: