CPDH registra 1,747 denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en el primer semestre de 2019

El organismo presentó este lunes un informe semestral sobre las violaciones a los derechos que el régimen de Daniel Ortega ha cometido durante los primeros seis meses de este año

CPDH presenta informe semestral sobre denuncias de violaciones a los derechos humanos. LAPRENSA/L. López

Un total de 1,747 denuncias sobre violaciones de derechos humanos recibió la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) durante el primer semestre de 2019, siendo el primer transgresor la Policía Orteguista (PO).

El organismo presentó este lunes un informe sobre las violaciones a los derechos que el régimen de Daniel Ortega ha cometido durante los primeros seis meses de este año, bajo el contexto de la represión de las protestas sociales iniciadas en abril de 2018.

Lea además: “Nos ven con odio y nos dicen abogados golpistas», denuncian defensores de reos políticos

El informe reveló ocho muertes vinculadas a fines políticos, registrados en Jinotega, León, Wiwilí y Honduras, además de siete desaparecidos. La persecución política, amenazas, acoso y asedio, así como detención ilegal son las tres primeras causas registradas en las denuncias. Los hombres son las principales víctimas de estas violaciones cometidas por el régimen. El 32 por ciento de los denunciantes fueron menores de 30 años de edad. Cabe destacar que la PO es el principal brazo represor de la dictadura de Ortega, y autores de ser violadores de derechos humanos de los nicaragüenses.

Managua y Jinotega son los primeros lugares desde donde se reportan las  mayores denuncias, con casi 700 y 200 casos respectivamente. Le siguen Matagalpa, Masaya y León.

Del total de las denuncias, 967 casos ya se encuentran cerrados, lo que significa que la persona recibió una resolución, y el resto se encuentra en proceso.

Lea también: Asedio de la Policía Orteguista en las afueras de la CPDH por «piquete exprés»

Represión no disminuye

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH, expresó que aunque el año pasado se vivió los meses más crudo de la represión por parte del régimen orteguista, esta continúa bajo una «represión selectiva», que identifica a las personas que participaron o aún participan de las manifestaciones azul y blanco. «No tenemos una policía profesional, esto demuestra que la policía que tenemos en vez de darnos seguridad nos da acoso, asedio y amenazas y esto definitivamente no puede seguir», declaró Carmona.

El defensor de derechos humanos señaló que Nicaragua está bajo un estado policíaco: «hay una etapa de persecución directa hacia la persona que está defendiendo los derechos humanos, protestando, y estas acciones hacen que el Estado no esté defendiendo los derechos elementales: siguen dándose casos de violencia intrafamiliar, las mujeres van a la policía y hacen caso omiso, sin embargo, llamás a la policía por un piquete de chimbombas e inmediatamente los tenés en un minuto, estas son situaciones donde el Estado ha dejado indefensos a los nicaragüenses producto que se ha concentrado en esa represión selectiva de los nicaragüenses».

De acuerdo a Carla Sequiera, directora de asesoría legal de la CPDH, en este 2019 hubo un incremento de las denuncias del 35 por ciento en comparación al primer semestre de 2018, que reportó 1,200 denuncias. «Las tipificaciones que se realizaron el año pasado fueron diferentes, la mayor violación de derechos humanos (de 2019) es acerca de persecución política, el año pasado hablábamos de asesinatos, asedio, violación a los derechos laborales, en este caso observamos que existe un aumento de las denuncias y da una pauta que las violaciones por parte de Estado han aumentado», señaló Sequiera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: