CONTENIDO PATROCINADO

Hugo driver, una forma de generar ingresos

La plataforma de delivery, que llegó Nicaragua hace dos meses innovando la compra y entrega de productos a domicilio, se ha convertido también en una excelente fuente de generación de ingresos para muchos motociclistas

Hugo Driver

Parte de los motorizados que conforman el staff de Hugo Driver. LA PRENSA /CORTESÍA

Van por las carreteras en sus motocicletas y una mochila morada a la espalda, quienes han recibido sus pedidos a través de ellos, dan testimonio de su amable y eficiente servicio. Van por las carreteras, contentos de formar parte de una innovadora plataforma que llegó a Nicaragua para revolucionar el servicio de entrega a domicilio. Ellos son los Hugo Driver, motociclistas independientes que se han afiliado a Hugo Technologies y piezas fundamentales de este modelo de negocio compartido. Reciben las órdenes de los clientes en sus teléfonos, retiran en los establecimientos y entregan a domicilio.

Al iniciar su jornada laboral visitan la base de Hugo para retirar la mochila, luego se ubican en diferentes zonas de calor, cerca de los comercios más demandados y regresan al final de su jornada a entregar la mochila. «La aplicación es inteligente y va determinando cuáles son los pedidos que van saliendo y cuál es el driver que está más cerca, nosotros les orientamos dónde necesitamos mayor concentración de driver, pero ellos también pueden ver en la aplicación los pedidos que van saliendo y las zonas de calor», explica Luis Álvarez, gerente de operaciones para Hugo Technologies en Nicaragua.

Motorizados contentos

Amos Ulloa, de Villa Progreso, es uno de los 200 motociclistas afiliados a la plataforma y dijo sentirse orgulloso de ser parte de esta nueva empresa. «Nos ha mejorado la economía de nuestros hogares, tenemos un ingreso bastante aceptable, el personal administrativo nos apoya en todo sentido, nos dan todas las condiciones, nos sentimos muy cómodos», dijo este Hugo que dejó su antiguo empleo al valorar que ahora tiene mejores condiciones. «He trabajado en varias empresas como delivery y una de las grandes ventajas de Hugo, tanto para el cliente como para nosotros, es que nos dedicamos a un sólo pedido y no se pierde mucho tiempo», afirmó.

El gerente de operaciones comentó que el ingreso de estos motociclistas es muy superior al de  la industria de delivery en Nicaragua, con un promedio de siete mil córdobas semanal. «Muchos de ellos estuvieron en otras empresas de rango similar y han decidido quedarse a tiempo completo, porque es un ingreso mucho más competitivo», dijo.

Es el caso de Roberto Carlos Pérez Dávila, del Barrio la esperanza, quien renunció a su trabajo en un comercio para dedicarse a tiempo completo a ser un Hugo. «Tomé esa dedición por los beneficios, los ingresos son muy buenos y el pago es semanal, ganamos muy bien, aquí uno mismo se hace su salario», manifestó este joven de 32 años, con cuyo trabajo sale adelante con su esposa y dos hijos.

Servicio estandarizado

Álvarez indicó que los motociclistas reciben entrenamiento técnico del uso de la aplicación, así como capacitaciones sobre cómo comportarse con los clientes, cómo manejar por las carreteras, entre otros, para estandarizar el servicio. Agregó que están creciendo mucho y semanalmente reciben un promedio de 50 solicitudes para afiliarse como Hugo Driver.

La flexibilidad de tiempo es uno de los atractivos de esta nueva forma de empleo que permite combinarlo con otras actividades cotidianas e inclusive con otro empleo. Hugo technologies brinda la oportunidad de trabajar solamente en la mañana, por las tardes o de noche, de manera que los motociclistas se hacen su horario según disponibilidad. Es el caso de Norman Rojas, estudiante universitario que combina sus estudios con su trabajo como Hugo.

«Ha sido una experiencia bastante satisfactoria, el trabajo es muy bien remunerado, todo el trabajo se recompensa con el pago, estamos muy arriba del salario básico, el horario es bastante flexible»,  detalla, este joven que labora como Hugo antes y después de su jornada estudiantil los fines de semana. «Antes de entrar a clases puedo hacer dos o cuatro entregas y después de clases ya me puedo quedar el resto del tiempo», dice.

Para él, además de un buen salario que le permite pagar los gastos de la universidad y el hogar, es muy importante el ambiente laboral y trabajar con gente capacitada. Igual que para su compañero Roberto Carlos Pérez, quien dice: «Todos los compañeros que estamos acá somos un buen equipo, somos unidos».

Sin duda, Hugo llegó a Nicaragua para innovar, no sólo el mercado delivery, sino también la forma en que jóvenes y adultos pueden generar ingresos de una manera flexible y muy bien remunerada.

CONTENIDO PATROCINADO
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: