Opositores esperan una reacción en la OEA ante negativa de Ortega a seguir dialogando

José Pallais, exvicecanciller y miembro de la Alianza Cívica, dijo que la expectativa es que en la OEA se brinde un informe sobre si hay avances para conformación de la comisión de alto nivel que viaje a Nicaragua

Daniel Ortega, Alianza Cívica, Nicaragua, OEA

El dictador Daniel Ortega junto al presidente de Osetia del Sur, Anatoli Bibilov, el viernes 19 de julio. LA PRENSA/ TOMADO DE PRESIDENCIA

Entre los miembros de la Alianza Cívica (AC) se espera que la Organización de Estados Americanos (OEA) tome una postura y acelere sus mecanismos contra la dictadura de Daniel Ortega, luego que éste pusiera fin a las negociaciones con la oposición para superar la crisis sociopolítica causada por la represión de la dictadura al pueblo.

Este miércoles, el Consejo Permanente de la OEA sostendrá dos reuniones ordinarias para conmemorar el nacimiento de Simón Bolívar, pero aprovecharán para ver temas pendientes en donde la crisis nicaragüense podría abordarse.

José Pallais, exvicecanciller y miembro de la Alianza Cívica, dijo que la expectativa es que en la OEA se brinde un informe sobre si hay avances para conformación de la comisión de alto nivel que viaje a Nicaragua a realizar gestiones para superar la crisis causada por la represión del régimen.

Lea además: Daniel Ortega cierra la puerta del diálogo y dice que se está preparando para las elecciones de 2021

Según Pallais, conocen que hay consultas bilaterales entre los representantes de los países del hemisferio para lograr el consenso para conformar la comisión del más alto nivel del organismo continental, que en un plazo máximo de 75 días deberá rendir un informe al Consejo Permanente sobre la situación de Nicaragua.

La Alianza Cívica emplazó al régimen a retomar las conversaciones el 31 de julio próximo. Pallais afirmó que si ese día la delegación de la dictadura no asiste al Incae, sede de las conversaciones, entonces conversarán con los testigos y acompañantes, el nuncio Waldemar Sommertang y Luis Ángel Rosadilla, enviado especial de la OEA, para determinar qué pasos dará la oposición.

Desde abril del 2018 los nicaragüenses exigen la salida de Ortega del poder tras la masacre de la Policía Orteguista (PO) y paramilitares a ciudadanos que protestaron. Al menos 326 personas han sido asesinadas, según organismos de derechos humanos.

La dictadura ahonda más la crisis nacional al ignorar la demanda de 21 países de la OEA, que exigen el retorno al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y retomar la negociación política, para realizar una reforma electoral que conduzcan a elecciones transparentes.

Lea también: Analistas aseguran que Daniel Ortega tendrá que negociar

La opositora Alianza Cívica demanda el adelanto de los comicios, sin embargo, Ortega se aferra al poder afirmando que las elecciones serán hasta el 2021, cuando se le vence el tercer período consecutivo en el gobierno.

«En el 2021 vendrán las elecciones. Y nosotros ya estamos preparados para ganar esas elecciones, y se harán las reformas, los ajustes que sean necesarios dentro del marco de la ley, dentro del marco de la Constitución, reformas a la Ley electoral. ¿Para qué? Para que aquí nadie venga a quejarse después que les robamos las elecciones”, manifestó el dictador en el momento más eufórico de su discurso y ante la ovación de sus simpatizantes.

Puede interesarle: Gustavo Porras endiosa a Daniel Ortega: “es la síntesis de los sentimientos de este pueblo nicaragüense”

Las negociaciones entre la Alianza Cívica y la dictadura orteguista están suspendidas desde mediados de mayo, luego del asesinato del preso político Eddy Montes por custodios en el penal de Tipitapa.