CIDH condena actitud de policías que dejaron morir ahogado a un hombre en Bluefields

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos declaró que los policías ignoraron el pedido de ayuda de una persona.

Capturas de video cuando policías dejar ahogarse al joven Evan sTeylor.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este jueves la actitud de los policías que dejaron morir ahogado a Evans Taylor Williams, en Bluefields, aunque tenían todas las condiciones para rescatarlo, según se puede observar en un video que grabaron civiles.

El organismo de defensa de derechos humanos manifestó su condena en Twitter, donde explicó que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), creado por la CIDH, accedió al video donde se escucha a Taylor pedir auxilio y este es ignorado por los policías, quienes se encontraban en una lancha, en aguas del muelle de la ciudad de Bluefields, Caribe Sur del país.

En el momento del hecho, la Policía de Bluefields perseguía a Taylor, de 25 años y conocido como «Barrabás», quien se encontraba en una panga en la bahía del muelle. Para evitar ser alcanzado por los policías, el joven decidió lanzarse al agua pese a que no sabía nadar.

Según una nota de prensa emitida por la Policía, la víctima tenía antecedentes policiales de»robo con violencia, hurto, estafa y amenazas con arma blanca». También la Policía dijo en el comunicado que Taylor Williams «al percatarse de la presencia policial, se lanzó al agua, lamentablemente falleció por ahogamiento». Sin embargo, la Policía no especificó por qué los agentes que aparecen en el video no auxiliaron al hombre y lo dejaron morir.

Esta noticia ha intensificado las críticas y el rechazo a la Policía de Nicaragua, una institución que es utilizada como brazo represor del régimen de Daniel Ortega. El abogado y exfuncionario judicial de Nicaragua, Yader Morazán, explicó en su cuenta de Twitter que «la muerte por ahogo de Barrrabas en Bluefields, no fue en la nariz de la policía, sino en sus manos. El delito se llama omisión de auxilio, y se atribuye cuando estando sin riesgo, se omite prestar auxilio a una persona en peligro (art. 160 de nuestro Código Penal)».

Este hecho viene a reconfirmar la falta de humanidad de la policía nicaragüense, que además es una institución desprestigiada, sin credibilidad y acusada de «crímenes de lesa humanidad» por investigadores internacionales del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). El GIEI constató la brutal represión policial y paramilitar contra las protestas civiles, que dejó más de 328 muertos desde el 19 de abril de 2019, según la propia CIDH.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: