Jaime Arellano y Aníbal Toruño regresan a Nicaragua después de nueve meses en el exilio

Arellano salió de Nicaragua en noviembre de 2018 porque tenía problemas de salud provocados por el hostigamiento de la dictadura orteguista contra él y su familia

El comentarista político Jaime Arellano y el periodista y propietario de Radio Darío, Anibal Toruño, regresaron la tarde de este jueves a Nicaragua, después de más de nueve meses fuera del país a causa del asedio e intimidación por parte del régimen orteguista.

«Nuestra intención nunca fue quedarnos afuera, siempre era regresar y volver a Nicaragua. Nueve meses esperando este momento de poder volver», aseguró Arellano. Agregó que hablaron con miembros de la Alianza Cívica sobre las condiciones que habían para regresar.

Le puede interesar: Estas son las reformas electorales que propone la Alianza Cívica para Nicaragua

«Nos reunimos un sinnúmero de periodistas y comunicadores que quieren volver a Nicaragua. La mayoría de nicaragüenses quieren volver a Nicaragua y nos designaron, nos pidieron a Aníbal y a mí que viniéramos, que nos reuniéramos con las autoridades, con la Alianza Cívica, con la UNAB y que viéramos las condicione», agregó Arellano.

Por su parte, el propietario de Radio Darío reiteró el riesgo que implica regresar del exilio. «Regresar siempre fue un riesgo. Estamos en un contínuo asedio, siguen asediando los medios de comunicación, pero la idea de regresar es continuar con la lucha por la libertad de expresión, la lucha por construir un país y una nación en democracia», señaló.

Lea también: Si Ortega se niega a trabajar con la Comisión de la OEA, Estados Unidos reaccionará «de manera muy contundente», asegura Carlos Trujillo

«Regresar siempre fue un riesgo. Estamos en un contínuo asedio, siguen asediando los medios de comunicación, pero la idea de regresar es continuar con la lucha por la libertad de expresión, la lucha por construir un país y una nación en democracia».

Miembros de la Alianza Cívica reciben a Toruño y Arellano

A la llegada de Arellano y de Toruño estaban miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, así como diferentes medios de comunicación independientes.

Juan Sebastián Chamorro, Michael Heally y José Pallais eran los miembros de la Alianza Cívica que llegaron a recibir a los ciudadanos.

Arellano salió de Nicaragua en noviembre de 2018 porque tenía problemas de salud provocados por el hostigamiento de la dictadura orteguista contra él y su familia. Posterior a la captura de los periodistas Lucía Pineda y Miguel Mora, el 21 de diciembre, en la amplicación de la causa contra los reporteros, se incluyó a Arellano, girándole orden de captura.

La dictadura también quería apresar a los periodista Luis Galeano y Jackson Orozco, del Canal 100% Noticias, quienes también están en el exilio. En julio, el régimen cerró las causas judiciales contra los comunicadores, bajo la ley de Amnistía, creada a la medida de la dictadura. Mientras tanto, Toruño ha denunciado desde el exterior, el asedio que vive la radioemisora que sigue al aire, pese a que el régimen la incendió con él y otros nuevos trabajadores adentro el pasado 20 de abril.

Toruño ha recibido amenazas de muerte. Desde el exilio ha señalado que la emisora sufre constante asedio. En enero, el jefe de prensa de Radio Darío, Leo Cárcamo, fue secuestrado, y después liberado por la PO. En ese momento responsabilizó al comisionado mayor Fidel de Jesús Domínguez Álvarez, jefe de la Policía de ese departamento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: