Sin reelección presidencial y prohibido que el cónyuge del presidente participe como candidato. Esta es la propuesta del Grupo pro reforma electoral

La propuesta gira en quitar a los actuales magistrados electorales, despartidizar la estructura electoral, promover la competencia justa y la transparencia en la entrega de los resultados

Managua, Nicaragua 20 de de Septiembre del 2019 .Foro ¨Discusion Juridica y Politicas de las Reformas Electorales ¨ del Grupo Pro Reformas Electoral en Hotel Inter de MetroCentro Expositores Gabriel Alvarez, Jose Peraza ,Yader Loza,Roberto Courtney y Freddy Blandon(facilitador) . FOTO/LA PRENSA/Uriel Molina

El Grupo Pro Reformas Electorales, integrado por expertos en ese tema, presentó este viernes su propuesta de reforma electoral sobre la base de recuperar la confianza en el sistema electoral, el restablecimiento de la transparencia y garantías electorales, apertura de competencia electoral y mecanismos de participación ciudadana.

Aunque los cambios más importantes en el sistema electoral tienen que ver con quitar a los actuales magistrados electorales, despartidizar la estructura electoral, promover la competencia justa y la transparencia en la entrega de los resultados, los puntos más aclamados por la ciudadanía son la no reelección presidencial y la prohibición de que el cónyuge del presidente participe como candidato a la presidencia o vicepresidencia, lo que ha sido la mayor polémica política en Nicaragua desde que Daniel Ortega se reeligió por segunda vez consecutiva de la mano de su esposa, Rosario Murillo, como la vicepresidenta.

Lea también: Rosario Murillo, la heredera del poder en Nicaragua

El jurista y experto en temas constitucionales Gabriel Álvarez, quien participó como exponente en la presentación de la propuesta, explicó que para ambas prohibiciones es necesario modificar la Constitución Política, como lo propone la reforma del Grupo Pro Reforma Electoral.

La propuesta establece la prohibición absoluta a la reelección presidencial, lo que significa «que aquella persona que haya sido Presidente de la República, en cualquier momento de la historia, no puede volver a ser candidato y no puede volver a ser Presidente de la República», aseveró Álvarez.

El jurista también dijo que para que se acabe todo tipo de interpretaciones sobre el artículo 147 de la Constitución Política; el cual prohíbe ser candidato presidencial a un pariente del Presidente o Vicepresidente de la República dentro del cuarto grado de consanguinidad y los que sean o hayan sido parientes dentro del segundo grado de afinidad, lo que propone el Grupo Pro Reforma Electoral es dejar claro que el cónyuge no puede ser candidato presidencial.

«Para que se acaben ese tipo de discusiones e interpretaciones decimos directamente que está prohibido para el cónyuge de quien haya sido el Presidente ser candidato presidencial», manifestó Álvarez en la presentación. Ante estas dos propuestas hubo una gran ovación de los presentes, una diversidad de actores políticos y ciudadanía en general.

Managua, Nicaragua 20 de de Septiembre del 2019 .Foro ¨Discusion Juridica y Politicas de las Reformas Electorales ¨ del Grupo Pro Reformas Electoral en Hotel Inter de MetroCentro Expositores Gabriel Alvarez, Jose Peraza ,Yader Loza,Roberto Courtney y Freddy Blandon(facilitador) . FOTO/LA PRENSA/Uriel Molina

La propuesta de reforma también plantea eliminar las dos diputaciones «regaladas». «Eliminar las diputaciones para presidente saliente y la del candidato a Presidente que obtuvo el segundo lugar», establece el proyecto.

El Grupo Pro Reforma Electoral presentó su propuesta en el foro «Discusión jurídica y política de las reformas electorales», que reunió a una gran diversidad de actores políticos, diputados, miembros de partidos, miembros de organizaciones civiles, jóvenes, excarcelados y ciudadanos críticos del sistema. Los exponentes fueron Gabriel Álvarez; la también abogada María Antonieta Fiallos; el politólogo José Antonio Peraza y el director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney.

El pasado 29 de agosto, la organización opositora Alianza Cívica, nacida del diálogo nacional, también presentó su propuesta de reforma electoral, compuesta de 18 puntos sustanciales que coinciden en gran parte con la propuesta del Grupo Pro Reforma Electoral.

En los últimos meses los sectores opositores han promovido el debate de las reformas electorales debido a que el sistema electoral de Nicaragua carece totalmente de credibilidad y confianza, porque está totalmente controlado por los miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), actual partido gobernante, encabezado por el dictador Daniel Ortega. Aunque el tema de la reforma electoral ha sido una demanda de las organizaciones políticas y de observación electoral desde el 2008, cuando se ejecutó el que fue calificado como «el fraude mejor documento de la historia de Nicaragua», ahora cobra mayor importancia por la necesidad de salir de la crisis que vive el país desde abril de 2018, cuando comenzó la represión contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder.

Los sectores opositores reconocen que el éxito de las reformas electorales será llegar a un consenso entre todos y luego presionar a Ortega a negociar y aprobarla. Durante el foro, María Antonieta Fiallos dijo que la idea es «que juntos en una solo voz demandemos reformas electorales».

Observaciones

La diputada liberal Azucena Castillo, quien se presentó al evento, dijo que a esta propuesta le faltó dejar bien claras y detalladas las calidades que debe de tener un candidato presidencial, porque la propuesta se centra en todo lo necesario para una votación justa, pero no previene de candidatos indeseables, que luego se convierten en Presidentes del país.

«En la Constitución Política se debe expresar claramente que las calidades morales, cívicas y éticas deben de ser constatables en un candidato a la presidencia», dijo Castillo.

Pedro Belli, director del Tribunal Electoral Cívico de Hagamos Democracia, dijo que le agregaría a la propuesta que se elija a los diputados por distrito y no por partido, para que respondan a los electores, no al partido.

Según Belli, con ese sistema, «si lo diputados no votan a favor de lo que los electores quieren, entonces en la próxima elección se desaparecen», manifestó Belli.

El diputado miskito Brooklyn Rivera, que también llegó como espectador, se quejó de que la propuesta no es inclusiva de las costumbre de los pueblos indígenas de la Costa Caribe del país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: