Galería | Huracanes, los más violentos en los últimos 120 años de historia de Nicaragua

La mayoría de los huracanes que han entrado a Nicaragua alcanzan la intensidad 1 en la escala internacional de huracanes, pero el Juana fue de 4 y, el más letal, el Mitch, fue de 5

Las aguas del Mitch provocaron el deslave del volcán Casita. LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

En los últimos 124 años de la historia de Nicaragua, casi 50 ciclones tropicales han afectado territorio de Nicaragua, muchos de los cuales, al menos el 45 por ciento, alcanzaron la categoría de huracán. De acuerdo con el Ineter, los huracanes más desvastadores han sido el Irene (1971), Alleta (1982), Joan o Juana (1988) y el Mitch (1998).

La mayoría de los huracanes que han entrado a Nicaragua alcanzan la intensidad 1 en la escala internacional de huracanes, pero el Juana fue de 4 y, el más letal, el Mitch, fue de 5.

El pacífico nicaragüense ha sido menos afectado que el atlántico. Según Ineter, los huracanes en Nicaragua se originan al norte y «es muy poco probable que afecten al territorio nacional, debido a que para acercarse un huracán al litoral del Pacífico nicaragüense sería necesario un fuerte componente del Oeste, lo que es poco probable».

Otra curiosidad de los huracanes en Nicaragua, es que «los impactos indirectos suelen ser más catastróficos que los impactos directos.

El Irene

LA PRENSA/ ARCHIVO

Entre el 16 y el 20 de septiembre de 1971, el huracán Irene entró a Nicaragua por el sur de Bluefields. Logró atravesar el país para salir al Oceáno Pacífico. Las ciudades más afectadas fueron Rivas, Corinto y Bluefields.

LA PRENSA/ ARCHIVO

En el kilómetro 64 de la carretera Granada-Nandaime, donde el pavimento era muy estrecho, las fuertes correntadas, provocadas por las lluvias del Irene, erosionaron la tierra provocando derrumbes como el que se ve arriba.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Un habitante de El Rama sacó sus pertenencia cuando las aguas del río casi le cubren las rodillas. Por donde el Irene pasó, las personas tuvieron que ser evacuadas. En San Carlos, Río San Juan, la gente huyó a los lugares más altos, mientras el temor se apoderó de islas como Solentiname y Ometepe.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Los alambres de alta tensión detuvieron la caída total de este árbol que sucumbió ante los vientos del Irene. El peso del árbol arrancó de su base a uno de los postes que sostenían el alambrado eléctrico.

LA PRENSA/ ARCHIVO

La estación de lo que era el antiguo tranvía, situada al final de la calle La Calzada, en la ciudad de Granada, sufrió daños al desprenderse varias tejas de zinc. El lago subió hasta allí a causa del Irene.

LA PRENSA/ ARCHIVO

La gente que quedó necesitada, tras el huracán Irene, se volcó entre los escombros de establecimientos destruidos por un incendio duante el Irene. En la gráfica de arriba, hombres, mujeres y niños buscan afanosamente entre lo que fue la ferretería Llanes-López.

El Alleta

LA PRENSA/ ARCHIVO

Este huracán se formó en el pacífico y afectó principalmente a esta zona y a la región central. Las lluvias más fuertes fueron los días 23, 24 y 25, ocasionando más daños en Chinandega, León y Corinto. En la gráfica, la afectación a un puente cercano a Xiloá, en Managua.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Habitantes del barrio Pablo Úbeda, al norte de La Fuente, en Managua, fueron evacuados por la Cruz Roja y alojados en casas de campañas.

LA PRENSA/ ARCHIVO

En el barrio Arlen Siu, de Tipitapa, las corrientes provocadas por las lluvias del Alleta causaron inundaciones y varias familias debieron ser evacuadas de sus hogares.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Un hombre asido de un cable intenta cruzar un río en León, después de 72 horas de lluvias y que las aguas arrasaron con el puente La Leona, dejando incomunicada a la ciudad metropolitana.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Un brigadista se desliza en una cuerda para cruzar una hamaca con un niño deshidratado y llevarlo al otro lado del río Las Cañas, en San Isidro, Matagalpa, para que el infante recibiera tratamiento médico.

El Juana

Octubre de 1988 fue fatal para los nicaragüenses por el paso en todo el país del huracán Juana. Los peores días fueron el 22 y el 23. Donde más llovió fue en Managua, Nandaime, León, Rivas y Juigalpa, según datos de Ineter.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Un helicóptero de la Fuerza Aérea Sandinista sobrevuela las zonas afectadas por el Juana en El Rama, donde se crecieron las aguas del río Escondido.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Barcos en Granada transportando a refugiados por el Gran Lago.

LA PRENSA/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Bluefields en escombro tras el paso del huracán Juana.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Iglesia Anglicana de Bluefields, donde murieron seis personas.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Refugiados de El Rame en Managua, en el Instituto Manuel Olivares Rodríguez.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Refugiados indígenas de la etnia rama, provenientes de la isla Rama Cay, esperando alimentos.

El Mitch

El más violento, inició el 22 de octubre de 1998 y concluyó el 31 del mismo mes. Figura entre los huracanes más intensos del siglo XX

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

Las aguas de las lluvias provocadas por el Mitch causó el deslave en las faldas del volcán Casita.

LA PRENSA/ ARCHIVO/ REPRODUCCIÓN DE YURI SALVATIERRA

En medio del dolor, la gente entierra a los muertos durante el paso del Mitch por Nicaragua.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Miembros del Ejército rescatan a personas afectadas por el huracán mitch, en octubre de 1998.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Miembros del Ejército y la Policía trasladando personas heridas por el deslave del volcán Casita en Posoltega.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: