Icefi teme fracaso en resultados de la reforma de la Ley de Concertación Tributaria y prevé déficit en Nicaragua

“Merecen especial atención Costa Rica y Nicaragua, que aprobaron reformas tributarias recientes y cuyos resultados, en términos de mejora de la recaudación, están todavía en entredicho”, precisa el centro de investigación fiscal

La Dirección General de Ingresos (DGI) es la encargada de recaudar los impuestos en Nicaragua. LA PRENSA/ ARCHIVO

La Dirección General de Ingresos (DGI) es la encargada de recaudar los impuestos en Nicaragua. LA PRENSA/ ARCHIVO

Las crisis políticas, la pérdida de legitimidad de los gobiernos, menor crecimiento económico y menoscabo de la eficiencia de las administraciones tributarias, entre otros factores, están provocando que en Centroamérica los ingresos tributarios estén cayendo, según resultados al primer semestre de este año, alertó ayer el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

Lea además:Reforma fiscal ha provocado fuertes alzas en los precios al consumidor

En el caso de Nicaragua advirtió que pese a la reforma a la Ley de Concertación Tributaria al término de este año no se van a lograr ingresos fiscales adicionales a la meta presupuestaria inicial, es decir antes del ajuste tributario.

“Los efectos inmediatos observables, relacionados con la caída de la recaudación son la disminución del gasto y la inversión pública (El Salvador, Guatemala y Nicaragua) y una mayor velocidad de endeudamiento público (Panamá y El Salvador)”, señaló.
El centro de investigación recuerda que más del noventa por ciento de los fondos con que se ejecutan obras públicas depende de los ingresos tributarios, principalmente en los países que integran el Triángulo Norte, de ahí la alerta.

“Merecen especial atención Costa Rica y Nicaragua, que aprobaron reformas tributarias recientes y cuyos resultados, en términos de mejora de la recaudación, están todavía en entredicho”, precisa.

Para el caso de Nicaragua, el Icefi dice que la proyección de cierre de la carga tributaria, “si todas las variables continúan la tendencia actual, se ubica en 15.1 por ciento, por debajo del 15.6 por ciento de 2018 y del 15.4 por ciento previsto en el presupuesto de ingresos para el presente año”.

Lea también: Reformas INSS y Tributaria son insuficientes para resolver los problemas financieros del régimen de Daniel Ortega

El Icefi recuerda que la economía de Nicaragua y la recaudación continúa sufriendo las consecuencias de la crisis política del año pasado y “esta inestabilidad provocó un fuerte descenso de la recaudación tributaria en 2018 y los datos apuntan a que la dinámica persiste en 2019, a pesar de la vigencia de una reforma a la Ley de Concertación Tributaria aprobada en los primeros meses del presente año”.

Para el Icefi este descenso de la carga impositiva como porcentaje del Producto Interno Bruto ocasionará que el Gobierno de Nicaragua termine con un déficit recaudatorio de 1,038.7 millones de córdobas (unos 31.2 millones de dólares) con respecto a su meta inicial plasmado en el Presupuesto General de la República.

Puede interesarle: Evaluación de la reforma fiscal se extiende hasta finales de julio a las puertas del inicio de la revisión de salario mínimo

Hasta ahora el régimen no ha actualizado su meta fiscal y está evaluando su reforma tributaria para impulsar posiblemente otro ajuste tributario.